23 de septiembre de 2020
23.09.2020
La Nueva España
Crisis del coronavirus

Madrid pide apoyo militar "urgente" y poder contratar 300 médicos extracomunitarios

Demora al viernes la ampliación de medidas, pese a que otras 16 áreas cumplen los requisitos

23.09.2020 | 13:37
Madrid pide apoyo militar "urgente" y poder contratar 300 médicos extracomunitarios
Madrid pide apoyo militar "urgente" y poder contratar 300 médicos extracomunitarios

Pese al rápido avance del virus en la Comunidad de Madrid, las administraciones concernidas siguen demorando la toma de decisiones. Por ejemplo, el Gobierno regional no concretará hasta este jueves, cuatro días después de que Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez enterrasen el hacha de guerra y creasen un comité de colaboración, sus necesidades más perentorias, que pasan por solicitar ayuda del ejército y las fuerzas de seguridad para realizar test y controlar mejor las 37 áreas con restricciones de movilidad y aforos. Y la Consejería de Sanidad no comunicará hasta el viernes a qué otras zonas se extienden estas limitaciones, pese a que ya hay 16 barrios que han superado los 1.000 contagios por 100.000 habitantes, el criterio elegido para llevar a cabo los primeros 'cierres'. También podría haber limitación de aforos en hostelería y negocios que afecten a toda la Comunidad, pero hasta el viernes no se comunicará y hasta el lunes no entrarán en vigor.

Y es que la Comunidad de Madrid tiene francas dificultades para hacer cumplir las limitaciones en las primeras 37 áreas, donde sólo se hacen controles policiales aleatorios y se han paralizado las sanciones previstas, a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ratifique la decisión. Por ello, el Gobierno regional solicitará este jueves, en la segunda reunión del grupo de trabajo Covid-19, integrado por ambas administraciones, el despliegue de 222 policías y guardias civiles que ayuden en las tareas de inspección de las cuarentenas y de cierre perimetral de las áreas citadas.

Apoyo militar

Asimismo, pedirá "apoyo militar urgente" para tareas de desinfección, la instalación de carpas y la realización de test serológicos a los habitantes de estas zonas. La tarea es complicada. La Comunidad pretende realizar más de medio millón de pruebas rápidas, lo que supone 500 test por la mañana y 500 por la tarde, a partir de la semana que viene, con la ayuda del Ejército y de los ayuntamientos afectados.

Asimismo, para paliar la presión sanitaria en centros de salud y hospitales, Ayuso reclamará al Gobierno central que le permita contratar a 300 médicos extracomunitarios, el mismo número que trabajó en la Comunidad durante la primera oleada. La presidenta madrileña sostiene que no hay médicos disponibles para ampliar las plantillas, una afirmación que rechazan los sindicatos, que afirman que el problema es que Madrid les ofrece contratos precarios y los profesionales sanitarios prefieren trabajar en otras zonas.

Las medidas, cada viernes

Ha sido el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, quien ha detallado este miércoles las peticiones más urgentes, al tiempo que ha pedido al Gobierno central que "no se quede con la fotografía" de Sánchez y Ayuso ante decenas de banderas el pasado lunes y "se comprometa ya" con la realidad de Madrid. Aguado ha reconocido que "la situación no va bien ni en España ni en Madrid" pero ha pedido a los madrileños "calma y confianza", porque si hay que adoptar nuevas medidas restrictivas, se "hará".

Eso sí, no se comunicarán, semanalmente, hasta los viernes, para que entren en vigor los lunes. "Así ofrecemos certidumbre", ha alegado, pese a que es la propia administración regional la que tiene en vilo a todos los madrileños al ir dando pinceladas, y sin claridad suficiente, sobre las decisiones a adoptar.

Posible reducción de aforos

A su vez, el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero -que ha comparecido hoy por primera vez después de desatar, hace una semana, una tormenta política al anunciar "confinamientos selectivos" que el Gobierno regional desmintió y finalmente se han aplicado en las 37 áreas-, no ha descartado este miércoles que se tomen medidas que afecten a toda la comunidad, como la reducción de aforos al 50% que ya se aplica en las 37 áreas y la restricción de las reuniones a seis personas, que es de obligado cumplimiento en toda la región. "Lo iremos viendo según evolucione el brote", ha señalado.

Si bien, ha mostrado, una vez más, la oposición del Gobierno autonómico a un cierre completo de actividad y perimetral en Madrid. Las medidas adoptadas y futuras, ha subrayado, tienen el objetivo de "evitar un confinamiento de toda la Comunidad" porque esta decisión traería "consecuencias trágicas" para la economía.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído