El desempleo sube en Asturias pese al adelanto de la campaña de Navidad: las claves de los últimos datos

El Principado registra 57.984 parados, 76 más que en el mes anterior y la cifra más baja para un mes de noviembre desde 2007

desempleo

desempleo

Pablo Castaño

Pablo Castaño

El adelanto de la campaña comercial de Navidad, con las rebajas del "Black Friday", no ha evitado que el paro suba en noviembre en Asturias. La región finalizó el mes con 57.984 personas en paro. Son 76 más que en octubre (un incremento del 0,13%) y 5.017 menos que hace un año (-7,96 %). Asturias encadena cuatro meses de incrementos de paro y el dato de noviembre contrasta con la bajada del 0,89% registrada en el conjunto de España.

El sector servicios, la agricultura y pesca y, sobre todo, la industria lograron reducir sus listas del paro en Asturias (con 52, 1 y 102 desempleados menos, respectivamente), pero no lograron compensar los aumentos en la construcción (67 parados más) y en el colectivo de sin empleo anterior (164 más). El paro entre los menores de 25 años creció en noviembre el 3,3%.

Durante el mes de noviembre se realizaron en Asturias 19.062 contratos laborales, 3.163 menos que en el mes anterior y 142 menos que en noviembre de 2022. El 82,3% de ellos se realizaron en el sector servicios. Los contratos indefinidos representaron el 32,6% del total en la región, mientras que a nivel nacional suponen el 41,5%.

La media de afiliados a la Seguridad Social en Asturias se cifró en noviembre en 379.280 personas, son 518 menos que el mes anterior (-0,14 %) pero 6.759 más que en el mismo mes del año anterior (1,81%).

El Gobierno regional destacó que el incremento del paro en noviembre (0,13%) es el más pequeño de los últimos nueve años y que los datos de desempleo son los mejores para noviembre desde 2007, año previo al inicio de la crisis financiera, y los de afiliación los mejores desde 2010. "Tiran del empleo en Asturias el sector del metal, los servicios –apoyados o favorecidos por el "Black Friday"– y los contratos en prácticas en ayuntamientos, que han tenido un impacto positivo", señaló la directora gerente del Servicio de Empleo del Principado (Sepepa), Begoña López.

"Nos encontramos, una vez más, con una evolución más negativa que en el conjunto de España, si bien no tan acentuada como en meses precedentes", destacó por su parte Ignacio García, director del área de Apoyo Corporativo de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), que añadió que "es imprescindible utilizar todos los instrumentos disponibles para incentivar el aumento de la actividad económica y el empleo, más aún con unas previsiones para 2024 afectadas por importantes incertidumbres.

Entre los sindicatos, UGT destacó la "fortaleza" del mercado laboral asturiano ya que finalizó noviembre con casi un 8% menos de desempleados respecto al mismo mes del año anterior, aunque también advirtió de que es preciso seguir impulsando la concertación para avanzar en medidas que mejoren la calidad del empleo. Para CC OO la subida del paro en noviembre se debe al aumento de jóvenes que demandan un primer empleo por lo que reclamó un plan de choque específico para este colectivo. "Resulta preocupante porque pone de manifiesto que Asturias es incapaz de dar trabajo a las personas que se quieren incorporar al mercado laboral, y que acabarán yéndose si aquí no lo logran", señalado la responsable de empleo del sindicato, María José Gutiérrez.

Telefónica cifra el ERE en 5.124 trabajadores, la cuarta parte de su plantilla en España

David Page

Telefónica y sindicatos arrancaron este lunes la negociación de los despidos colectivos que la compañía pretende ejecutar en España. La dirección de la empresa trasladó a los representantes sindicales su intención de activar tres expedientes de regulación de empleo (ERE) en sus grandes filiales en el mercado español para recortar plantilla. El grupo calcula que el excedente actual se sitúa en 5.124 puestos de trabajo entre las tres compañías (4.085 en Telefónica de España, 958 en Telefónica Móvil y 81 en Telefónica Soluciones), lo que supone la cuarta parte de la plantilla en España. Desde la representación de los trabajadores se apuntó que no todo el excedente detectado por la dirección del grupo tiene por qué resolverse mediante bajas, sino que también pueden articularse otras medidas como la recalificación o cambio de actividad de empleados. La cifra concreta de bajas estimadas aún no ha sido facilitada por la compañía. Los planes de Telefónica pasan por aplicar las salidas en tres años, a lo largo de toda la vigencia del nuevo plan estratégico del grupo. Los procesos de despidos colectivos está previsto que se apliquen a trabajadores mayores de 55 años (empleados nacidos en 1968 o en años anteriores) y que tengan una antigüedad mínima en la compañía de 15 años. Las salidas afectarán a todos los centros de trabajo y a todas las comunidades autónomas, según hizo público UGT, el sindicato mayoritario con representación en la compañía. De momento, la compañía no ha facilitado detalles sobre las condiciones que ofrecerá para facilitar las salidas. Telefónica no utiliza la fórmula del ERE para reducir plantilla desde 2011. Las últimas salidas fueron en planes de bajas voluntarias con indemnizaciones y beneficios sociales.