Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería gijonesa calienta motores antes del final del cierre perimetral

"Tardaremos en recuperar la normalidad", advierten los miembros del sector ante el regreso del consumo en interiores

La hostelería gijonesa calienta motores para el final del cierre perimetral

La hostelería gijonesa calienta motores para el final del cierre perimetral Juan Plaza

Unas mesas por aquí, limpieza por allá... y muchas miradas al reloj. La hostelería gijonesa cuenta las horas para volver a acoger a los clientes en el interior de los locales. A partir de las 00.00 horas de la madrugada, Gijón quedará libre del cierre perimetral y eso significa que, a partir de mañana, se puede volver a un café bajo techo. Un regreso que el sector acoge con las mismas que recelo. Por un lado, se espera que con la vuelta del consumo en interiores se mejoren los datos de ventas. Y por otro se teme que si el nivel de contagios vuelva a empeorar toque volver a echar el cierre. "Se tardará en volver a recuperar la normalidad", aseguran los hosteleros como Evaristo Rodríguez, "Tito", que regenta el restaurante Nevada en la calle Magnus Blikstad de Gijón.

Este hostelero cuenta 64 años y lleva cuarenta años al frente del negocio. Se dice pronto, pero es toda una vida al frente de un restaurante muy conocido en el barrio gijonés de Laviada, justo delante de la estación de autobuses. En tiempos normales gestionaba un local con más de 30 mesas. Ahora, tan solo tiene a su cargo dos mesas en una diminuta terraza. "Tendría que estar pensando jubilarme, pero ahora mismo lo tengo imposible", cuenta el hostelero. "Volver a abrir es un balón de oxígeno. De estar como estábamos a lo que vendrá es mejor que nada", resume.

Una idea similar tiene Julia Jiménez, la dueña de la cafetería Arosa junto a su marido, Vicente Álvarez. "Nos multaron dos veces por tener mal colocadas las mesas así que a ver si ahora remontamos", asegura la mujer, mientras termina de barrer el interior de su negocio. "Abrimos con mucha alegría, pero solo valdrá para pagar gastos", resume la propietaria de un negocio que abrió sus puertas en el año 2004.

Para hoy, a las 20.30 hay previsto un acto de Hostelería con Conciencia, la plataforma que impulsa un encierro de dos hosteleros en la parroquia de San José. Anunciarán cuando llega el final de un acto de protesta que ya dura casi dos semanas.

Compartir el artículo

stats