Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entre aplausos y con esperanza de no volver a abrir: así se cerró el hospital de la Feria de Gijón

El recurso, equipado con 144 camas para aliviar la presión hospitalaria, se instaló en la primera ola sin que jamás se llegase a estrenar, pero resultó clave en los picos de esta segunda y tercera onda pandémica

Salida de la última paciente del hospital de la Feria.

Salida de la última paciente del hospital de la Feria.

El hospital de campaña del recinto ferial de Gijón dio de alta esta mañana a su última paciente ingresada (la jornada se iniciaba con dos ingresados) y cerrará sus puertas hasta nuevo aviso. El recurso, equipado con 144 camas para aliviar la presión hospitalaria, se instaló en la primera ola sin que jamás se llegase a estrenar, pero resultó clave en los picos de esta segunda y tercera onda pandémica al asumir, en gran parte, los ingresos leves de infectados en residencias de mayores. La última alta, una mujer, fue despedida entre aplausos por los pocos profesionales que aún quedaban hoy trabajando en el recurso. 

El hospital de campaña de la Feria de Muestras de Gijón se instaló en la primera ola, pero se quedó sin estrenar. Y en la segunda, pese a ser la más dramática registrada en esta pandemia, había saldado su balance con un máximo de 58 ingresados. Fue en noviembre, cuando Cabueñes seguía rozando el colapso y Salud tuvo que recurrir a la red sanitaria privada y concertada ante la falta de camas. La actual tercera ola, sin embargo, fue la que puso a prueba el complejo: a inicios de este mismo mes el hospital de campaña sumó más de 70 ingresados al mismo tiempo. En total, desde su apertura, el pasado 12 de noviembre, fueron ingresando en la Feria 335 personas, con una media de edad de 82,8 años.

Así es el H144: el hospital provisional que el Principado ha levantado en la Feria de Muestras de Gijón J.M. Requena / A. González

El director médico del H144, Rafael Castro, ha explicado que la principal fortaleza del “hospital temporal” es que ha logrado integrarse en el sistema como un centro sanitario más. En este sentido, ha destacado la relación con otros equipamientos y con la red de atención primaria: “No ha sido una instalación que haya ido por libre ni que haya consumido recursos al sistema, sino que se ha integrado perfectamente desde el primer día”.

Por su parte, la directora de Enfermería, Paloma Pérez, ha subrayado el compromiso de la profesión con el dispositivo, así como el desarrollo de un plan de humanización que no suelen tener los hospitales de estas características.

La paciente entrando en la ambulancia para salir del hospital de la Feria.

La mayor ocupación de estos cuatro meses se alcanzó el 2 de febrero, con 74 pacientes ingresados y cuatro módulos abiertos. El 65% de las personas hospitalizadas han sido mujeres y la estancia media se ha situado en 9,5 días. Además, el 72% de los pacientes tratados ha recibido el alta por su curación y el 52% eran residentes de un centro sociosanitario. Del total de usuarios, un 12% precisó la derivación a otro hospital de la red pública.

Pacientes de toda Asturias

El H144 ha recibido a pacientes de centros residenciales sociosanitarios y de otros hospitales de toda Asturias: el 60% procedían del Hospital Universitario de Cabueñes, el 19% del Hospital Universitario San Agustín de Avilés, el 10% del Hospital Universitario Central de Asturias y el 5% del Hospital Fundación Jove. También ha atendido a personas procedentes del Hospital del Oriente (Arriondas), de la Fundación Hospital de Avilés, del Monte Naranco (Oviedo) y del Álvarez Buylla (Mieres).

Según se informaba hoy desde el Sespa, se va a mantener la instalación preparada por si se precisase su reapertura en un plazo de 24 horas ante un recrudecimiento de la pandemia. En los próximos días, se limpiará y descontaminará la zona.

Compartir el artículo

stats