15 de abril de 2019
15.04.2019
Campaña electoral

Álvarez de Toledo, en TV3: "Esta televisión humilla a la mitad de catalanes"

La candidata del PP critica la educación en Cataluña y dice que existen manuales que enseñan "literalmente la mentira"

15.04.2019 | 12:03

La candidata del PP al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha asegurado este lunes que TV3 participa activamente en un golpe a la democracia y que en Cataluña se utiliza la televisión pública para hacer daño y a veces humillar y reírse de la mitad de los catalanes: "Es una televisión residual".

Así se ha expresado en una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, en la que ha criticado el sistema educativo catalán al considerar que existen manuales delirantes donde se enseña una visión sesgada, el odio a lo español y la demonización de la historia española: "Se les enseña literalmente la mentira".

También ha asegurado que en algunos libros de texto se enseña el sistema político desde las instituciones locales, como los ayuntamientos, hasta la ONU sin explicar el Estado español.

"El nacionalismo se ha apoderado de la educación, del sistema cultural y de la televisión pública. Por esto es tan peligroso como ideología, lo que nosotros queremos es hacer frente al nacionalismo y devolver autonomía a Cataluña", ha afirmado.

Ha calificado la investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de inmoral por estar apoyada por los independentistas y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que ha definido como "prófugo de la democracia".

Ha apostado por fortalecer la alta inspección del Estado para evitar que se enseñe una "visión sesgada" sobre la historia, y establecer materias troncales en toda España para que ésta no esté mitificada.

Ha afirmado que el independentismo ha enterrado socialmente a la mitad de Cataluña y ha dicho que está cansada de que el PSOE utilice la palabra diálogo: "Cuando hablan de diálogo están hablando de más cesiones al separatismo, quieren decir desigualdad".

Álvarez de Toledo también ha explicado que ha vuelto al PP para defender los valores de la democracia, la libertad y la defensa del pacto de 1978, y ha afirmado que para ella sería válido un pacto con Vox como el alcanzado en Andalucía.

En una entrevista de RNE-Ràdio 4 recogida por Europa Press, la aspirante al Congreso también ha asegurado que "si Vox puede ser hijo de alguien es de las locuras del PSOE y sus pactos con el secesionismo".

Además, ha señalado que en Cataluña parece que hay que hacer política con antidisturbios: "Me preocupa el auge de la violencia política", ha valorado, y ha criticado a Sánchez por, según ella, buscarse aliados entre los agresores, entre los que ha incluido a los estudiantes de la UAB del jueves, Otegi y Puigdemont.

"Hay dos modelos: un modelo de ruptura de nuestro Estado Constitucional y otro de enfrentamiento. Unos defienden la unión y otros las disgregación y secesión, y Sánchez está con ellos", ha resumido.

Casado censura el "silencio cómplice" de Sánchez ante los escraches


Por su parte, el líder del PP y candidato a la Presidencia, Pablo Casado, ha denunciado este lunes el "silencio cómplice" que a su juicio mantiene el presidente Pedro Sánchez con los actos violentos en esta campaña, como los de ayer durante un mitin de Ciudadanos en Renteria (Guipúzcoa).

En el Muelle de Cambulloneros ha asegurado que es "muy grave" e "intolerable" lo que está pasando en esta campaña porque se está "en riesgo de perder las libertades", con sucesos como los de Rentería, contra la cabeza de lista de su partido, Cayetana Álvarez de Toledo, en la UAB, o contra Vox en el País Vasco.

Casado ha reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que diga si está "al lado de los partidos que jalean la violencia o si va ya a anunciar medidas contundentes para evitarlo" y que no se oculte "en el burladero de la mentira".

"Esta campaña va de eso, algunos nos escrachean y nos insultan y otros directamente lo justifican o lo jalean", ha denunciado.

Ha pedido a Sánchez que reaccione "de inmediato" y que se ponga en práctica la Ley de Partidos, en vigor desde 2002, para aplicarla tanto "ante los hechos de Rentería, como en Cataluña, para acabar con la 'kale borroka'".

También modificar la Ley de Financiación de Partidos para que ninguna formación que justifique la violencia pueda recibir fondos públicos y que los escraches no se hagan con "dinero de nuestros impuestos", ha dicho, así como que no se derogue la Ley de Seguridad Ciudadana que da "herramientas" a las cuerpos policiales ante este tipo de situaciones.

Casado ha lamentado que en esta campaña electoral los violentos "campen a sus anchas", mientras el PSOE "intenta ir de moderado" y es "tremendamente respetuoso" con los violentos y "agresivo" con lo moderados.

Además, ha mostrado su solidaridad tanto con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, por el "intento de boicot" que sufrió en el mitin de ayer en Rentería, donde estuvieron a punto de ser agredidos por parte de los "borrokas de siempre", como con el líder de Vox, Santiago Abascal, que sufrieron un intento similar el día anterior.

Y ha calificado de "inaceptable" el "silencio cómplice" del Gobierno, al que ha reclamado una "acción urgente" contra este tipo de incidentes, así como el de ayer en Valladolid, cuando ayer unos cofrades fueron "escracheados" por miembros de la lista municipal del PSOE, según Casado.

"¿Qué va a ser lo próximo? ¿Lo normal es que nos escracheen y nos agredan?", ha cuestionado, antes de recordar el "jarabe democrático" de 2012 con "los de Podemos cercando el Congreso" y el PSOE sin denunciarlo.

Para el líder del PP no valen los "disfraces de moderación ni ponerse la corbata del presidente del Gobierno" porque "el PSOE tiene que decidir si está con los demócratas o quienes están escracheando o agrediendo, los de la "kale borroka" de Bildu y PDeCAT y el "jarabe democrático" de Podemos". 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook