Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afronta cárcel por embestir a la Policía con el coche al huir tras un robo

El principal acusado, junto a su copiloto, asaltó una panadería de la calle Pachín de Melás, de noche, con una tapa de alcantarilla

Establecimiento de El Natahoyo asaltado por los acusados.

Establecimiento de El Natahoyo asaltado por los acusados. M. L.

Dos hombres que asaltaron con gran violencia una panadería de El Natahoyo en septiembre del pasado año, y que propiciaron una trepidante persecución policial hasta que lograron echarles de la carretera al inicio de la AS-19, se sentarán en el banquillo de los acusados para responder a los delitos de robo con fuerza, atentado a agente de la autoridad (agravado) y de lesiones que les atribuye la Fiscalía. El conductor del coche, que embistió en repetidas ocasiones a los agentes que le perseguían, afronta hasta cinco años y nueves meses de cárcel mientras que su copiloto, el que entró a la panadería, se enfrenta a una pena de 23 meses de prisión.

Estos dos individuos, de 47 y 49 años en el momento de los hechos, y vecinos de Riaño y La Felguera, habían robado un coche en Oviedo y condujeron hasta Gijón. Eligieron una panadería en la confluencia entre la avenida de Galicia y la calle Pachín de Melás. Con una tapa de alcantarilla violentaron el cristal de la puerta y, mientras uno esperaba con el coche en marcha, el otro entró al local para apoderarse de la caja registradora.

Pese a la rapidez de su acción, un vecino de la zona que escuchó el ruido alertó rápidamente a la Policía. Los ladrones emprendieron la huida a toda velocidad por la avenida de Galicia, en dirección a Cuatro Caminos, pero una de las patrullas les localizó y comenzó entonces una peligrosa persecución a la que se fueron sumando varios vehículos policiales, incluidos los camuflados.

En el operativo para dar caza a estos dos hombres, y así lo describe el Ministerio Fiscal, los delincuentes, con un amplio historial a sus espaldas, embistieron varias veces a los agentes, llegando a echar de la carretera a uno de los vehículos. Lo intentaron con otro más, pero los policías lograron cortar la huida de esta pareja. El coche acabó en una zanja al inicio de la antigua carretera de Avilés, momento en el que estos dos hombres aprovecharon para escapar a la carrera campo a través. Tras varios minutos de búsqueda, de madrugada y sin luz, lograron encontrarles. Estaban escondidos entre la maleza. Su arresto no fue sencillo, pues mostraron resistencia, llegando a agredir a los agentes, que, finalmente, lograron engrilletarles. La caja fue recuperada.

Compartir el artículo

stats