Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad estudia un carril bus en la calle Brasil sin perder aparcamiento

El proyecto municipal para el vial de la zona oeste se pone en marcha tras la fallida operación en la avenida de Pablo Iglesias

Calle Brasil.

Calle Brasil. Julián Rus

Tras la frustrada intención de generar un carril bus en la avenida de Pablo Iglesias, la concejalía de Movilidad, que encabeza Aurelio Martín, ha dado un paso en su planificación y girado la mirada hacia la calle Brasil en su intención de diseñar espacios especiales para los autobuses y, con ello, mejorar las condiciones del transporte público para hacerlo más atractivo al uso de los vecinos. La calle Brasil, en el corazón del barrio de La Calzada, conforma junto a la calle Gran Capitán uno de los ejes más importantes de tránsito en la zona oeste de Gijón.

Ahora mismo por allí pasan dos de las líneas con más viajeros de la red de Emtusa: la 1 (Cerillero-Hospital de Cabueñes) y la 4 (Lauredal-Campus Universitario). También es zona de tránsito para los autobuses que dan servicio a la línea 21 (Hospital de Jove-Campa Torres).

El plan inicial, presentado hace un año desde el área de Movilidad, establecía diseñar hasta siete carriles reservados para autobuses. Entonces se hablaba de las calles Gran Capitán, Brasil, Ezcurdia, avenida de Oviedo, El Llano y Pablo Iglesias, estableciendo que sería precisamente Pablo Iglesias el proyecto inicial. La idea quedó aparcada a finales de año al entender que era imposible conjugar la creación de este carril bus, tal y como se había pensado, con el mantenimiento de los aparcamientos.

“Nos dimos cuenta de que solo con pintura y sin quitar aparcamientos iba a quedar un carril muy justo. No sería el ejemplo de los carriles bus que tenemos en mente y queremos hacer las cosas lo mejor posible”, explicaba Aurelio Martín en una entrevista a LA NUEVA ESPAÑA, al justificar la paralización de ese proyecto cabecera de todo el plan de carriles bus del Ayuntamiento.

El desarrollo de esa acción en Pablo Iglesias se vincula ahora a la reforma integral del eje que conforma con la calle Manuel Llaneza y que conllevaría tanto eliminar aparcamientos en superficie como buscar alternativas, ya fuera con nuevos espacios o cambios en la zona ORA que favorezcan a los residentes del entorno. Todos esos son los elementos que hay que articular de cara al futuro.

Precisamente que no haya pérdida de aparcamientos o que la pérdida sea mínima es una de las condiciones que se están teniendo en cuenta a la hora de estudiar la viabilidad de un carril bus en la calle Brasil.

Tanto la avenida de Pablo Iglesias como la calle Brasil ya se habían incluido como espacios para el desarrollo de plataformas reservadas al transporte público en el Plan de Movilidad Sostenible y Segura, el popular y debatido PIMSS que nunca llegó a oficializarse. De hecho, se acaba de iniciar la elaboración de un nuevo plan de movilidad para Gijón para diseñar acciones de aquí a 2030.

Al compromiso con una nueva estrategia de movilidad y la apuesta por el impulso del transporte público se suma ahora una realidad impuesta por la pandemia. Y que supone, en el corto plazo, que Emtusa ha cerrado 2020 con un histórico descenso de viajeros –ocho millones menos que el año anterior– y tiene escasas posibilidad de volver a la normalidad si las restricciones y toques de queda se siguen manteniendo este año. Algo que ha colocado a la empresa en una delicada situación económica. Salvada por ahora por una inyección de más dinero del Ayuntamiento de Gijón.

Compartir el artículo

stats