Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Reconquista, un invento usado por Franco

La catedrática de Historia Eugènia de Pagès asegura que el "mito de Pelayo" fue utilizado "como arma ideológica y propaganda política"

La Reconquista, un invento usado por Franco

La historia de Asturias ha cobrado un inesperado protagonismo en el desafío secesionista catalán como consecuencia de las declaraciones de la catedrática de historia Eugènia de Pagès i Bergès, una docente catalana que el pasado fin de semana levantó ampollas calificando de "mito" la Reconquista de Pelayo y asegurando que los musulmanes no habían querido invadir Asturias porque por aquel entonces en la región "poco más había que cabras". La respuesta a la profesora no se hizo esperar. Miles de personas cargaron contra la catalana en redes sociales. La polémica fue tal que aún ayer el libro de la profesora -en el que intenta desmontar las "mentiras sobre la historia de España" que a su juicio se enseñan en los colegios nacionales-, seguía siendo en uno de los principales temas de conversación en bares y cafeterías de toda la región.

Pero ¿qué se dice exactamente en el polémico volumen? En el capítulo dedicado a la Reconquista la autora empieza cuestionándose el propio término. "El ejército musulmán no conquistó la zona que corresponde, más o menos a Asturias, porque su objetivo era un buen botín y en aquella zona aparte de cabras poca cosa más había que coger", insiste. Pero no se queda ahí. Niega también la gesta de Pelayo. "La invasión musulmana y la resistencia cristiana, es decir, el mito de Don Pelayo y Covadonga, fue utilizado como un arma ideológica y propaganda política de la monarquía hispánica en las guerras contra Francia y las potencias del norte de Europa". El llamado "mito de Covadonga" se convirtió -asegura la profesora-, "en uno de los pilares en los que se construyó la identidad colectiva en términos nacionales". "La Reconquista, tal y como apunta el medievalista Javier Peña, es claramente un concepto nacionalista que va a ser descaradamente utilizado por Franco para hablar de la España católica", insiste Pagès. La escritora no contestó ayer a las llamadas de este periódico debido a que su editorial permaneció cerrada con motivo de la huelga general convocada por los independentistas en Cataluña.

Las palabras de la catalana no sentaron bien el fin de semana en unas redes sociales cada vez más polarizadas y en las que los argumentos de la historiadora fueron interpretados como un insulto a la identidad asturiana. Muchos aprovecharon lo sucedido para recordar que la historia del Principado es anterior a la de Cataluña. Entre ellos, por ejemplo, Mada Berjón, una gijonesa que publicó en Facebook un mapa del reino de Asturias que ya ha sido compartido más de 4.000 veces. La propia Berjón se mostró muy "sorprendida" por la repercusión que han tenido sus palabras en internet.

"Yo no tengo estudios, no acabé ni la EGB pero quise dar mi opinión. Me ofendió lo que había dicho la profesora y que se metiera con nuestra historia busqué en internet y contesté", confiesa Berjón. La repercusión de su publicación supuso todo un récord incluso para esta gijonesa, acostumbrada a utilizar las redes sociales para pedir ayuda para su hija Aurora, una niña con un nevus gigante muy conocida en Gijón. "Ni tan siquiera con lo de mi hija había tenido tantas respuestas", confesó Berjón. En apenas unas horas recibió 67 peticiones de amistad y mensajes privados en los que la felicitan por su contestación. "Olé guaja", le decía un internauta. "Esa profesora va a tener que informarse mejor porque no se a que venía insultar a todos los asturianos", concluye la gijonesa.

La repercusión de lo sucedido fue más allá de internet. "A mi hija en el colegio le preguntaron si tenía relación con la tal Berjón que la había liado tanto en el Facebook y a mi marido le dijeron que vaya bien que estaba lo que había escrito esa que le tapó la boca a la profesora", recuerda entre risas.

Compartir el artículo

stats