DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La regasificadora de El Musel "tiene un horizonte que no se va a parar", destaca el Principado

La tramitación administrativa de la instalación está en su recta final, tras lo que Enagás tendrá que ponerla a punto y acometer inversiones antes de activarla

Por la izquierda, en primer término, Enrique Fernández y Marcelino Oreja, al inicio de la visita a la regasificadora de El Musel.

Por la izquierda, en primer término, Enrique Fernández y Marcelino Oreja, al inicio de la visita a la regasificadora de El Musel. Marcos León

Por fin tenemos la declaración de impacto ambiental positiva; esta planta ya tiene un horizonte que no se va a parar para ponerse en marcha en los próximos meses”. El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica del Principado, Enrique Fernández Rodríguez, destacó hoy con estas palabras el hito que supone la declaración de impacto ambiental de la regasificadora de El Musel, paso previo a su autorización administrativa. El consejero visitó la planta junto a la alcaldesa, Ana González; a la directora general de Energía, Minería y Reactivación del Principado, Belarmina Díaz Aguado; al presidente de El Musel, Laureano Lourido y al consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja.

El consejero apuntó que en los próximos meses la planta ya podrá ponerse en servicio. Los plazos los precisó más Marcelino Oreja, quien apuntó que la regasificadora no se podrá activar en lo que queda de año. Como pronto, habrá que esperar a 2022, ya que la instalación precisa de inversiones y una puesta a punto adecuada después tras haber permanecido inactiva desde que concluyó su construcción, en octubre de 2012.

Pese a ello, la principal traba para su activación, la repetición de toda la tramitación administrativa que había sido anulada judicialmente, está en su recta final tras haber superado el trámite más delicado, el medioambiental.

Algo que llevó al consejero a afirmar que “las grandes infraestructuras pendientes en Asturias, avanzan. Teníamos hace unos días la noticia de que la planta gasista de El Musel recibía la autorización medioambiental, por lo tanto ahora, de una forma mucho más ágil y rápida, continúa el resto de trámites administrativos para ya su puesta en funcionamiento irrevocable”.

Un paso crucial que “está felizmente superado y ahora tendríamos que hablar en los próximos meses de unos trámites ágiles y la puesta en funcionamiento de esta gran infraestructura, que será una infraestructura moderna, infraestructura energética de referencia española y europea”, señaló el consejero.

La planta en principio se utilizará como almacén logístico de gas natural, para transbordos de este combustible y también para el abastecimiento del mismo a barcos y trenes que lo utilicen. En principio no se plantea que regasifique gas para inyectarlo a la red estatal.

El consejero de industria destacó el impulso que ha dado el gobierno regional para acelerar los trámites administrativos que permitan que se desbloquee la activación de la regasificadora de El Musel, que “nos permite reforzar la autonomía energética en Asturias, con el almacenamiento del gas natural, que nos va a facilitar entrar en su momento con la readaptación adecuada en el mundo del hidrógeno renovable”.

Compartir el artículo

stats