DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El exconcejal Monchu García disputará el liderazgo del PSOE gijonés por segunda vez

Iván Fernández Ardura tiene intención de optar a la reelección como secretario general, pero esperará a tomar una decisión firme

José Ramón García, "Monchu", en Fomento.

José Ramón García, "Monchu", en Fomento. Marcos León

Ya lo tiene decidido. José Ramón García, “Monchu”, optará de nuevo a liderar el PSOE de Gijón. El exconcejal ha comunicado a su grupo de confianza que quiere presentarse a las primarias para la elección de secretario general de la agrupación local de su partido, que previsiblemente se celebrarán a principios del próximo año. Su objetivo, según ha hecho saber, es doble: dinamizar la actividad interna y engrasar los cauces entre la dirección de la formación y el gobierno local de Ana González. Será su segundo intento por alcanzar la máxima responsabilidad orgánica. Y, con bastante probabilidad, será la segunda vez que se enfrente al actual líder, Iván Fernández Ardura, que ya ha transmitido a su entorno la intención de luchar por la reelección, aunque no ha tomado una decisión definitiva.

Los movimientos en el seno del PSOE gijonés de cara a las primarias comenzaron hace meses, pero en las dos últimas semanas se han acelerado vertiginosamente. García, que ha seguido conectado a la vida del partido desde que perdió las votaciones de 2017 por un puñado de votos ante Fernández Ardura, considera necesario un cambio de rumbo que dé músculo a la formación de cara a los comicios municipales de mayo de 2023. Y, según fuentes socialistas, está convencido de que en esta ocasión cuenta con los apoyos suficientes entre la militancia para ganar.

Este paso al frente demuestra que las heridas en el PSOE de Gijón que abrieron los sucesivos procesos internos de 2017 han dejado de sangrar, pero no están cerradas del todo. Hace cuatro años, la agrupación local inició un período de profunda convulsión con las primarias a nivel federal, que enfrentaron a Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López. Este proceso creó dos grupos mayoritarios formados por partidarios del actual presidente del Gobierno y de la expresidenta andaluza. Las tensiones se acrecentaron meses después por la elección del secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA), cargo que se disputaron Adrián Barbón, ahora jefe del Ejecutivo regional, y José María Pérez, por entonces portavoz municipal en la ciudad. La explosión final llegó a nivel local, con un duelo muy reñido entre Monchu García e Iván Fernández Ardura, después de que la exconcejala Dulce Gallego retirase su candidatura.

García, que apostó por Patxi López a nivel nacional y por José María Pérez en Asturias, llegó con fuerza a las primarias de Gijón, con el empuje de destacados “susanistas”. Pero Fernández Ardura, “sanchista” y “barbonista”, recibió el respaldo de Gallego y del sector gijonés del SOMA. Un apoyo que fue crucial en el resultado (399 votos frente a 372). Desde aquel día, 26 de noviembre de 2017, los contrapesos en el socialismo de la ciudad, antaño más monolítico, han sido complejos, como demostraron las primarias que ganó por estrecho margen en octubre de 2018 Ana González para optar a la Alcaldía, al imponerse a José Ramón Tuero (antes, Constantino Vaquero había caído en primera vuelta).

Aunque las etiquetas de anteriores procesos quedaron desfasadas con la llegada de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno y el regreso al poder en el Ayuntamiento apaciguó los ánimos en el partido, entre los socialistas gijoneses aún perviven corrientes muy diferenciadas e incluso soterradamente enfrentadas. La candidatura de Monchu García lo confirma.

Compartir el artículo

stats