Creativos que imaginan los videojuegos más fascinantes, ingenieros que diseñan los proyectos energéticos del futuro, organizadores de eventos a los que acuden miles de jóvenes de toda España, "cerebros" que sacan el mayor rédito imaginable a los datos diseminados en las redes, innovadores que construyen métodos pedagógicos en el metaverso... Son algunos de los perfiles profesionales que esta semana que termina han protagonizado la XI Edición de "La Asturias que funciona", el ciclo sobre las empresas más prometedoras de la región que desde hace casi una década organiza LA NUEVA ESPAÑA y la Universidad de Oviedo, con el patrocinio de Unicaja y la colaboración de la Sociedad de Promoción Exterior del Principado (Asturex) y los ayuntamientos de Oviedo y Siero. Las sesiones tuvieron lugar en la Facultad de Economía y Empresa y concitaron una asistencia masiva por parte de estudiantes, ya que los contenidos estaban especialmente enfocados a un público joven.

Nuria García. | Miki López

Eduardo González Fidalgo, profesor de Organización de Empresas de la Universidad de Oviedo, fue el encargado de moderar la primera mesa, que abordó la organización de grandes eventos en Asturias como la feria de ocio alternativo CometCon (obra de la empresa Nimby, dirigida por Héctor Lasheras) y el torneo de fútbol base "Oviedo Cup", fundado por José Ángel Fernández. "Creo que fue una sesión muy interesante porque el tema resultaba atractivo para muchos alumnos y se trataba de empresas que empezaron muy desde abajo, como un grupo de amigos con aficiones comunes", valora González. "Los ponentes explicaron muy bien su proceso de crecimiento, cómo a medida que ganaban tamaño y clientes fueron afrontando problemas, responsabilidades y estructuras más complejas", destaca el profesor. "Estos eventos generan un gran retorno económico para Asturias, porque las familias que acuden pernoctan en hoteles, se van de compras y comen en nuestros restaurantes", apunta.

La segunda jornada versó sobre un tema tan actual como el "big data", que conforma la esencia de los negocios de la consultora Merkle (asistió su director ejecutivo en España, Manuel Blanco) y la "start up" Human Analaytics, presidida por Javier Gómez. La mesa estuvo moderada por Nuria García Rodríguez, coordinadora del Máster en Administración de Empresas. "Lo que se puso de manifiesto en la conferencia es que, en realidad, el tamaño de la empresa no importa. Tanto una gran multinacional como Merkle como una ‘start up’ como Human Analytics, con cuatro trabajadores, demuestran que los datos son una herramienta importante para los negocios y que, por tanto, es una actividad con mucho futuro", subraya García Rodríguez. "Además, los directivos resaltaron algo muy importante: que lo importante no es tanto recolectar datos porque sí, como podría suceder hace unos años, sino saber tratarlos y procesarlos para discernir cuáles son los datos de calidad que nos ayuden a tomar decisiones", remarca. La profesora, por cierto, confirma que la sesión fue del agrado de varios alumnos: "Recibí varios correos electrónicos manifestando lo interesante que les había resultado, e incluso alguno preguntó si existía algún programa formativo sobre datos".

Es lógico que la jornada con mayor asistencia de público (hasta el punto de que varios alumnos tuvieron que quedarse fuera) fuera la presentada el miércoles por Alan Wall, coordinador del Máster en Economía: Instrumentos de Análisis Económico. Porque el profesor Wall moderó un coloquio sobre algo que, más que un mero entretenimiento, es un negocio formidable: los videojuegos, un sector que en todo el mundo factura un 60% que el cine y la música juntos. "Son números muy grandes, sin duda. Me impresionaron cuando los leí", enfatiza Wall. Los protagonistas de la charla fueron Alejandro González, responsable del estudio Milkstone, y Raquel Santamaría, "coordination maganer" de Inovace, dedicada a eventos y campañas que se sirven de la realidad virtual. "Eran perfiles un poco diferentes entre sí, algo así como subsectores dentro del mundo del videojuego", detalla Wall. "No obstante, es cierto que es una industria donde en los últimos años hemos visto muchas subidas y bajadas de compra: hubo un aumento de consumo muy importante con el confinamiento, y a medida que las restricciones han ido bajando las compras han disminuido", explica el profesor. Con todo, señala, "es un fenómeno internacional que claramente va a más" y "no es necesario estar ubicado en un lugar concreto: desde una región periférica como Asturias se puede vender en cualquier parte del mundo".

Las empresas renovables fueron el objeto de análisis de la cuarta jornada, coordinada por Inés Rubín, profesora del Máster de Sistemas de Información y Análisis Contable (SIAC). Los participantes fueron Rosana Prada, responsable de Nuevos Desarrollos de Negocio de Capital Energy; y Javier Vivanco, director de Operaciones de Praxia Energy. "Los empresaros dejaron ver el potencial que puede existir en estas formas de energía para compensar un poco los problemas que hay ahora en el sector, tanto en Asturias como en el resto del país", indica Rubín.

Digitalización

Uno de los denominador comunes de las jornadas fue la digitalización, que elimina las barreras físicas y permite que las compañías asturianas más innovadoras se abran a los mercados internacionales, así como que los profesionales puedan trabajar en proyectos punteros sin abandonar su lugar de origen. "Es muy importante que los alumnos vean que existen oportunidades laborales en Asturias y que pueden quedarse en la región, porque a veces parece que todo el mundo tiene que marcharse para encontrar trabajo. Por ejemplo, la mayoría de los empleados de Capital Energy y Praxia Energy son licenciados en la Universidad de Oviedo", subraya Rubín. "Aunque tampoco es malo que algunos quieran trabajar unos años fuera y luego regresar", matiza Wall.

Los profesores también destacan que las nuevas generaciones de alumnos demuestran habilidades "como la expresión en público o unos conocimientos bastante extensos sobre lo que sucede en el mundo, así como bastante solvencia en el uso del inglés". Son la semilla de la Asturias que funcionará.