Celsa "avanza favorablemente" en la entrada del socio español, según Industria

Los fondos titulares del grupo siderúrgico, dueño de la gijonesa Moreda Riviere, deben cumplir la exigencia del Gobierno antes del 30 de mayo

Planta de Moreda Riviere Trefilerías en Gijón. | Marcos León

Planta de Moreda Riviere Trefilerías en Gijón. | Marcos León / Javier Cuartas

Celsa, la compañía siderúrgica propietaria de la gijonesa Moreda Riviere Trefilerías, "avanza favorablemente" en el proceso de captación de capital español, afirmó el director general de Estrategia Industrial, Jordi García, en un acto organizado por el Consejo General de Economistas y COGITI.

La entrada de capital nacional en el accionariado del mayor grupo siderúrgico español es una de las exigencias que impuso el Gobierno para autorizar la toma de control de la multinacional catalana por los fondos de inversión extranjeros acreedores de la compañía. Estos vehículos de inversión financiera pudieron hacerse a fines de noviembre con la titularidad del 100% de las acciones –hasta entonces en poder de la familia Rubiralta– tras lograr una resolución judicial que homologó el plan de refinanciación y reestructuración de la deuda de Celsa que habían presentado acogiéndose a la última reforma de la ley concursal, que faculta a los acreedores para imponer una solución de viabilidad societaria a los accionistas.

En su propuesta, los fondos plantearon capitalizar gran parte de los débitos de los que eran tenedores (Celsa adeudaba 2.800 millones) y erigirse así en los propietarios del grupo siderúrgico, cuyo endeudamiento superaba, según los fondos y el fallo judicial, el valor de la compañía.

La entrada de un socio industrial español, que suscribirá el 20% de la sociedad, debe producirse antes del 30 de mayo. Aunque no se ha desvelado la identidad de los posibles candidatos, en el sector se apuntan como favoritos a tres grupos con implantación en el sector siderúrgico: Sidenor, de País Vasco; Megasa, de Galicia, y CL Grupo Industrial, de Extremadura.

El actual accionariado lo integran Attestor y Deutsche Bank (que suman el 40%), Cross Ocean, SVP, Anchorange y GoldenTree (con el 12,5% aproximadamente cada uno) y otros fondos, como JP Morgan y Sculptor, que se reparten el 10% restante del capital de la compañía.

Sindicatos y gobiernos nacional y autonómicos reclaman el mantenimiento del empleo y la asunción de una estrategia industrial. Celsa acaba de contratar a la consultora Bain & Company para diseñar su plan estratégico, según "Expansión".

La fábrica de Moreda (Gijón) pertenece a Celsa desde 1994 y da empleo a 300 personas.