Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Grupo empezará por Las Mestas a probar su sistema de acceso por reconocimiento facial

Seis empresas optan a aplicar este mecanismo, que comenzará a funcionar, en pruebas, en un máximo de dos meses tras la firma del acuerdo

Una trabajadora del club revisa la temperatura a un socio a la entrada de la sede del Grupo en Las Mestas.

Una trabajadora del club revisa la temperatura a un socio a la entrada de la sede del Grupo en Las Mestas. Juan Plaza

Seis empresas optan a instalar el sistema de control de accesos por reconocimiento facial en las instalaciones del Grupo Covadonga. Un sistema que, tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, convertirá a la entidad gijonesa en el primer club socio deportivo de Asturias en implantar un mecanismo de este tipo, que convivirá con las otras formas de entrar al club. Las firmas que han presentado una oferta a la directiva de Antonio Corripio son TSK Electrónica y Electricidad, Electronor y Montajes, Saima Seguridad, Prosegur Soluciones Integrales de Seguridad España, Telecable de Asturias y Sabico.

Desde el pasado 15 de febrero, fecha límite para presentar propuestas, la comisión de accesos se encuentra valorando las diferentes opciones que hay sobre la mesa. El objetivo es poder mantener las primeras reuniones en marzo y formalizar un acuerdo para dar paso al sistema de pruebas del mecanismo, que deberá comenzar en un plazo máximo de dos meses una vez se suscriba el acuerdo. La fase de pruebas arrancará en la sede de Las Mestas, por la puerta de la avenida de Jesús Revuelta, y si funciona correctamente se extenderá al resto de accesos del club paulatinamente.

Modernizar los accesos era uno de los objetivos fundamentales de la entidad. El Grupo cuenta con cerca de 40.000 socios y antes de la pandemia registraba unas 8.000 visitas diarias de las cuales 800 eran sin carnet de socio, ya fuera acompañantes o personas que acceden como público a los muchos partidos que cada fin de semana se juegan en las instalaciones del centro socio deportivo.

Con el protocolo sanitario por el covid-19, las entradas sin carnet se han reducido a cero porque es obligatorio presentar la acreditación para acceder al recinto. Esta norma generó no pocos inconvenientes que se pretenden mejorar con el nuevo sistema de accesos, manteniendo los accesos presentando el carnet físico o el del móvil.

El nuevo programa se encargará de registrar todas las entradas y salidas del club, tanto de socios como ajenos. Con ello, la directiva de Corripio tendrá una idea exacta de cuántas personas entran en las instalaciones de cara a afinar futuros protocolos de actuación en caso de emergencia, así como para evitar que se cierre el club con algún despistado dentro. La comisión de accesos se encuentra estudiando las seis propuestas que el club ha recibido. El plazo expiraba el 15 de febrero.

El pliego de condiciones especifica que el ofertante debe indicar el plazo de ejecución del proyecto y que uno de los aspectos a valorar es la celeridad en la ejecución. Una vez alcanzado el acuerdo, la empresa tendrá un plazo de dos meses para iniciar el periodo de pruebas, que será por fases. Comenzará en la sede del club en Las Mestas, en la avenida de Jesús Revuelta, y se proseguirá por Mareo, las instalaciones de Begoña y las de la calle Emilio Tuya. “Una vez pasado el periodo de prueba, la instalación definitiva será inmediata”, recoge el pliego de condiciones. Esta medida entronca directamente con la regulación del aparcamiento que puso en marcha el Grupo en junio, con barreras que solo se levantan presentando el carnet de socio.

Compartir el artículo

stats