06 de mayo de 2008
06.05.2008
Perfil
romina suárez chaves Premio de doctorado en Químicas, profesora de FP
 

«A mí un título no me dice mucho, lo que vale es la capacidad de trabajo de una persona»

«Los chavales de ahora están peor preparados que los de antes, les cuesta hasta entender lo que leen»

06.05.2008 | 02:00
«A mí un título no me dice mucho, lo que vale es la capacidad de trabajo de una persona»

A pesar de su licenciatura en Químicas, la tesina en Bioquímica y Biología Molecular que hizo en la Facultad de Medicina, un seminario de investigación, su tesis sobre la proteína MED-8, los cinco años de trabajo que desarrolló en un laboratorio para investigar sobre levaduras, un primer accésit de la empresa Inmogenetics Diagnóstica y Terapéutica para jóvenes investigadores y el Premio extraordinario de doctorado, Romina Suárez se tuvo que ir de Asturias para encontrar un puesto de trabajo «con el que poder ser independiente». Tras varios años de investigación en la Universidad de Oviedo, preparó oposiciones e inició una nueva etapa como docente. Tuvo que hacerlo en Castilla y León porque en el Principado no había plazas para su especialidad. Tras aprobar en 2002 los exámenes de laboratorio, preparó para 2006 otras sobre Análisis y Química Industrial. Actualmente imparte clases en un módulo de grado medio de Formación Profesional en el Instituto Padre Isla de León.


-Tantos méritos y, aún así, sin sitio en Asturias.


-Cuando yo investigaba en Asturias, las becas las daban con cuentagotas y se las llevaba sólo la gente que tenía currículum de matrícula de honor. Mi currículum era un poco más normalito, eso va por expediente y ya está. A pesar de que luego conseguí varios reconocimientos, tampoco pude quedarme aquí. Me hubiera gustado dedicarme a la investigación, pero bajo otras condiciones económicas y laborales que en Asturias no se daban.


-¿No se apuesta por los profesionales cualificados?


-Se invierte poco. Además, considero que cuando meten a la gente en los laboratorios para preparar su tesis, deberían decir la verdad. Se engaña un poco, en realidad. Una vez que te metes en el laboratorio, luego te apetece acabar. Pero lo tienes que hacer, casi siempre, sin ayudas.


-¿Los científicos son los grandes olvidados de la sociedad española?


-Yo creo que en España se invierte más a en el ámbito privado que en el público. Si tengo que ser sincera, no sé muy bien cómo está ahora el tema en las Universidades, pero sé que sí se está haciendo un esfuerzo por parte de las empresas. En eso sí que se ha mejorado bastante. Creo que para el país es bueno que el sector privado se mueva, pero hace falta un poco más de apoyo por parte de las administraciones.


-Ahora, la ciencia ya tiene ministerio propio. ¿Supondrá un avance?


-Ese Ministerio me parece bien. Ahora hay que dotarlo de dinero para que pueda funcionar y promover la investigación. No puedo decir lo mismo de otros ministerios creados recientemente, que no los entiendo tanto.


-¿Cuáles?


-El de Igualdad me parece una tontería. Se van a gastar un dineral en hacer un Ministerio que va a tener una función que se puede desarrollar desde otros ministerios ya existentes. Es más imagen que otra cosa.


-En el modelo de crecimiento económico, ¿sale rentable cambiar el ladrillo por la probeta?


-Claro que tiene que darse ese cambio, por eso, se ha creado el Ministerio. Pero lo que está claro es que esto no se va a ver hasta dentro de unos cuantos años, requiere tiempo. La investigación requiere tiempo, porque suele ir muy lenta. Para cambiar la mentalidad sólo hay una receta y es ayudar a la juventud para que investigue.


-Joven asturiana con trabajo fuera de la región, ¿demasiado frecuente?


-En Asturias están las cosas muy mal para la juventud. Mis amigas de la carrera son un ejemplo de ello ya que a las que realmente les va bien la vida se han ido fuera de Asturias, mientrasque las que se quedaron aquí están contentas porque se quedaron en casa, pero por el trabajo están muertas de asco, con condiciones muy precarias. Asturias es sinónimo de precariedad laboral para los jóvenes.


-¿Le quedan ganas de regresar a la «tierrina»?


-Después de seis años fuera, no. Me dio mucha pena irme de aquí al principio, pero ahora ya he montado mi vida fuera. Ahora tengo una plaza en Avilés y no regreso porque estoy muy contenta en León. Además, en mi caso, tampoco estoy tan lejos de Asturias.


-¿Cansada de pagar el peaje del Huerna?


-Eso hay que quitarlo ya. No sólo no lo quitaron, tal y como prometió Zapatero, sino que ahora también subió. De Gijón a León casi gastas más en el peaje que en gasolina.


-Como docente, ¿falla el sistema educativo español tanto como dicen las encuestas?


-Llevo dando clase varios años y lo que veo es que los chavales cada vez vienen peor preparados. La LOGSE hizo estragos. Están peor preparados en todo. Para empezar, les cuesta hasta leer. Leen y no se enteran de lo que leen. Es muy difícil trabajar con gente que viene muy mal preparada. En mi generación el nivel de conocimientos estaba a años luz con respecto al actual.


-¿La Formación Profesional es una alternativa real a los estudios universitarios?


-Antes los que hacían un módulo eran los que no valían para la Universidad. Tenías que optar por una cosa o la otra. Pero ahora hay mucha gente que puede ir primero a la FP y luego optar por la Universidad. Y, además, ahora la gente que hace un módulo sale mejor preparada para trabajar que un universitario. Tienen una mentalidad de trabajo que no tienen los licenciados, que saben mucha teoría, pero ni idea de práctica.


-Y dando clases, ¿se aprende?


-Muchísimo. Yo todos los días aprendo algo nuevo. Y lo que me queda por aprender. Estoy encantada con mi trabajo. Siempre hay cosas por descubrir.


-¿Se peca de titulitis?


-A mí un título a nivel profesional no me dice gran cosa, a mí lo que me dice es lo que vale la persona para desarrollar un determinado trabajo. El título es lo necesario para optar a determinados puestos, pero, al final, lo que vale es la capacidad de trabajo de la persona.


-El «mileurismo» galopa a sus anchas en el mercado laboral español.


-Pues sí, es un poco vergonzoso, porque, si una hipoteca ya casi te vale mil euros, ¿a dónde vas con menos dinero? Luego está lo de la crisis. No creo que vaya a venir, creo que ya está aquí instalada. No creo que, como dice Zapatero, estemos en un crecimiento más lento. Estamos en plena crisis. Yo estoy pagando una hipoteca de un piso de Gijón, además del alquiler del piso de León. Y yo vivo en una lucha constante contra el euribor.


-¿Dónde están los límites de la ciencia?


-Los que marca la bioética. A partir de ahí soy partidaria de que se pueda investigar sobre cualquier tema. Por ejemplo, que unos padres puedan alterar genéticamente a un hijo para curar la enfermedad de otro me parece bien, pero que se pueda elegir el color de los ojos de un niño o su sexo me parece que no es ético.


-Vicente Gotor, profesor de Químicas, es el nuevo rector de la Universidad de Oviedo.


-No me extraña. Es un magnífico profesor, admirado por los alumnos. Explica genial y encima tiene mucho carisma. Es uno de los mejores profesores que tuve.


-Una asturiana que trabaja en León. ¿Nota el menor crecimiento del noroeste de España?


-Pues León está un poco como Asturias. No hay mucho dinamismo en el mercado laboral. Yo, que estuve tres años dando clases en Burgos, puedo decir que allí sí que están bien. Aunque los asturianos tenemos muy buena fama en España. Dices que eres asturiano y tienes hecha la mitad.

«Los asturianos tenemos muy buena fama en España; dices que eres de Asturias y tienes hecha la mitad»

«La gente que hace un módulo sale mejor preparada para trabajar que los que son licenciados»

«Vicente Gotor es un magnífico profesor, admirado por los alumnos y, además, con mucho carisma»

- Nació en Gijón, donde estudió


en el Colegio Ursulinas hasta finalizar el Bachiller.


- Hizo la licenciatura de Químicas en la Universidad de Oviedo. Fue Premio extraordinario de doctorado por una tesis sobre la transcripción genética motivada por la proteína MED-8.


- Recibió el primer accésit que concede la empresa Inmogenetics Diagnóstica y Terapéutica para jóvenes investigadores.


- Dedicó cinco años a la investigación de levaduras en la Universidad de Oviedo.


- Aprobó las oposiciones en la especialidad de Laboratorio en Castilla y León en 2002.


- En 2006, aprobó otras oposiciones en la especialidad de Análisis y Química Industrial.


- Dio clase en Burgos durante tres años y actualmente es profesora en el Instituto Padre Isla de León, donde imparte dos asignaturas en módulo medio de Formación Profesional.


- Actualmente tiene una plaza en el Instituto Juan Antonio Suances de Avilés, aunque no se ha planteado regresar a Asturias. xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine