Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La guitarra gijonesa de "Antidisturbios"

El músico José Luis García realizó arreglos en el confinamiento para la banda sonora de la serie de moda: "Es un orgullo"

José Luis García Aguado, en el estudio de su piso.

José Luis García Aguado, en el estudio de su piso. Ángel González

La serie "Antidisturbios" de Rodrigo Sorogoyen está en boca de todos, pero también en los oídos, gracias a la banda sonora del compositor francés Olivier Arson. Es probable que los que hayan visto los seis capítulos de la ficción de moda no hayan advertido la presencia de guitarras en la música. Eso es porque el sonido de las seis cuerdas está soterrado bajo efectos de sintetizadores. Pero existe. Y lleva sello gijonés, el de José Luis García Aguado. "La música de Arson y de Sorogoyen subraya la trama", asegura el compositor local.

José Luis García tiene 49 años y es un veterano de la música. Ha formado parte de varios grupos, "Manta Raya" y "Viva Las Vegas". Desde 2009, está en "Elle Belga", una popular banda de folk. Su relación con Arson viene de lejos. Tocaron juntos en varias ocasiones, una en Gijón. Una de las últimas veces que coincidieron fue el 28 de febrero, durante una actuación del gijonés en el teatro Replika de Madrid. Aguado debió impresionar a Arson porque a las pocas semanas recibió la llamada del francés para echarle un cable con la música de "Antidisturbios".

"Ha sido un orgullo participar en la serie", afirma el músico, al que el empleo le llegó en pleno confinamiento. A Aguado, la pandemia le pilló en su piso de Gijón, donde tiene un pequeño estudio de grabación. Desde ese lugar puso su granito de arena para la serie protagonizada por Álex García, Raúl Arévalo y Roberto Álamo entre otros. "Cuando se escucha una guitarra en la serie se me escucha a mí", apunta.

Olivier Arson y Rodrigo Sorogoyen tienen una relación inseparable en lo profesional. Ya trabajaron juntos en la película "El Reino", protagonizada por Antonio de la Torre. Este trabajo se llevó siete premios "Goya", uno de ellos a la mejor dirección y otro a la mejor banda sonora en 2019. "Arson y yo tenemos afinidad musical", asegura el compositor gijonés, quien grabó todo su trabajo en pijama. "Cosas de las pandemias" y los confinamientos.

Para Aguado, su labor no fue técnicamente complicada. Eso sí, hacer teletrabajo cuando se trata de poner música a una serie es algo más complejo de lo que podría parecer. Más si encima no se sigue el desarrollo de los capítulos. El músico gijonés sólo vio un pequeño tramo de la serie. En concreto, y sin hacer ningún destripe, una intervención de los protagonistas que forman parte de la Unidades de Intervención Policial (UIP) en un dispositivo en el Santiago Bernabeú, en Madrid.

Quien haya visto la serie sabrá que esa secuencia tiene mucha miga y que gracias a la música se hace incluso más agobiante. Ese es uno de los aspectos clave de la banda sonora de Olivier Arson. Los momentos tensos son aún más tensos gracias a los acordes que suenan. Sin embargo, una de las peculiaridades del francés es que hace música experimental. Así cuesta algo de trabajo para el oído de un novato reconocer por ejemplo cuando suena una guitarra en la serie. "Cuesta escucharlas porque están sintetizadas, suenan como guitarras percutidas", explica Aguado. Este sonido se logra tapando el puente de la guitarra. Y sin arreglos viene a sonar igual que "un martillo golpeando". "Arson quiso que las guitarras no sonaran como tal. Que fueran difícilmente reconocibles", añade.

El músico gijonés está satisfecho con su trabajo en "Antidisturbios". "Es una grandísima serie", afirma como un espectador más que ha devorado una ficción en el punto de mira de ciertos sectores policiales. Los sindicatos SUP u JUPOL la catalogaron de "basura" por "dañar la imagen de la Policía". "Esta serie viene a demostrar que en España se pueden contar buenas historias. Que mi nombre esté en los créditos es un orgullo", insiste el vocalista de "Elle Belga".

Aguado tiene un particular historia personal. Aunque vivió en Gijón casi toda su vida -se considera playu- en realidad nació en Bélgica. En concreto en Bruselas. Su llegada al mundo en suelo extranjero no fue por su casualidad. Sus padres escaparon de España durante la dictadura de Franco buscando un futuro mejor. Su padre era militante del Partido Comunista y su madre procedía de la montaña leonesa, donde las oportunidades laborales hace medio siglo eran reducidas. Desde los seis años está enamorado de la música. Y ahora su pasión le ha servido para moverse por escenarios de toda España y para dejar su sello en "Antidisturbios", una serie en la cresta de la ola.

Compartir el artículo

stats