Asturias pierde dos puestos por peso industrial, aún superior al 20% del PIB

El Principado baja de la cuarta a la sexta posición entre las regiones con mayor perfil fabril, aunque sin la energía retrocede a la novena plaza

pesopib

pesopib

Asturias perdió dos puestos en el "ranking" regional español por el peso de la industria en el producto interior bruto (PIB) de cada comunidad, pese a lo cual se mantiene en puestos de cabeza y sigue superando –aunque por poco– el objetivo europeo de que el sector aporte al menos el 20% de la riqueza anual.

Según el Barómetro Industrial presentado ayer por el Consejo General de Economistas y el Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de España, a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística, Asturias pasó a ocupar en 2022 el sexto puesto por la relevancia de la actividad fabril en el PIB. Un año antes ocupaba la cuarta posición, por detrás de Navarra, La Rioja y País Vasco. Aragón y Cantabria han sido las dos comunidades que se han colocado también por delante. Se trata de las seis únicas regiones en las que la industria supera el 20% del PIB, frente al 15,9% de la media española. Asturias había descendido del 20% en 2020 por el impacto de la pandemia, pero recuperó ese nivel en 2021.

En el retroceso de dos puestos en el "ranking" ha podido influir el cierre de las centrales térmicas de Lada y Soto de la Barca, y la relativización de la contribución industrial no tanto quizá por su propia merma como por el crecimiento superior de otros sectores como el turístico y en general los servicios, que copan una contribución mayor al PIB.

La energía es la rama en la que Asturias tiene una mayor contribución: aportaba en 2021 el 4,56% del total nacional, seguida por industrias extractivas (2,45%) e industria manufacturera (2%), mientras que en el suministro de agua solo representa el 0,85%. En conjunto, Asturias supone solo el 2,39% de la industria española, lo que sitúa al Principado como la quinta comunidad con menor aportación al sector fabril nacional pese al perfil industrial de la comunidad. Esto obedece al tamaño uniprovincial de la región y de su economía. Aún así, el 2,39% es una proporción significativamente superior al peso de Asturias en el conjunto de España por PIB, censo empresarial y población activa, parámetros en los que rebasa el 1,9%.

El componente energético sigue siendo determinante en el elevado perfil industrial de la comunidad. Sin él, el peso de la industria exclusivamente manufacturera baja al entorno del 13% y la posición asturiana desciende de la sexta a la novena posición, por detrás de Navarra, País Vasco, La Rioja, Aragón, Cantabria, Cataluña, Castilla y León y Comunidad Valenciana, aunque de nuevo se mantiene por encima del promedio nacional (11,4%).

La industria aporta más del 15% del empleo asturiano frente al 13,3% en España. Ahí, Asturias es la sexta región, tras La Rioja, Navarra, Aragón, País Vasco y Cataluña.