DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inspección de Trabajo sanciona a Armón Gijón por la obra del ferry

Nervión también ha sido propuesta para multa por no cumplir la normativa de salud laboral la soldadura y el mecanizado de aluminio

Inspección de Trabajo ha propuesto la imposición de sendas multas al astillero Armón Gijón y a la principal compañía auxiliar, Nervión Industries Engineering and Services, por infracción grave en materia de seguridad y salud laboral durante la construcción del ferry rápido en aluminio “Eleanor Roosevelt”, que el astillero gijonés está ultimando en sus instalaciones. Inspección considera que no se tomaron las medidas adecuadas ante humos cancerígenos que se producen durante la soldadura del aluminio –al contener un porcentaje de cromo y por el níquel del fundente–, además de barrer en lugar de aspirar el polvo de aluminio en la nave en la que se hicieron parte de los trabajos, entre otras irregularidades apreciadas por Inspección.

Armón Gijón entregó a sus subcontratas en enero de 2019 un procedimiento operativo sobre los trabajos de corte y soldadura de aluminio en el que se indica que en los mismos “se producen diferentes tipos de polvo, humos y gases lo mismo que en el caso de la soldadura de acero, sólo que sensiblemente más tóxicos, por lo que las medidas de protección respiratoria han de ser aún mayores”, sin elaborar una evaluación de riesgos laborales, remitiendo a Inspección a los elaborados por su subcontrata.

Sin embargo, no se tomaron todas las medidas necesarias al menos durante parte de la obra del ferry. Inspección de Trabajo efectuó dos visitas al astillero tras la denuncia de un trabajador. La primera el 19 de noviembre de 2019 en la varios trabajadores le indicaron que sufrían vómitos, cefaleas, sarpullidos molestias en los ojos o escalofríos durante el trabajo con el aluminio, refirieron deficiencias en los sistemas de extracción de humos. Inspección también apunta que la nave cuenta con ventilación natural, al estar abierta, y que el sistema de limpieza habitual es el barrido.

En sus propuestas de sanción por infracción grave, Inspección sostiene que “Nervión ha hecho dejación de su obligación de garantizar la seguridad y la salud de sus trabajadores que vienen realizando labores de soldado y mecanizado en los astilleros de Armón Gijón”, señalando que entre 2013 y el 19 de mayo de 2019 no efectuó ninguna medición higiénica y que esta última se efectuó una semana después de otra visita de la Inspección para investigar varios accidentes. Esa medición no se hizo conforme a la normativa ni tuvo en cuenta la exposición a agentes cancerígenos ni la jornada laboral real en el astillero, de diez horas, según el Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales.

No se hizo una medición en condiciones hasta marzo de 2020, a requerimiento de la Inspección, en una fecha en la que ya se habían realizado la mayor parte de las labores de soldadura y mecanizado del ferry.

Inspección destaca la falta de mediciones higiénicas durante años pese a que en el acero inoxidable que se usa en la construcción de buques hay “componentes elevados de cromo”, que es cancerígeno, cromo que también está presente en el aluminio que se usó para construir el ferry.

El informe que Inspección solicitó al Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales señala que la exposición a agentes químicos no sólo puede llegar a afectar a los operarios que realizan las tareas sino también “a la salud de los trabajadores que se hallen en sus proximidades”, con el riesgo de producir desde irritación de la piel hasta fallecimiento, pasando por silicosis o daños en los sistemas nerviosos y reproductor, entre otras dolencias.

Inspección propone una sanción de 4.000 euros a Nervión y otro tanto a Armón Gijón al que reprocha incumplimientos en materia de coordinación, en el deber de vigilar el cumplimiento de la normativa de seguridad, además de no realizar el adecuado mantenimiento de los sistemas de limpieza y ventilación de la nave en la que se efectuaron las labores de soldadura y mecanizado. Añade que tampoco constan labores de mantenimiento preventivo de sistemas de extracción localizada, como el cambio de filtros y que a pesar de que en octubre de 2019 se compraron aspiradoras industriales, en las febrero de 2020 se seguía barriendo en seco el polvo de aluminio del suelo.

Armón no ha hecho comentarios sobre los informes de Inspección.

Compartir el artículo

stats