Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las abuelas vuelven a clase en el IES Jovellanos

Los alumnos del centro rescatan la memoria de las mujeres de su familia para rendir homenaje a su arrojo ante la dificultad

Por la izquierda, Paula Sánchez, Mario Suárez, Candela Rodríguez, Diego Rodríguez, Aitana Corte y Elsa García, junto al mural.

Por la izquierda, Paula Sánchez, Mario Suárez, Candela Rodríguez, Diego Rodríguez, Aitana Corte y Elsa García, junto al mural.

Marilís García se casó en segundas nupcias y cuidó de los hijos que no eran suyos como propios, ganándose el afecto de todos. María de la Trinidad Cañas, cordobesa de nacimiento, fue la mayor de varios hermanos y se pasó la infancia cuidando de ellos. Después lo haría de una hija discapacitada, hasta el día de hoy, y siempre con una sonrisa. Este miércoles cumplió 81 años.

Enriqueta Martín perdió a su madre con cuatro años, y se está recuperando de una operación de corazón. Rosa María Lallende sufrió la pérdida de un hermano cuando eran niños por culpa de la gripe, y fue el gran apoyo de su madre en el dolor de la pérdida en unos años de guerra civil y pocos recursos, mientras que Fina Bernabé no fue a la escuela para cuidar a sus seis hermanos. Posteriormente tendría que lidiar con los problemas de salud de sus hijas: las tres han pasado por un cáncer.

Lola Sánchez pasó las penurias de la guerra y sacó a la familia adelante tras enviudar joven, y María Antonia Espasande se enfrentó al choque entre la vida del campo de su San Tirso de Abres natal y la gran ciudad a la que se trasladó a vivir de joven con su marido minero.

Todas ellas tienen en común el haber sido mujeres bravas, de las que plantan cara a las dificultades de la vida, cada una en su papel, y el ser abuelas de nietos orgullosos. Son alumnos del segundo curso de la ESO en el IES Jovellanos, y de la mano de su profesora de Lengua Carmela Domínguez, las harán protagonistas de varias redacciones que elaborarán estos días. Será su forma de hacerles un pequeño homenaje por el día de la Mujer Trabajadora, y para que “no se pierda la labor de figuras anónimas pero que aportaron tanto a la vida de sus familias”, reflexiona la profesora.

Mario Suárez, Diego Rodríguez, Candela Rodríguez, Paula Sánchez, Aitana Corte o Elsa García son sólo algunos de los chavales del IES Jovellanos que participan en el proyecto del Departamento de Lengua y que pueden sacar pecho con sus historias familiares, que dejarán plasmadas en papel para el recuerdo y homenaje.

Además de las redacciones, los alumnos han elaborado varios carteles en los que han incluido el nombre de las mujeres de su entorno a las que admiran. Las abuelas ganan por goleada.

Compartir el artículo

stats