La calidad del empleo mejora en Asturias, pero por debajo de la media nacional

Un estudio sitúa a la región entre las de más temporalidad, parcialidad indeseada, alta cualificación, nivel salarial e insatisfacción laboral

Asturias  empleo

Asturias empleo

La calidad del empleo en Asturias mejoró entre 2007 y 2022, pero persiste por debajo de la media española y divergió del promedio durante el periodo: mientras en el conjunto de España este indicador avanzó 3,1 puntos, en Asturias lo hizo en 2,8 puntos, según el informe "La calidad del empleo en España y sus comunidades autónomas".

Los autores del estudio –Lorenzo Serrano, Ángel Soler y Fernando Pascual, del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, (IVIE)– sitúan a Asturias como la sexta comunidad con mejor calidad de empleo, pero una décima inferior al promedio. Por delante de Asturias y de la media nacional se sitúan cinco comunidades: País Vasco, Madrid, Cataluña, Navarra y La Rioja. De ellas, todas menos la comunidad riojana, avanzaron a mayor tasa que Asturias. La evolución también fue superior entre 2007 y 2022 en Baleares, Castilla- La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia. Asturias fue la novena en progresión.

Reproduciendo una divisoria que suele ser persistente en otros muchos indicadores económicos, de las diez regiones con mayor calidad del empleo, nueve se sitúan en la mitad norte del país y la otra es Madrid. A la inversa, las de peor calidad se localizan en la mitad sur y se ordenan –con la excepción de Extremadura, que es la última del "ranking"– siguiendo un orden creciente de norte a sur.

La calidad del empleo se mide mediante un índice sintético que integra 18 indicadores agrupados en cinco dimensiones: seguridad y ética (siniestralidad, turnicidad y brecha de género), salario y beneficios (remuneración, salarios bajos y horas extraordinarias), duración del trabajo y conciliación (jornada parcial indeseada, horario, jornadas largas y horarios poco habituales), seguridad y protección (temporalidad, precariedad, antigüedad, contratación a través de empresas de trabajo temporal) y formación y motivación (automatización, cualificación, sobrecualificación y búsqueda de otro empleo).

Índice de calidad del empleo.

Índice de calidad del empleo. / LNE

La calidad de la ocupación alcanzó el año pasado en España el valor máximo en los tres lustros del periodo analizado. La mejora fue generalizada en todas las comunidades con la excepción de Extremadura, donde empeoró en tres décimas. Los mayores incrementos se produjeron en Cataluña, Murcia y Castilla-La Mancha, con tasas de progresión entre 4,4 y 3,5 puntos, y las mejoras más débiles se localizaron en Canarias, Cantabria y Aragón, con avances en torno a los 2 puntos.

La calidad del empleo es un factor muy relevante. El estudio concluye que las regiones con más calidad del empleo tienen también tasas de actividad y empleo más elevadas y, sobre todo, tasas de paro más bajas que el resto.

Temporalidad

En materia de estabilidad laboral, la tasa de temporalidad seguía siendo muy elevada en el pasado trimestre (17,3%). Por comunidades, Extremadura se acerca al 28% de trabajadores temporales, más del doble que en otras regiones, como Madrid y Cataluña.

Asturias se mantiene en una posición elevada (19,5% de temporalidad, 2,2 puntos superior al promedio), y en cuarta posición, solo por detrás de Extremadura, Andalucía y País Vasco. No obstante, en todas las comunidades ha descendido la temporalidad de modo muy apreciable desde 2007. En el caso de Asturias, descendió en 10,65 puntos porcentuales.

Parcialidad

El 6% de los ocupados en España tiene que conformarse con un empleo a tiempo parcial, aunque desearía uno a tiempo completo, una cifra que representa casi la mitad de los trabajadores con contratos a tiempo parcial. El mínimo de empleo involuntario parcial se da en Baleares, con un 4%, frente al máximo (8,1%) registrado en Andalucía. Asturias se sitúa en sexto lugar, con una tasa del 6,6% en el pasado trimestre, seis décimas superior al promedio español. En todas las comunidades se ha acrecentado la parcialidad indeseada desde 2007. En el Principado se ha más que duplicado en el periodo.

Alta cualificación

El informe destaca el aumento en el porcentaje de las ocupaciones de alta cualificación, que alcanza el 35,3% del empleo total en España.

Aun así, continúa siendo inferior a la media de la Unión Europea (42,9%). "Las diferencias entre regiones son muy evidentes en este indicador, con un porcentaje de ocupaciones altamente cualificadas de solo el 27% en Canarias, frente al 47,1% de Madrid", dicen los autores. "También se observan desajustes sustanciales en sobrecualificación, ya que el 22,7% de los trabajadores con estudios universitarios está empleado en ocupaciones que no requieren formación superior".

Asturias es la séptima comunidad por la mayor tasa de ocupaciones de alta cualificación (34,5%), por detrás de Madrid, País Vasco, Cataluña, Navarra, Cantabria y Comunidad Valenciana, y 0,8 puntos inferior al promedio nacional.

Salarios

El informe sostiene que el avance de la remuneración de los trabajadores ha sido "decepcionante", ya que el salario medio apenas ha crecido el 5,6% en términos reales (una vez descontada la inflación) desde 2007 y se sitúa por debajo de los niveles alcanzados en 2009 y 2010. "La escasa mejora en los ingresos de los trabajadores es especialmente preocupante", dicen los autores, "para el 16,6% de los asalariados que tiene salarios por debajo de dos tercios del salario mediano" (aquel que ocupa la posición intermedia entre el más alto y el más bajo) y "para el 2,5% que realiza horas extras sin cobrarlas".

Por regiones, las diferencias por el salario medio anual alcanzan el 45,2% entre País Vasco, que ofrece los salarios más elevados, y Extremadura, la región con menor ganancia media por ocupado. Asturias ocupa la quinta posición por nivel salarial medio: 25.897 euros de 2021, 850 euros anuales por debajo de la media. País Vasco, Madrid, Navarra y Cataluña superan a Asturias por ganancia media anual por trabajador.

También la distancia entre regiones según el porcentaje de trabajadores con salarios bajos es muy importante y va desde el 5,5% de ocupados con bajos salarios de País Vasco hasta el 29,6% de Extremadura. Asturias es la séptima comunidad con mayor porcentaje de asalariados con bajas remuneraciones. Se encuadran en este grupo el 20,6% de los asalariados de la región, 4,1 puntos por encima de la media del país. La incidencia en Asturias sólo es inferior a los porcentajes que se dan en Extremadura, Canarias, Murcia, Galicia, Comunidad Valenciana y Andalucía.

Satisfacción

El Principado es la sexta región con mayor insatisfacción laboral de España, medida por el porcentaje de ocupados que buscan otro empleo. En Asturias se hallaban en esa situación en el pasado trimestre el 8,3% de los ocupados frente al 7,8% en España. Solo Extremadura, Comunidad Valenciana, Madrid, Andalucía y Murcia arrojan una insatisfacción mayor que la asturiana.