DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Polígono de Somonte clama por mayor vigilancia tras dos asaltos seguidos

“Antes había más seguridad, la presencia de la Guardia Civil genera un efecto disuasorio”, aseguran los empresarios de las naves

Guillermo Viesca, a la izquierda, y José Antonio Menéndez, ayer, en el Polígono de Somonte.

Guillermo Viesca, a la izquierda, y José Antonio Menéndez, ayer, en el Polígono de Somonte. Marcos León

Los empresarios y trabajadores del Polígono de Somonte alzan la voz para exigir mayor presencia policial en la zona, especialmente por las noches y los fines de semana, cuando la actividad decae, tras sufrir dos asaltos a plena luz del día el pasado fin de semana. En uno de ellos, los cacos tan solo provocaron daños en las cámaras de vigilancia de la empresa. Pero en otra de las naves, en un incidente que ya investiga la Guardia Civil, se llevaron material además de los desperfectos causados. “Esto genera mucha inseguridad y preocupación a todos los que estamos aquí instalados. Ahora ya hay poco trabajo, y si encima lo poco que tenemos nos lo roban pues ya me contarás...”, lamenta José Antonio Menéndez, presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono de Somonte.

El único robo como tal denunciado recientemente ante la Guardia Civil tuvo lugar este fin de semana, entre el sábado y el domingo, porque los dueños del negocio se dieron cuenta al volver a trabajar. Según figura en la denuncia, provocaron daños para acceder y se llevaron lo que pudieron de cargar de material. El afectado, que también sufrió un hecho similar hace varios años y ayer puso la denuncia en la Comandancia, es también partidario de que “haya más seguridad”.

El otro incidente ya detectado lo sufrió Guillermo Viesca, que tiene imágenes de cómo un individuo llegó el sábado por la mañana en un vehículo rojo, saltó la valla perimetral de su empresa y utilizando un madero movió la dirección de las dos cámaras de seguridad de las que dispone para que enfocasen a otro punto. “Se le ve perfectamente dar un golpe a las cámaras, avanzar unos metros y luego marcharse corriendo sin llegar a entrar. Tampoco hemos detectado que falte nada”, valora Viesca, que recuerda que hace tiempo “se veía pasar con más frecuencia, y por las noches a agentes patrullando”.

“Efecto disuasorio”

Los cambios, explica José Antonio Menéndez, llegaron hace alrededor de tres años. “Antaño había mucha más vigilancia en esta zona, se les veía pasar por la noche, de madrugada... además había un trato fluido, que te informaban de si había habido robos en otros polígonos o naves e intercambiábamos información; confío en que ese sistema lo podamos recuperar”, reflexiona el presidente de la asociación. A los medios de seguridad de los que ellos disponen, según explican, quieren sumar esa presencia de la Guardia Civil porque consideran que logra “un efecto disuasorio” para que los delincuentes se lo piensen dos veces.

Compartir el artículo

stats