Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La petición de ayudas al alquiler se dispara con 4.110 solicitudes, mil más que hace un año

Mujeres de nacionalidad española, empleadas por cuenta ajena y solteras son el principal perfil de las demandas al Ayuntamiento, que concedió 2.721

Sede de Emvisa.

Sede de Emvisa.

La Empresa Municipal de la Vivienda (Emvisa) recibió a lo largo del año pasado, marcado por la pandemia, un total de 4.110 solicitudes de interesados en tener una ayuda al alquiler, lo que supone 958 solicitudes más que las presentadas en el año 2019. Una muestra más de las urgencias que el covid-19 generó en muchas familias de la ciudad y de la que también fue ejemplo el alto incremento de ayudas de emergencia o a la integración gestionadas desde la Fundación Municipal de Servicios Sociales.

El programa de ayudas al alquiler (ahora mismo en proceso de modificación de bases para poder agilizar trámites, ampliar su cobertura a más familias cambiando los requisitos exigidos, abrirse a más colectivos vulnerables e incorporar a las entidades del tercer sector) es el programa estrella de Emvisa. A él se dedican la mayor parte de sus recursos. El año pasado, a pagar ayudas al alquiler fueron 3,8 millones de los seis millones del presupuesto total de la entidad, según los datos recopilados en el cierre de la memoria de la entidad que preside la edil socialista Natalia González. El programa de ayudas de Emvisa incluye también las de formalización y a estudiantes con un gasto ejecutado el pasado año de 75.000 y 10.100 euros, respectivamente.

En total, 3.914.572,94 euros en ayudas directas concedidas por la empresa. Eso supuso alcanzar los 3.112 beneficiarios de ayudas al alquiler: incluyendo las complementarias 217 ayudas a la formalización del contrato y 36 ayudas que son vitalicias. El año anterior fueron 3.100 beneficiarios (308 de formalización) y 3,2 millones de gasto ejecutado.

El perfil del solicitante

de las ayudas al alquiler

Solicitudes tramitadas

Mujeres

2.875

TOTAL

4.087

Hombres

1.212

Por nacionalidad

Española

3.344

Extranjera

643

Por estado civil

Soltero/a

2.167

Divorciado/a

943

Casado/a

574

Viudo/a

232

Separado/a

143

Ns/Nc

18

Por situación laboral

1.869

1.478

563

101

72

4

Trabajador

por cuenta

ajena

Sin

empleo

Pensionista

Autónomo

Otros

Trabajador

en planes de

desempleo

Fuente: Empresa Municipal de la Vivienda

El perfil del solicitante

de las ayudas al alquiler

Solicitudes tramitadas

Por nacionalidad

Española

3.344

Mujeres

2.875

TOTAL

4.087

Hombres

1.212

Extranjera

643

Por estado civil

Soltero/a

2.167

Divorciado/a

943

Casado/a

574

Viudo/a

232

Separado/a

143

Ns/Nc

18

Por situación laboral

1.869

1.478

563

101

72

4

Trabajador

por cuenta ajena

Sin

empleo

Pensionista

Autónomo

Otros

Trabajador

en planes de desempleo

Fuente: Empresa Municipal de la Vivienda

De esas 4.110 solicitudes recibidas a lo largo de 2020 se tramitaron 4.087. ¿El resultado? Se estimaron 2.721 y se desestimaron 1.010. Quedaron pendientes 23 por falta de documentación y 333 fueron suspendidas, en su mayor parte por haberles sido concedida la ayuda al alquiler del Principado. Dos ayudas que ahora mismo se intentan coordinar para que sea más fácil la gestión y menos lioso el doble procedimiento para los solicitantes. ¿Cuál es el perfil del solicitante de esta ayuda al alquiler? Con la estadística en la mano son mujeres (70%), de nacionalidad española (84%) que trabajan por cuenta ajena (45,7%) y solteras (53%).

El programa Comparte Joven, que busca apoyar la emancipación de menores de 35 años, generó 72 expediente en el año 2020. Veinte fueron solicitudes, de las que se estimaron 15. Hubo 18 prórrogas y 19 bajas. Al acabar el año había 40 plazas ocupadas. Y en cuanto al programa de ayuda a estudiantes, que apoya a quien quiera compartir vivienda con otros jóvenes, hubo 65 de las que 41 fueron ayudas iniciales. Emvisa quiere involucrar al Conseyu de Mocedá en la gestión de estos programas vinculados a la juventud. Una fórmula de llegar a más beneficiarios.

Una novedad del 2020 en Emvisa fue el proyecto Xixón Alquila. Un servicio gratuito de mediación entre personas vulnerables por razones económicas que necesitan un piso en alquiler y arrendatarios. Emvisa no sólo los pone en contacto, sino que da garantías a ambas partes para que fructifique el acuerdo. El proyecto arrancó con diez viviendas registradas y 387 demandas. Empezó en septiembre y el año se cerró con doce beneficiarios. Su impulso es uno de los objetivos de este ejercicio.

Aunque minoradas por las limitaciones impuestas por la pandemia y el cierre de los primeros meses del estado de alarma, el número de consultas atendidas por el personal, mayoritariamente mujeres, de la empresa también da muestra de su volumen de trabajo. Fueron 53.535 consultas: 18.959 presenciales, 29,191 telefónicas y 5.385 a través del correo electrónico. De todas esas consultas, 40.961 eran para interesarse por las ayudas al alquiler: algo más del 75%. Si hubo un incremento, de casi el 16% en las visitas a la web de la empresa donde hay información sobre todos sus programas. Fueron 84.318 y, nuevamente la mayoría, en concreto 45.124, fueron sobre ayudas al alquiler.

Otro dato que muestra la excepcionalidad del 2020 de la gran crisis sanitaria mundial. El registro de demandantes de vivienda que tiene Emvisa inscribió a 621 personas. El año anterior solo fueron 305. Es un registro que garantiza, durante dos años, acceso a información sobre todas las convocatorias de viviendas públicas del Principado y de programas de la propia empresa municipal. Además, el servicio de asesoramiento sobre vivienda de la empresa tuvo 336 citas.

Transformación de viviendas

Más allá de tramitar y dar ayudas, una de las labores de Emvisa es gestionar el parque de viviendas municipal destinado al alquiler social. A fecha de 31 de diciembre de 2020 se cuantificaban 194: 180 de propiedad de la empresa, catorce del Ayuntamiento; además de cuatro locales y cinco plazas de garaje. De todas esas viviendas había a esa fecha, según la memoria de la empresa, 163 alquiladas. La renta media fue de 91,66 euros. Y una novedad, que arrancó el año pasado y tendrá su continuidad en este: la transformación de esos locales en viviendas para ampliar el parque municipal de vivienda. Algo que también se conseguirá con la recién presentada iniciativa de comprar de cinco a siete pisos desde Emvisa pero con dinero transferido del Ayuntamiento.

A lo largo del 2020, la Empresa Municipal de la vivienda adjudicó siete de sus residencias, todas por riesgo social, e hizo 32 propuestas de adjudicación a la Dirección General de Vivienda del Principado.

Compartir el artículo

stats