Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Monchu García, sobre sus planes para liderar el PSOE: “Toca trabajo en la calle”

El movimiento del exconcejal, rodeado de fieles, revoluciona la agrupación | Ardura: “El partido se ha recuperado, ahora no es momento de esto”

Monchu García, a la derecha, saluda a Iván Fernández Ardura tras las primarias del partido en Gijón en 2017.

Monchu García, a la derecha, saluda a Iván Fernández Ardura tras las primarias del partido en Gijón en 2017.

Los planes de José Ramón García, “Monchu”, para optar por segunda vez a la secretaría general del PSOE de Gijón, adelantados por LA NUEVA ESPAÑA, convulsionaron ayer la vida interna del partido más votado en la ciudad. Durante toda la jornada, dirigentes y militantes se cruzaron decenas de llamadas y mensajes sobre el paso al frente que está dispuesto a dar el exconcejal. “Dadas las fechas en las que estamos y agradeciendo muchísimo las muestras de apoyo y ánimo que he recibido, también quiero recordar que aún no toca, que de todo esto se hablará cuando llegue el proceso local, como marca el partido, y para el que aún quedan muchos meses”, manifestó García en un mensaje publicado en las redes sociales. El secretario general de la formación y rival de García en 2017, Iván Fernández Ardura, eludió valorar en profundidad el movimiento. “No es el momento”, aseveró.

“Ahora, en mi caso, lo que toca es seguir aportando y haciendo política en la calle y en la vida diaria, como decía el abuelo fundador, Pablo Iglesias Posse, llevando las ideas fuera de las casas del pueblo y de la intimidad propia”, aseguró García, que declinó hacer más declaraciones sobre su candidatura. Algunos en el partido reconocían ayer que el exconcejal lleva meses trabajando en un nuevo proyecto, rodeado de su círculo de confianza. Por todos es sabido que mantiene una buena relación con ediles que ejercen en la actualidad, como José Ramón Tuero, y con antiguos miembros de la Corporación, como César González y José María Pérez, ahora totalmente apartados de la primera línea política y dedicados a otros asuntos profesionales. Menos directo es el trato con la alcaldesa, Ana González, que siempre ha preferido mantenerse alejada de la vida orgánica del partido al entender que su principal ocupación son las labores institucionales.

“Yo no estoy pensando ahora en un proceso que ni se ha abierto, estoy en trabajar para seguir adelante con la labor realizada durante unos años en los que hemos logrado que el PSOE haya vuelto a ser el partido de Gijón”, indicó Fernández Ardura. El líder local de los socialistas, que ganó las primarias de hace cuatro años con el sello de “sanchista” y el apoyo del sector del SOMA (que tiene como uno de sus máximos exponentes a Celso Ordiales, jefe de gabinete de la Alcaldía), no quiso ir más allá al considerar extemporáneo el asunto. Aún así, fuentes de su entorno aseguran que aspirará a renovar el cargo y que, por tanto, se medirá con García por segunda ocasión consecutiva. En la primera contienda, se impuso por un escaso margen de 27 votos (399 a 372), tras lograr el apoyo del grupo encabezado por la exedil Dulce Gallego, que retiró su candidatura a última hora.

En todo caso, y aunque las primarias locales no están ni mucho menos a la vuelta de la esquina, Fernández Ardura sí quiso defender con claridad la labor desarrollada al frente del partido durante los últimos tres años y medio. “El partido se ha recuperado y ha mejorado, también a nivel electoral, por lo que voy a seguir trabajando como hasta ahora. No estoy en otra cosa”, subrayó.

Asamblea telemática

El PSOE gijonés celebró ayer de manera telemática una asamblea informativa sobre la labor del gobierno local, con la presencia de la Alcaldesa. Pero no se abordó el anuncio de Monchu García. No obstante, muchos militantes se preguntaban en privado cómo afectará el movimiento realizado por el exconcejal a la estabilidad de la formación cuando aún queda dos años largos de mandato municipal. Y, sobre todo, si tendrá alguna repercusión en el gobierno local, donde el PSOE cuenta con once de los doce concejales que lo integran (el otro es Aurelio Martín, de Izquierda Unida).

Monchu García, que en las primarias federales de 2017 apoyó a Patxi López, optó a la secretaría general del PSOE gijonés con el respaldo de destacados defensores de la expresidenta de Andalucía, Susana Díaz. En frente, Fernández Ardura se presentó como la figura que representaba los nuevos aires encarnados en Pedro Sánchez. Dentro del socialismo gijonés son muchos los que sostienen que las etiquetas de aquel momento han pasado a mejor vida. Aunque está claro que la unidad total no ha llegado a alcanzarse en este tiempo.

Compartir el artículo

stats