Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La planta de hidrógeno de Aboño, declarada de interés europeo para obtener ayudas

El proyecto de EDP se librará de los límites a la financiación pública y será una de las 35 iniciativas en la UE que podrán recibir 5.200 millones

El CEO de ArcelorMittal Asturias, Philippe Meyran, segundo por la izquierda, recibe a la delegación del Parlamento Europeo, que llegó acompañada de la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín (con chaqueta lila). | Mara Villamuza

El proyecto para reconvertir la central térmica de carbón de Aboño en un polo de generación de hidrógeno verde ha sido declarado de interés común europeo, lo que supone un reconocimiento a la viabilidad y el carácter estratégico del plan de EDP y un espaldarazo para su desarrollo, ya que abre la vía para recibir apoyo público sin los límites en ayudas estatales que impone la UE. La planta de Aboño y otros 34 proyectos europeos podrán acceder a financiación pública por valor de hasta 5.200 millones de euros.

La Comisión Europea aprobó ayer el proyecto de interés común europeo sobre la cadena de valor del hidrógeno denominado "IPCEI Hy2Use", que fue preparado y notificado conjuntamente por trece países: Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Finlandia, Francia, Grecia, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Suecia y España. Dentro del proyecto "IPCEI Hy2Use" se seleccionaron por su ambición, innovación y carácter tractor 35 iniciativas de producción, transporte y almacenamiento de hidrógeno, y también de integración en procesos industriales, que fueron planteadas por 29 empresas. Para impulsar estos proyectos, los estados miembros aportarán hasta 5.200 millones de euros en concepto de financiación pública que respaldará otros 7.000 millones en inversiones privadas.

Entre las 35 iniciativas seleccionadas está el proyecto de EDP para construir en Aboño una planta de producción de hidrógeno verde de 100 megavatios alimentada con 400 megavatios de generación de energía renovable (eólica y solar, principalmente) que podría estar operativa en 2026. Sería la primera fase del proyecto "Valle del Hidrógeno", en el que "se prevé, en función de como evolucione el mercado, multiplicar por diez" la potencia inicial de los electrolizadores, según apuntó recientemente en unas jornadas José Manuel Pérez, director de Regulación de la División de Hidrógeno de EDP Renovables. "Todo el estudio de ingeniería ya tiene en cuenta esa posible ampliación", señaló Pérez.

Con las declaraciones de interés común, la Comisión Europea quiere dar un empujón a los proyectos de hidrógeno verde. "El hidrógeno puede ser un punto de inflexión para Europa. Es fundamental para diversificar nuestras fuentes de energía y contribuir a reducir nuestra dependencia del gas ruso", señaló Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Eurodiputados destacan que los retos a los que se enfrenta el acero crecen con la crisis del gas


La europarlamentaria finlandesa Henna Virkkunen (Demócrata-Cristianos) afirmó ayer en Avilés que la crisis energética supone una prueba de fuerza y de resistencia para la UE. Virkkunen, que ejerció de portavoz de una delegación de la Comisión de Industria del Parlamento Europeo que ha visitado Galicia y Asturias, dijo en las instalaciones de ArcelorMittal que la industria del acero se enfrenta a grandes retos por la crisis energética añadida a la descarbonización. La europarlamentaria Susana Solís, de Ciudadanos, incidió en la necesidad de que las plantas de acero y aluminio puedan seguir teniendo viabilidad. Solís recalcó que la visita de los comisionados estaba prevista para antes de la actual crisis energética y tenía por objetivo la búsqueda de soluciones al problema de las electrointensivas. "Ahora parece que el Gobierno pone encima de la mesa abrirse a negociar ese estatuto, pero está claro que teníamos un problema antes de la crisis, porque ya no éramos competitivos y ahora la situación se ha agudizado", señaló Solís, que afeó al Ejecutivo Central que todavía no haya entregado el Programa del Fondo de Transición Justa, y se pueda perder una anualidad. Nicolás González Casares, del PSOE, destacó que hay 400 millones para el PERTE de descarbonización, pero están pendientes de la Comisión de Mercado Interior de la UE.

Compartir el artículo

stats