Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pacto de Ayuntamiento y Confederación debilita la supervivencia del anillo del Piles

Ambas instituciones abogan por renaturalizar el río en base al estudio de la Politécnica, el más rotundo contra la instalación que avala el Grupo

Una vista del río Piles.

Una vista del río Piles. Pablo Solares

La decisión última sobre el futuro del anillo navegable del río Piles la tomará el Ayuntamiento de Gijón en la primera quincena de mayo y en el marco de la comisión técnica del litoral. Y la decisión que tome el Ayuntamiento, como entidad competente, será respetada y asumida en las actuaciones que la desarrollen por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC). Ese es uno de los acuerdos alcanzados ayer por los máximos representantes de ambas instituciones al que dio voz el edil de Medio Ambiente, Aurelio Martín, tras reunirse en Oviedo, junto a su compañero de Corporación, el concejal de Obras Públicas y presidente de la Empresa Municipal de Aguas (EMA), Olmo Ron, con el presidente de CHC, Manuel Gutiérrez.

Aunque aún quedan días para esa decisión, y hay un compromiso previo de reunirse con la dirección del Grupo Covadonga, la supervivencia del actual anillo navegable parece más que en entredicho teniendo en cuenta que, en la nota conjunta emitida por Ayuntamiento y Confederación, se establece que “las dos instituciones comparten el objetivo de renaturalizar los cauces urbanos de los ríos Piles y Peñafrancia y ambas valoran de manera muy positiva el diagnóstico ambiental y las propuestas de actuación elaboradas por la Universidad Politécnica de Madrid”. El informe de la Politécnica, también asumido por los ecologistas, es el más contundente, entre todos los presentados, con la eliminación de obstáculos y azudes (presa). Sus firmantes, Diego García de Jalón y Marta González del Tánago, no sólo indicaron en su informe que el anillo navegable es “incompatible” con la recuperación medioambiental del Piles sino que, en la pasada sesión del consejo de Medio Ambiente, también se mostraron en contra de la propuesta de presas hinchables presentada por el Grupo como alternativa que contentara a todos. El Ayuntamiento y la Confederación, además, reivindicaron que la eliminación de obstáculos en favor de la renaturalización del Piles está en sintonía con los criterios que marcan tanto el Ministerio para la Transición Ecológica como la directiva marco europea del agua.

Todo lo que pase con el Piles estaría dentro al acuerdo al que han llegado Ayuntamiento y Confederación para desarrollar una gestión coordinada e integral de los ríos de Gijón que vaya más allá del convenio para trabajos de mantenimiento que se estaba negociando ahora. La intención es ampliar el convenio a la elaboración de estudios de diagnóstico ambiental y morfológico de los cauces fluviales y la calidad de las aguas, al desarrollo de medidas de restauración ambiental y al seguimiento de todas esas labores; además de sumar al Principado como nuevo socio. Un pacto que afectaría a todos los ríos del concejo garantizando la unidad de actuación. “La Confederación tiene competencias en la zona rural y el ayuntamiento en la urbana pero los ríos no entienden de áreas de competencia. No queremos que pase como ahora que la Confederación llegaba con una obra hasta la zona urbana y ahí se quedaba. O al revés con el Ayuntamiento en la zona rural. El río es uno y se le tratara como una unidad de actuación y de manera coordinada”, indicó Aurelio Martín.

El concejal de Medio Ambiente adelantó que la intención es que las labores sobre los ríos se desarrollaran desde la Confederación Hidrográfica del Cantábrico a través de la empresa pública Tragsa. Ahora mismo hay una fase de intercambio de documentación para concretar el texto del convenio.

Tres ideas sobre los ríos

  • Gestión de ríos. Un convenio fijará un sistema de trabajo coordinado en los ríos de Gijón. Hasta ahora la Confederación trabajaba en la zona rural y el Ayuntamiento en la urbana.
  • Sobre el Piles. La apuesta compartida de Ayuntamiento y Confederación es a favor de la renaturalización del cauce urbano del río Piles y su prolongación en el río Peñafrancia.
  • Anillo navegable. La decisión definitiva sobre el futuro de esta instalación deportiva en el río Piles se tomará a lo largo de la primera quincena de mayo en la comisión técnica del litoral.

Compartir el artículo

stats