Segunda noche de disturbios por el encarcelamiento de Pablo Hasél, disturbios que si el martes se centraban en Cataluña ahora se han extendido a Madrid y a otras ciudades como Granada. Los incidentes de este miércoles se han saldado con al menos 49 detenidos entre las cuatro capitales de provincia catalanas, Madrid y Granada. Las protestas, convocadas por la Plataforma 'Llibertat Pablo Hasél', dejan un balance de una sesentena de heridos: en Madrid 55 personas resultaron heridas, 35 de ellas policías. En Cataluña, al menos 8 personas han tenido que recibir asistencia sanitaria.

En Barcelona, varios centenares de personas se han concentrado en los Jardinets de Gràcia y se han dirigido hacia Plaza de Catalunya, pero a la altura de la plaza Urquinaona un grupo violento ha quemado contenedores, además de lanzar piedras contra furgones de los Mossos e incluso ha intentado abrir las puertas.

Desde plaza Urquinaona los grupos violentos se han desplazado hacia el Paseo de Gràcia donde siguen quemando contenedores. Uno de los jóvenes ha resultado herido y ha tenido que ser atendido por los sanitarios voluntarios.

Los violentos han destrozado mobiliario urbano, saqueado tiendas y quemado vehículos y contenedores. También se han dirigido hacia paseo de Gràcia y han atacado un concesionario de coches en la calle Diputació con Rambla Catalunya, y han destrozado una moto de alquiler en el cruce de Balmes y Diputació.

Nueva noche de altercados violentos en Barcelona por el encarcelamiento de Hasél

Los manifestantes que han participado en la manifestación han llegado al perímetro de la prisión de Lleida, donde está encarcelado el rapero desde que el martes fuera detenido en la Universitat de Lleida tras antrincherarse con un grupo de jóvenes. Los jóvenes que protestaban han quemado algunos contenedores en los alrededores del centro penitenciario y después hacia el centro de la ciudad. También han tirado piedras, latas y trozos de adoquín contra los escasos 12 agentes que custodiaban el lugar, según ACN.

Algunos de los lemas que han coreado los manifestantes al llegar al centro penitenciario han sido: 'Pablo estás en una celda pequeña, pero eres muy grande', 'Libertad Pablo Hasél' y 'Los ricos nunca entran, los pobres nunca salen'. Desde la prisión, algunos de los internos también se han sumado a los lemas; además, durante la concentración han sonado algunas de las canciones del rapero.

Antes de la marcha, los Mossos d'Esquadra han identificado a algunos de los activistas que participan en la concentración y han registrado las mochilas en todos los accesos a la rotonda de la Plaza Europa, lugar en el que se ha llevado a cabo la acción.

El martes se desató una violencia extrema por parte de manifestantes que participaron en las concentraciones en contra del encarcelamiento de Hasél. El 'conseller' d'Interior, Miquel Sàmper, ha subrayado que hubo alborotadores que agredieron a los policías de forma "gratuita" dado que estos no trataron "en ningún momento" de impedir las "concentraciones".

Disturbios en Girona

Los manifestantes han lanzado botellas de vidrio y pirotécnia en la zona de la Subdelegación del Gobierno y también han prendido fuego a papeleras de la plaza Mercadal. Además, han montado barricadas en calles adyacentes y han desmontado un andamio de una obra para cortar la calle Santa Clara y para hacer lanzamientos contra los Mossos d'Esquadra, que los persiguen por las calles del Barrio Viejo. También ha formado barricadas con contenedores de vidrio en el Pont de Pedra, lanzando botellas a los agentes, que responden con balas de foam.

La concentración ha empezado en la Plaza 1 d'Octubre, y de allí se ha movido hacia la subdelegación, a los juzgados y ha vuelto de nuevo en su punto inicial. Al ver los primeros lanzamientos de objetos, los Mossos han avisado entonces de una actuación policial inminente y han entrado en la plaza con las furgones para dispersar los manifestantes. Hay dos detenidos.

Cargas en la Puerta del Sol

Un grupo de congregados en la Puerta del Sol de Madrid ha protagonizado varias escenas de tensión y enfrentamiento con los agentes de la Policía Nacional, a los que han lanzado diversos objetos y han increpado con insultos.

Los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) han cargado en varias ocasiones sobre las ocho de la tarde contra grupos de congregados que han intentado acceder por la calle Carretas en dirección al Congreso de los Diputados.

En ese acceso a la Puerta del Sol se ha situado una doble línea policial para impedir el acceso de los congregados, que han lanzado objetos contra los agentes y han provocado daños en el mobiliario urbano. Así, se han vivido momentos de tensión y varias cargas con manifestantes intentando avanzar y agentes de los antidisturbios intentando impedir su paso.

Los congregados han proferido diferentes cánticos contra los agentes como 'Ser policía, vergüenza me daría', 'fuera policías de nuestras calles' o 'Nazi de día, de noche Policía'.

El acto de protesta de Madrid, que no contaba con autorización de la Delegación del Gobierno, ha arrancado sobre las siete de la tarde en la Puerta del Sol bajo un fuerte dispositivo policial tras los altercados registrados en las convocatorias de este martes en varios puntos de Cataluña. Con pancartas en las que se podía leer el lema 'Secuestrado por el Estado ¡Todos a la calle! ¡Conquistemos su libertad!' o 'Pablo Hasel, Libertad. Fuera la Justicia Franquista', la concentración ha comenzado con un ambiente festivo bajo cánticos para reclamar la salida de prisión del rapero catalán.

'Libertad, Pablo Hasel', han coreado insistentemente los congregados frente a la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, la mayoría de ellos ataviados con mascarillas por la Covid-19 pero no siempre guardando la distancia de seguridad. '¡Aquí están los antifascistas', 'Madrid será la tumba del fascismo' o 'La lucha sigue, cueste lo que cueste', han sido otros de los cánticos que más se han repetido. La protesta ha terminado poco antes del inicio del toque de queda. Hay 16 detenidos y al menos cinco agentes heridos de carácter leve. El Samur ha atendido a otras nueve personas, de las que tres han sido derivadas a un hospital.

Violencia en los actos del martes

Un total de 18 detenidos y 33 heridos, la mitad de ellos policías, es el balance de los graves disturbios registrados en Barcelona, Vic, Girona, Lleida y Reus durante las protestas del martes. Las manifestaciones en apoyo del rapero empezaron por la tarde y acabaron de madrugada dejando una estampa de importantes daños materiales: quema de contenedores, destrozos en oficinas bancarias e incluso en la comisaría de Vic.

Este miércoles ha habido 39 detenidos entre Madrid y Barcelona. Diez han sido en Barcelona, todos ellos por los incidentes violentos y el ataque al concesionario de vehículos. Otras 12 personas han sido detenidas en Lleida, otros dos en Tarragona, cinco en Girona y otros 16 en Madrid.

Además, en Granada se ha detenido a otras cuatro personas más a raíz de las protestas por el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasel, que han supuesto la quema de contenedores en distintas calles del centro de esta capital andaluza y daños en mobiliario urbano y vehículos.