Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El viaje Galicia-Madrid

Feijóo, una despedida en diferido

El presidente del PP no ocupará el escaño del Senado hasta el 7 de junio, casi tres meses después de saber que iba a liderar el partido conservador | Sánchez ha anunciado que hará tres debates monográficos en el Congreso en los que será Gamarra la que le dará la réplica

Alfonso Rueda y Alberto Núñez Feijóo. EFE

Alberto Núñez Feijóo sigue yéndose de Galicia, una despedida que se está alargando y que está poniendo de manifiesto las dificultades que va a tener para ejercer su labor de oposición. El político gallego es presidente del PP desde el 2 de abril, pero no es hasta el 7 de mayo cuando tiene previsto coger la medida a su nuevo escaño de senador por designación autonómica.

Tras confirmar el paso al frente para poner fin a la grave crisis abierta en el partido por el choque entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, y pese a saber, el 10 de marzo, que sería el único candidato a presidir el PP, decidió tomárselo con calma. La desconexión de la Xunta y del PP de Galicia fue a cámara lenta en el mes abril y no ha sido hasta este jueves cuando ha dejado las riendas del Gobierno autonómico en manos de Alfonso Rueda, que también ha cogido las del partido en esa comunidad.

Pero, en todo caso, Feijóo sigue siendo diputado autonómico y volverá al Parlamento gallego para que sus compañeros de escaño, con su mayoría absoluta, le propongan a él y también a Miguel Tellado, vicesecretario de organización del PP, como senadores por designación autonómica. En la Cámara regional no hay pleno hasta la semana del 23 de mayo, así que hay que esperar hasta entonces para que se realice la votación y ambos obtengan el permiso para representar a Galicia en el Senado.

Todavía faltan semanas para que debata con Sánchez en la Cámara alta. Mientras, el líder del PP prueba estrategias para dar la réplica al presidente del Gobierno

decoration

Pero, en todo caso, Feijóo sigue siendo diputado autonómico y volverá al Parlamento gallego para que sus compañeros de escaño, con su mayoría absoluta, le propongan a él y también a Miguel Tellado, vicesecretario de organización del PP, como senadores por designación autonómica. En la Cámara regional no hay pleno hasta la semana del 23 de mayo, así que hay que esperar hasta entonces para que se realice la votación y ambos obtengan el permiso para representar a Galicia en el Senado.

Según el artículo 6 de la ley de elecciones al Parlamento de Galicia, Feijóo y Tellado, como diputados de ese hemiciclo, podrían combinar ese escaño con el de senador en representación de la comunidad. Es decir, Feijóo podría mantener los dos asientos, pero no lo va a hacer, según fuentes de su equipo.

Último paso

Después de haber recibido la acreditación de la Cámara gallega, tendrá que tomar posesión del escaño del Senado. Este último paso, que incluye el acatamiento de la Constitución, lo podría hacer ante un notario si quisiera. Otra opción, la más habitual, es que se haga antes del inicio de algún pleno. Sus colaboradores no aclaran por qué opción se decantará. Si elige la segunda, en el Senado, tendrá que esperar hasta el martes, 7 de junio, primer pleno del mes.

En lo que va de año el jefe del Ejecutivo de coalición solo ha ido dos veces al Senado a la sesión de control

decoration

¿Y ese día asistiremos al primer cara a cara entre Feijóo y Pedro SánchezNo se sabe todavía. La Moncloa suele comunicar siete días antes si el presidente va a acudir a la sesión de control al Gobierno. En lo que va de año ha ido solo en dos ocasiones. Es el jefe del Ejecutivo el que decide con qué frecuencia va. José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) se comprometió a acudir a esa Cámara una vez al mes, pero no lo cumplió a rajatabla en la etapa en la que gobernó, como tampoco lo hizo Mariano Rajoy (PP) entre 2011 y 2018.

Hasta ahora, el responsable de interpelar a Sánchez ha sido Javier Maroto, portavoz en la Cámara alta del PP. Pero ese papel, a partir del 7 de junio, recaerá en Feijóo.

Gamarra, en el Congreso

La especial circunstancia del líder de la oposición, sin posibilidad de ocupar un escaño en el Congreso, le obliga a buscar estrategias comunicativas según la actualidad. Este miércoles, por ejemplo, ante el enredo del Gobierno con los dos casos de espionaje (el de los independentistas y los pinchazos a los móviles de Sánchez, Margarita Robles y Fernando-Grande Marlaska), Feijóo compareció de manera "urgente", para dar la réplica al jefe del Ejecutivo, que había llamado "mangantes" a los dirigentes del PP en la sesión de control en el Congreso.

El gallego no puede dar una rueda de prensa cada miércoles para buscar un cara a cara ficticio con Sánchez porque parecería que desacredita a Gamarra, su portavoz

decoration

Según fuentes del equipo del líder conservador, ante la falta de un cara a cara real, se buscó la confrontación de argumentos en los medios de comunicación para reforzar la imagen de "un Feijóo presidencialista" y la de un "Sánchez fuera de sí, nervioso". Sin embargo, no va a ser un esquema que se repita por sistema cada semana, añaden esas fuentes. El riesgo que se correría es que pareciera que el presidente del PP corrige a su portavoz en la Cámara baja, Cuca Gamarra, que es la encargada de preguntar al jefe del Ejecutivo cada miércoles.

En Génova defienden la prudencia en el aterrizaje en Madrid para dejar "bien cerrada la transición en Galicia". "Con una política que cada vez se hace más en los medios, hay que quitarle importancia al hecho de que no vaya a estar en el Congreso", afirma un portavoz del partido. Sánchez, por lo pronto, tiene a la vista tres debates monográficos en la Cámara baja: sobre el espionaje, el cambio de posición con el Sáhara y el Consejo Europeo. Y en ninguno de los tres estará Feijóo para dar la réplica al jefe del Ejecutivo.

Compartir el artículo

stats