Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres detenidos y un policía herido en una gran reyerta junto a El Molinón

La pelea se originó en el cercano barrio de La Guía y acabó con lanzamientos de objetos

Imagen de parte del despliegue policial en el entorno de El Molinón

Imagen de parte del despliegue policial en el entorno de El Molinón

Una macrorreyerta entre 20 o 30 menores motivó ayer un enorme operativo policial en los bajos de El Molinón, junto a la puerta 14 del estadio, que se saldó con tres detenidos y un agente herido con un fuerte golpe en la nariz. La pelea empezó sobre las 22.30 horas y sorprendió a decenas de clientes que apuraban sus consumiciones en los bares próximos. Uno de los dueños denunció desperfectos en una luna que recibió un fuerte golpe provocado por el lanzamiento de una taza de café que iba dirigida contra un agente. “Si le llega a dar, le podría haber dejado muy mal”, apuntó un camarero del local. 

La trifulca se originó en la calle Profesor Pérez Pimentel, en La Guía. Hubo varias peleas entre jóvenes a la vez, que terminaron confluyendo en la zona de El Molinón porque los implicados escaparon a la carrera de la Policía Nacional y de la Policía Local. Uno de los agentes resultó herido en la nariz. Según apuntaron los testigos, las lesiones se produjeron al intentar reducir a uno de los chicos que escapaba. Este, para zafarse del bloqueo, soltó el codo dando en la cara al policía, que dejó un pequeño reguero de sangre en el suelo. Justo a continuación, mientras se producía una de las detenciones a la altura de la puerta 14, otro de los implicados cogió una taza de café de una mesa y la lanzó contra otro agente, sin llegar a darle e impactando contra la luna de un conocido bar de la zona. 

Según los testigos, esta acción habría sido la que motivó la petición de refuerzos. Rápidamente se personaron en El Molinón varias patrullas de la Policía Nacional y Local, así como una ambulancia. Los agentes se vieron obligados a cortar el tráfico de parte de la avenida de Torcuato Fernández-Miranda. Hubo tres detenidos, dos por parte de la Policía Nacional y otro por la Local. El resto de los jóvenes escaparon en dirección al parque Isabel La Católica. La de ayer, según apuntan varios camareros, no es la primera pelea que se produce en la zona, aunque nunca antes se había registrado una de estas dimensiones. “Muchos clientes sintieron miedo y otros tantos se marcharon”, aseguró un hostelero. 

Los jóvenes que participaron en la reyerta son conocidos en la zona y hay varios locales que ya rechazan servirles consumiciones por su facilidad para dar problemas. Un camarero comentó ayer que hace pocos días uno de los implicados motivó otra intervención policial porque llevaba un perro de raza peligrosa sin bozal.

Compartir el artículo

stats