DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gijón acumula más de 200 plazas de empleo público sin convocar

El retraso desde 2016 ha provocado un alto nivel de temporalidad en el Ayuntamiento y ha mermado las bolsas de trabajo, avisa CC OO

A 255 plazas se suma la oferta de empleo público del Ayuntamiento de Gijón correspondiente a los años 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020. Unas plazas que, mayoritariamente, aún no han sido convocadas. Si se restan las convocatorias finalizadas aún quedan 238 plazas de la que 43 están en proceso de selección o con plazo abierto. Sin convocar de los cinco años quedan 195 plazas. Las únicas cubiertas a lo largo de estos años han sido las vacantes en la Policía Local y el departamento de Bomberos.

Esa es una de las conclusiones de un detallado informe elaborado por el área municipal de Comisiones Obreras de Gijón donde no solo se contabilizan todas las plazas de esas convocatorias –tanto las correspondientes al Ayuntamiento como a sus tres organismos autónomos: el Patronato Deportivo y las fundaciones de Cultura y de Servicios Sociales–sino que se describe su situación actual. Igual tratamiento se puede ver en un segundo documento sobre las 143 plazas de los mismos ejercicios, pero de promoción interna. En este caso solo quedan sin convocar las del año 2020 y parte de las del 2019. El resto está abierto el plazo para el proceso selectivo.

No es baladí la situación laboral si se tiene en cuenta que el Ayuntamiento es una de las mayores empresas que tiene Gijón. Solo la estructura municipal y de sus organismos suman unos 1.300 puestos de trabajo. La cifra se duplica al contabilizar las empresas municipales y ronda las 3.000 nóminas cuando se computan los planes de empleo que también se pagan con recursos municipales.

Para Comisiones Obreras el gran retraso en la ejecución de las ofertas de empleo público del Ayuntamiento de Gijón es la causa de problemas importantes en la estructura laboral municipal. Uno primero tiene que ver con un alto nivel de temporalidad en la administración municipal que, en los cálculos de CCOO, supera el 25% en todos los ámbitos, con sectores con índices especialmente altos; por ejemplo, en la Fundación Municipal de Servicios Sociales. Además, y como segundo problema, se han ido agotando las bolsas de empleo temporal derivadas de las ofertas de empleo público lo que ha obligado, explica el sindicato a recurrir en alguna ocasión a lisas de otras administraciones. Y otras consecuencias negativas, Comisiones también hace referencia a la enorme variabilidad con cambios constantes de personal dentro de los servicios municipales y una gran inestabilidad laboral al haber tantas plazas vacantes cubiertas por personal temporal.

El actual equipo de gobierno de PSOE e IU asume que hay un retraso. ¿Sus justificaciones? Una inicial se la achacan al anterior gobierno porque “cuando llegamos ni siquiera la oferta de 2016 estaba hecha” pero la más importante fue la pandemia que obligó a reformular las prioridades de la acción municipal y, por ejemplo, impedía desarrollar físicamente procesos selectivos de cierta envergadura. Una realidad que ya ha cambiado como se pudo ver recientemente con el examen para la bolsa de empleo de la Empresa Municipal de Aguas.

La idea del equipo de gobierno, tras haberse negociado ya los criterios generales y empezar con los específicos de cada convocatoria, es impulsar todos los procesos de selección de personal tras el verano. Algo que ya ha arrancado en las convocatorias de promoción interna con 99 plazas en el Ayuntamiento y 44 en los organismos autónomos: 22 en Cultura, 16 en Servicios Sociales y 6 en el Patronato Deportivo.

Frenazo por la pandemia

En el caso del turno libre hay que tener en cuenta que la casuística es grande. Del II acuerdo estatal firmado en 2018 entre gobierno y sindicatos para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo se deriva que a la convocatoria ordinaria condicionada por la tasa de reposición se derivan las tasas adicionales de plazas de consolidación empleo público temporal, para la estabilización del empleo público y motivadas por sentencia judicial. De todas ellas hay en las OEP pendientes en el Ayuntamiento de Gijón sobre un total de 255 plazas de turno libre de las que 96 son del Ayuntamiento, 23 de la Fundación de Cultura, otras 23 de la Fundación de Servicios Sociales y 13 del Patronato Deportiva. De todas las plazas definidas en el registro de esos cinco años 25 son por consolidación, 48 por estabilización y 16 por sentencia judicial sobre personal indefinido no fijo.

Ante esta situación la exigencia de Comisiones Obreras es que se defina ya un calendario de convocatorias con el inicio de los procedimientos en las plazas donde ya hay plazo de inscripción abierto o listas de personas admitidas, que se negocien todas las bases específicas pendientes de aprobación y que se estudie la posibilidad de acumulación de plazas de una misma categoría en un mismo proceso. Además, piden la convocatoria de bolsas de empleo con más urgencia donde no esté previsto hacer el proceso de oferta de empleo público de manera inminente y fijar un protocolo covid para el desarrollo de las pruebas selectivas.

Compartir el artículo

stats