Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pueblu d'Asturies monta en tandem con una donación que recupera la memoria de Bicicletas Cuesta

Fue una fábrica y taller de Gijón que se hizo un nombre en España con sus creaciones propias

Felipe y Tomás del Campo el día de la entrega del tándem en el museo.

Felipe y Tomás del Campo el día de la entrega del tándem en el museo.

El Muséu del Pueblu d'Asturies ha incorporando a sus fondos un curioso tandem. Una original bicicleta para dos ciclistas, fechada en torno a 1910, que es un símbolo y un recuerdo peremne para una fábrica de bicicletas que existió en Gijón y que se hizo un nombre con sus diseños en toda España. Bicicletas Cuesta, fundada por Jesús y Marceliano Cuesta en 1905 para la fabricación de máquinas de creación propia, es anterior a las grandes fábricas españolas instaladas en Eibar: BH, que empezó a fabricar bicicletas en 1923, y Orbea, que lo hizo en 1926. A su prestigio como firma de bicis se suma, además, que los dos hermanos Cuesta fueron conocidos deportistas en España.

Dicen desde el Muséu que el valor del tándem donado "radica en su originalidad y en que sólo se conservan en la actualidad cinco bicicletas de la marca Cuesta, que llegó a fabricar unas 2.500 máquinas entre 1905 y 1936, año en que cesó la fabricación".

La máquina llega a las instalaciones del Museo gracias a la aportación de los hermanos Felipe, María, María Antonia, Pilar y Tomás del Campo Díaz-Laviada. Son quienes han donado al Muséu un tándem fabricado en Gijón por Bicicletas Cuesta y C.ª, hacia 1910, con componentes BSA (Birmingham Small Arms), de Birmingham (Reino Unido) y reformada en 1970 en el Garaje Marina de Gijón.

Pabellón de Bicicletas Cuesta en la I Feria de Muestras, Gijón, 1924 Fotografía de Constantino Suárez (Gijón-Xixón, 1899-1983). Col. Muséu del Pueblu d'Asturies.

De su primera época conserva el cuadro de tubería de hierro hueca con la chapa de la marca "Bicicletas Cuesta / Gijón" y el cambio interior de tres marchas incorporado al eje de la rueda trasera.

En 1970 se repintó en blanco con fileteado en varios colores y se sustituyeron las ruedas, manillares, sillines, platos, bielas y la maneta del cambio.

Esta bicicleta, según Ángel Mato (La bici en Gijón. Del velocípedo al carril bici, Gijón, 2014), se diseñó a partir de un tándem original de la casa inglesa BSA que compró Gonzalo del Campo y del Castillo (abuelo de los donantes) y que utilizaron en Gijón varios miembros de su familia a principios del siglo XX, hasta que se rompió el cuadro tras una caída. Para sustituirla, se encargó a la fábrica de Bicicletas Cuesta, de Gijón, una reproducción del cuadro, realizado a medida y en color negro, montando la bicicleta con los componentes BSA que no habían sufrido daños en el accidente.

Bicicleta tandem expuesta en el Muséu

El tándem fue utilizado hasta la década de 1950 en que se guarda en un garaje. En 1962, Felipe y Tomás del Campo, nietos del comprador, vuelven a circular con él y en 1970 lo reparan en el Garaje Marina. 

Bicicletas Cuesta estuvo instalada en distintos locales de Gijón: calle Molino n.º 33, Instituto n.º 32, Corrida n.º 68 y plaza de San Miguel n.º 3, en los que se fabricaron bicicletas a medida con tres modelos (masculino, femenino y de carrera); también vendía motocicletas de importación marcas BSA y Harley Davidson.

Las aportaciones de la marca Cuesta a la producción de bicicletas en España fueron el diseño de un cuadro de tubería hueca de hierro, muy resistente para poder adaptarse a la dureza y los desniveles de las carreteras del norte de España; un plato con las letras de la marca CUESTA y un cambio interno BSA de tres piñones que facilitaba el pedaleo en distintos terrenos, ya fueran llanos o subidas.

Compartir el artículo

stats