Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La caída de viajeros de 2020 le costó a Emtusa una pérdida de ingresos por ventas de 5,6 millones

El cierre económico del ejercicio, marcado por el impacto del covid-19, incluye ahorros en personal y en combustible sobre el presupuesto de partida

Uno de los vehículos que dan servicio a la línea 1 de Emtusa.

Uno de los vehículos que dan servicio a la línea 1 de Emtusa.

La representación política y social que conforma el consejo de administración de la Empresa Municipal de Transportes Urbanos (Emtusa) tiene mañana la ocasión de debatir, por vía telemática, sobre la realidad de la empresa que dibujan las cifras de cierre del pasado ejercicio. Unas cifras marcadas por el gran y negativo impacto de la crisis del covid-19 en el transporte urbano. Los autobuses de Emtusa solo movieron el año pasado 10,9 millones de viajeros. Ocho millones menos que el año anterior en lo que es el peor registro de su historia. Un demoledor descenso del 42,35%.

Y aunque el presupuesto cuadra gracias a una aportación extraordinaria de 3,4 millones realizada por el Ayuntamiento, lo cierto es que ese desplome de viajeros tiene sus consecuencias en las arcas de la empresa. La venta de billetes y recarga de tarjetas y abonos sumó el año pasado 6.164.169,46 euros: 5,6 millones menos de lo presupuestado y 6,5 millones menos que lo recaudado en 2019. Aunque aquí hay que recordar que el año pasado entró en vigor la gratuidad del viaje hasta los 17 años y la rebaja para usuarios de tarjetas.

Dos datos para ver la trascendencia de ese descenso de los ingresos por ventas. Si la previsión era recaudar 3,7 millones por venta de billetes sencillos lo recaudado se quedó en 1,7 millones. Y si lo calculado era ingresar 7,2 millones por recargas de tarjetas y abonos lo que se llegó a ingresar solo fue de poco más de cuatro millones.

A esa caída de los ingresos por ventas se suma otra, muy inferior, de 65.000 euros, por la suspensión temporal de los contratos de publicidad. Por todo ello, los efectos del covid-19 en las cuentas de Emtusa supusieron una minoración de ingresos de 5.677.681 euros.

La aportación extra que ha tenido que hacer el Ayuntamiento no llega a esta cifra ya que, el coronavirus, también le ha supuesto a Emtusa ahorros. La reducción de kilómetros recorridos –un 15,8% menos que en 2019– y la caída de los precios del diesel le supuso a Emtusa una minoración significativa en la partida de combustible con un ahorro de casi 950.000 euros sobre la previsión inicial de gastarse 2,6 millones en combustible. En cuanto a los consumos de materias primas solo se incrementó la partida de compra de repuestos ya que se aprovechó que gran parte de la flota estuvo parada dos meses para mejorar el mantenimiento de los vehículos.

También hay un descenso importante, alrededor de 1,5 millones de euros, en gastos de personal. La gerencia de Emtusa lo justifica por la suma de una menor actividad del servicio y un incremento del porcentaje de absentismo laboral. Las medidas de protección de la salud hicieron que, en los primeros meses del año pasado, se pasara de una media habitual del 8% a tasas superiores al 25% durante el periodo de confinamiento. El año se cerró con 14,8 millones en gastos de personal: 10,3 en sueldos y el resto en cargas sociales.

En cuanto a otros gastos de explotación se destacan en el informe provisional de cierre una reducción, por un lado, de 127.000 euros en los denominados servicios exteriores por la rebaja en la prima de seguros de la nueva póliza, las menores reparaciones externas de buses y la minoración de las comisiones por recargas y un incremento, por otro de 27.000 euros por la adopción de medidas de seguridad impuestas por la pandemia.

Al consejo de administración van también los pliegos para la compra de dos autobuses articulados e híbridos con una inversión de 800.000 euros e información sobre los procesos selectivos que se han desarrollado en la empresa. En cuanto a los responsables de área se dará traslado de la incorporación de Pedro Gallo como responsable de recursos humanos y de Begoña Fernández Espasande como nueva responsable del área económica. Una labor similar a la que desarrolló en la Empresa Municipal de Aguas entre los años 2001 y 2013.

También se compartirán con los consejeros datos de los 76 candidatos, de los 511 que se presentaron en su momento, que han superado todas las fases del proceso de selección de nuevos conductores.

Compartir el artículo

stats