Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los gestores culturales apremian una solución para el Palacio Revillagigedo

l “La oferta de Liberbank es una oportunidad”, aseguran los expertos | La oposición aboga por más colaboración público-privada en el espacio

El Palacio Revillagigedo, visto desde el Puerto Deportivo.

El Palacio Revillagigedo, visto desde el Puerto Deportivo. Ángel González

El paso dado por Liberbank para ofrecer por primera vez de forma clara al Ayuntamiento la gestión del Palacio Revillagigedo, como adelantó ayer LA NUEVA ESPAÑA, se ve desde el sector cultural asturiano como “una gran oportunidad que no se puede perder”, toda vez que la instalación es “un

“Es una gran oportunidad para hacer un lugar de referencia histórico-artística en Gijón que no se puede perder”, enfatiza la gestora cultural gijonesa Semíramis González, una voz de referencia en el sector, que afea que el equipamiento en la actualidad “está totalmente desaprovechado”. Para la experta, “el enclave es perfecto” y su puesta en marcha podría suponer un “impulso turístico” a la zona y, por ende, a la ciudad. En cuanto a sus posibles usos, la comisaria se muestra clara: “No debería solamente acoger y releer la colección de la Fundación Cajastur, sino también albergar grandes exposiciones que traten los temas del presente y los debates actuales a través de los ojos de los artistas que están en la colección”.

Así lo cree también el gestor cultural Luis Feás, que entiende que “lo lógico sería poder aprovechar el espacio y continuar con los usos que ya tenía cuando se inauguró, como centro de arte con ambición internacional”. Feás incide en que “ya está dispuesto para ello, con lo que no habría que hacer ninguna inversión” para convertirlo en un espacio de exposiciones. Para el crítico de arte, “tiene cabida todo: Revillagigedo, Tabacalera y el Antiguo Instituto”, asegurando que desde el sector se ve como “una lástima” mantener el equipamiento cerrado. En cuanto al alto coste de mantenimiento del palacio, asegura que el inmueble “puede reportar beneficios si se vuelve a erigir como el atractivo cultural que ya era”.

Para Consuelo Vallina, presidenta de la Asociación de artistas audiovisuales del Principado, “es Liberbank quien tendría que hacerse cargo de sus costes dentro de su obra social”, aunque dejando claro que “sería muy positivo que se pusiera en funcionamiento”. Vallina propone utilizar el espacio para exponer la colección de la Fundación, “que es de todos los asturianos y no está expuesta, pese a ser muy interesante, y con autores asturianos”, además de poder albergar exposiciones temporales o conferencias. “Hay que darle vida”, zanja.

El edil de Ciudadanos Rubén Pérez Carcedo entiende que “en estos momentos el Ayuntamiento no tiene capacidad económica para poder asumir unilateralmente la gestión del Revillagigedo”, por lo que aboga por “explorar fórmulas de gestión mixta basadas en la cooperación público-privada que posibiliten el aprovechamiento y puesta en valor de este equipamiento, que en la actualidad se encuentra completamente infrautilizado”. Del mismo modo, ve “fundamental definir y plantear los usos concretos que se le pueden dar al mismo, para evitar que termine por duplicar o solaparse con las funciones de otros espacios ya existentes en la ciudad”, como Tabacalera o el Antiguo Instituto.

El portavoz de Foro, Jesús Martínez Salvador, quiso ayer dejar claro que “apoyaríamos su cesión de uso al Ayuntamiento, porque abogamos por poder recuperar edificios históricos para la ciudad”, pero advirtió de que “nos preocupa que, con tantos edificios para uso cultural, no se le pueda dotar de contenido propio”. Por ello, propone utilizar el inmueble para acoger congresos o reuniones profesionales “que puedan generar ingresos para la ciudad”. Así, si bien se muestra “escéptico” con el gasto de mantenimiento dado por Liberbank, remarca que “depende del uso que se le dé”.

Alberto López-Asenjo, portavoz del Partido Popular, echa en falta “conocer más en detalle los usos que se le pretende dar al edificio” para poder así “ver con perspectiva la capacidad de acompasar los dos proyectos: Tabacalera y el Revillagigedo”. Además, insiste en la necesidad de que el Ayuntamiento luche por “preservar el patrimonio que le pertenece como fundador de la Fundación Cajastur”.

Para Laura Tuero, portavoz de Podemos-Equo, “lo que ha de hacer la Fundación Cajastur es recuperar su actividad cultural, como en otros lugares se hizo, y afrontar el debate de la gestión cuando sea viable”. Y critica que Liberbank “pretenda dejar al Ayuntamiento todo el coste de gestionar este espacio, lo que conlleva millones de euros, en un momento más que complicado, en el que el dinero para el sector cultural debe ir a ayudas inmediatas para no desaparecer”.

“Sería bueno para Gijón que un edificio tan representativo de la ciudad, como es el Palacio Revillagigedo, estuviera gestionado por el Ayuntamiento”, remarca el portavoz de Vox, Eladio de la Concha. Y solicita que “si el coste de la operación impide al Ayuntamiento llegar a un acuerdo, está claro que las conversaciones con Liberbank deben mantenerse para que, tarde o temprano, pueda llevarse a efecto”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats