Cataluña

ERC se fija también en Irlanda para buscar una salida al 'procés'

Sin abandonar la apuesta por el modelo de Quebec o Montenegro, los republicanos frecuentan los viajes a la isla

El exlíder del Sinn Féin Gerry Adams y el president de ERC, Oriol Junqueras.

El exlíder del Sinn Féin Gerry Adams y el president de ERC, Oriol Junqueras. / EFE

Quim Bertomeu

Si alguna cosa hay que reconocerle a la Esquerra Republicana de Oriol Junqueras es haber buscado un referente internacional para encontrarle una salida al 'procés'. Esta búsqueda incluye casi una vuelta al mundo: han defendido un referéndum pactado como en Escocia; una ley de claridad como la de Quebec o una consulta tolerada por la Unión Europea como la de Montenegro. Incluso en los tiempos en los que el partido defendía la unilateralidad, se fijaron en el precedente de Kosovo. Ahora, en estos 12 años de búsqueda permanente, emerge otro referente para Esquerra: el de Irlanda e Irlanda del Norte.

La prueba más clara son los tres viajes que han hecho en menos de un año los dos principales dirigentes del partido republicano, Pere Aragonès y Oriol Junqueras. El presidente de la Generalitat estuvo en Irlanda a principios de 2023, mientras que Oriol Junqueras ha viajado allí dos veces en menos de un mes. La última el pasado noviembre para participar desde Athlone, en el corazón del país, en la clausura del congreso del Sinn Féin, la histórica formación partidaria de la reunificación de la isla que en su día fue el brazo político del IRA. Además, la Generalitat planea abrir una de sus 'embajadas' allí por considerarlo un país estratégico. La pregunta que surge es ¿por qué, ahora, Irlanda?.

La respuesta es doble. La primera parte se encuentra 25 años atrás, con los Acuerdos de Viernes Santo que pusieron fin a la parte más violenta del conflicto, que registró 3.500 muertos. Para Esquerra es un referente de negociación entre dos partes en conflicto que, además, incluyó con fuerza el término referéndum: esos acuerdos de paz se sometieron a votación de los ciudadanos. Además, se abrió la puerta a una futura votación sobre la reunificación de la isla, que nunca ha tenido una fecha. Pero aún existe un segundo y poderoso motivo para este vínculo con Irlanda y es el auge del Sinn Féin. Este partido, tras el proceso de paz, ha ido creciendo paulatinamente hasta ganar elecciones de forma recurrente. En Irlanda del Norte es la primera fuerza y en Irlanda, según las encuestas, cuenta con posibilidades de liderar el próximo gobierno. Si se confirmara, ERC ve la posibilidad de tener una línea abierta con un gobierno de la UE.

Las visitas de Aragonès y Junqueras, entre otras cosas, han servido para verse con la líder actual, Mary Lou McDonald. Es ella quien podría convertirse en primera ministra y es ella quien ya ha avisado en más de una ocasión que quiere un referéndum de reunificación de la isla. También ha tenido guiños para Cataluña: en la visita del president de la Generalitat en febrero de este año, aseguró que si gobierna Irlanda reconocería una Cataluña independiente "si así lo deciden los catalanes".

Desde el cuartel general de ERC defienden esta aproximación. Primero, porque esgrimen que la parte más violenta del conflicto hace años que quedó atrás. Después, según explica a El Periódico de Catalunya, del grupo Prensa Ibérica, el responsable de las relaciones internacionales del partido, Jordi Solé, porque es un "buen ejemplo de cómo dos gobiernos, el británico y el irlandés -y de acuerdo con la gran mayoría de Irlanda del Norte-, se ponen de acuerdo en cómo solucionar un conflicto político". "Nos interesa cómo se gestó ese pacto", concluye. Finalmente, los republicanos reconocen que también es un factor decisivo "la progresión espectacular" del Sinn Féin. "Es evidente que nos interesa tener buenos contactos", remacha Soler. Cuando Junqueras estuvo en el congreso de Athlone, en su intervención puso a Montenegro, Irlanda y el Quebec como ejemplos de que "es posible" la autodeterminación de Cataluña.

Un referente recurrente

Que Irlanda sea un modelo para una fuerza catalana no es algo tan nuevo. Al menos eso es lo que señalan los historiadores, que ponen perspectiva al asunto. El profesor de Historia de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) Josep Pich expone que "la Irlanda del periodo contemporáneo" es "uno de los grandes referentes del nacionalismo catalán" ya desde principios del siglo XX, antes de que fuera un país independiente del Reino Unido. Si el referente puede recuperarse en la actualidad, sostiene, es porque con los acuerdos de paz se dieron cuenta, entre ellos el Sinn Féin, que "la lucha armada no llevaba a ninguna parte" y que para reivindicar la reunificación "lo que se tenía que hacer era política". Eso sí, está por ver qué facilidades pone el Reino Unido para un referéndum de reunificación, ya que ahora habría partido. "Tú convocas un referéndum para ganar, no hay nadie que lo convoque para perderlo", sostiene.

Imagen de archivo de la líder del Sinn Féin, Mary Lou McDonald.

Imagen de archivo de la líder del Sinn Féin, Mary Lou McDonald. / EFE

El historiador y profesor de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) Jaume Claret también recuerda que desde siempre el catalanismo ha estado buscando paralelismos: "En el caso de Irlanda se puede coger por la parte de que hay un Estado [el Reino Unido] dispuesto a negociar. El resto de la analogía pone los pelos de punta". Pero también pone el foco en las potencialidades de acercarse al Sinn Féin, un partido con simpatía por el soberanismo catalán. "No es lo mismo ser amigo de un partido que no toca gobierno, que de un partido que gobierna un país de la Unión Europea". Y eso podría ocurrir en las próximas elecciones.