Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inmaculada Fernández Gancedo, nueva secretaria del Ayuntamiento

Vicesecretaria desde 2008, ya ejerció el puesto en funciones tras las abruptas marchas de Dora Alonso y Miguel Ángel de Diego

Inmaculada Fernández Gancedo, nueva secretaria municipal de Gijón, durante un pleno

Inmaculada Fernández Gancedo, nueva secretaria municipal de Gijón, durante un pleno Julián Rus

Inmaculada Fernández Gancedo será la nueva secretaria general del Ayuntamiento de Gijón. Una labor que, en su condición de vicesecretaria general, llevaba realizando en funciones desde el pasado mes de mayotras la marcha de Miguel Ángel de Diego, a quien el gobierno de Ana González no autorizó demorar más

Ahora Fernández Gancedo deja la interinidad para convertirse oficialmente en la secretaria del primer ayuntamiento de Asturias. Su nombre y su perfil –con una trayectoria vinculada al ayuntamiento gijonés desde hace más de una década– ha sido el elegido desde Alcaldía tras en un proceso de selección al que se presentaron media docena de funcionarios con habilitación nacional de toda España. Es un nombramiento por libre designación.

Asturiana nacida en Luarca en diciembre de 1975 no será la primera mujer en ocupar el cargo de secretaria del Ayuntamiento de Gijón pero si puede presumir de ser la más joven en haberlo conseguido en un municipio de más de 250.000 habitantes. Tras estudiar Derecho en la Universidad de Oviedo sacó la oposición en 2002. Fue la primera de su promoción. Su destino profesional inicial como secretaria en un ayuntamiento fue en la localidad gallega de Cee en abril de 2003. A su actual destino en Gijón llegó en comisión de servicios en 2008 desde su puesto de secretaria en el ayuntamiento de Ribadesella.

La Secretaría del Ayuntamiento de Gijón ha estado marcada en los últimos años por las tensiones políticas y judiciales. Alonso llevó su cese a los tribunales perdiendo. El juez entendió que, al margen de la profesionalidad y buen hacer de la funcionaria, la Alcaldía no necesitaba mayor justificación que la falta de confianza para destituir a un cargo de libre designación. También llevó a los tribunales Miguel Ángel de Diego la decisión de Ana González de no autorizarle una segunda prórroga en su jubilación. El juez ha desestimado su recurso al entender que no se le dejó en indefensión ni le faltó motivación a la decisión.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats