DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La firma NMR envía arcilla de su cantera de Salas desde El Musel hacia las cerámicas de Castellón

La compañía, que adquirió y puso en servicio en 2020 la instalación en las inmediaciones de La Espina, movió el año pasado 100.000 toneladas

Muelles de El Musel donde opera NMR. | Julián Rus

Muelles de El Musel donde opera NMR. | Julián Rus

La compañía Natural Mining Resources (NMR) sacó el pasado año por El Musel en torno a 100.000 toneladas de arcilla blanca con destino a Castellón, destinadas a proveer de este material a la industria de la cerámica de la zona de Levante. La materia prima proviene de la cantera que la empresa adquirió y puso en marcha en abril de 2020 en el concejo de Salas. Según ha podido saber este periódico, en lo que va de ejercicio, el movimiento de arcillas de la firma hacia Castellón ya ha superado las 50.000 toneladas. Este nivel de movimiento hace prever que se van a superar las cifras globales del pasado ejercicio, que en todo caso, no fue completo, ya que la cantera no entró en servicio hasta la primavera. Además de las fábricas de cerámica levantinas, la compañía también se ha fijado en el mercado italiano para dar salida a la producción de Salas. Los envíos de arcilla se efectúan en buques de entre 7.000 y 20.000 toneladas de capacidad.

La empresa NMR obtiene la arcilla de una explotación denominada “Sofía”. La puesta en marcha de la cantera obligó al Ayuntamiento de Salas a aprobar una modificación de su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), una vez que la Consejería de Industria había dado luz verde a la explotación para treinta años. En concreto, esta cantera se ubica en el entorno de La Espina y fue muy cuestionada en su momento por la Coordinadora Ecologista de Asturias. La petición inicial de NMR a la administración autonómica era para 161.640 metros cuadrados y una extracción de 360.000 metros cúbicos.

Pese a la inclusión de la arcilla, Natural Mining Resources ha reducido su ritmo de actividad en El Musel durante los primeros meses de este 2021. El incremento del precio de referencia internacional del carbón que se importa al noroeste de Europa y incremento registrado en el precio de los fletes de los barcos son las causas de esta tendencia a la baja. La compañía se dedica preferentemente a importar carbón y extraerlo de minas del norte de España, cribarlo, lavarlo y reexportar el producto de mayor calidad a empresas metalúrgicas y el resto a centrales térmicas de Marruecos o de países asiáticos.

En total, NMR movió en 2020 más de cuatro millones de toneladas de carbón, sumando las cargas y descargas, y su intención a medio plazo es alcanzar los 10 millones de toneladas. De alcanzar ese objetivo duplicaría ampliamente las descargas de carbón para las térmicas del norte de España, que suponían en conjunto el segundo tráfico en importancia en El Musel, sólo superado por Arcelor.

Además, NMR va a reiniciar la tramitación ambiental con el Principado para consolidar su actividad de acopio y cribado de carbón en la explanada trasera de la terminal de minerales Ebhisa del puerto gijonés, una vez que el Principado le ha denegado la que tramitó a través de la estibadora Marítima del Principado. En concreto, la autorización ambiental que se presenta por parte de NMR es para los 97.000 metros cuadrados de la ampliación de El Musel entre la terminal de minerales y la regasificadora.

Compartir el artículo

stats