DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las playas tendrán acceso libre, pero con control de aforo artificial en San Lorenzo

El principal arenal contará con cámaras para señalar las zonas de mayor afluencia en tiempo real, remitiendo la información a una web

Bañistas y paseantes en la playa de San Lorenzo.

Bañistas y paseantes en la playa de San Lorenzo.

Las playas urbanas del concejo recobrarán este verano la normalidad en buena medida después de que el Ayuntamiento haya decidido prescindir finalmente del control de accesos, una labor desempeñada durante el periodo estival del pasado año por 37 personas, bajo la coordinación de Asata, la entidad que gestiona Serenos Gijón, en San Lorenzo, Poniente y El Arbeyal. “Estamos en una situación distinta a la del verano pasado y no podíamos mantener el mismo planteamiento, por eso, la entrada será libre”, indicó ayer la alcaldesa, la socialista Ana González, después del anuncio de las medidas para el verano de la Consejería de Salud del Principado de Asturias. No obstante, y dado las pronunciadas pleamares que se producen en San Lorenzo, se establecerá una supervisión del aforo en todo momento mediante un sistema de inteligencia artificial, con cámaras, y alertas de la situación a través de una plataforma web.

El nuevo sistema que se implantará en el principal arenal de Gijón a partir del mes de julio, el de mayor afluencia de personas, ya se barajó el pasado año y hasta se realizaron pruebas. Se trata de un dispositivo de visión artificial con cámaras que no logran identificar a las personas que se encuentran en el arenal, por razones de privacidad, pero que permiten establecer “mapas de calor” que señalan de forma más oscura las zonas más concurridas de la playa. Toda esa información, que dará una aproximación en tiempo real del número de bañistas en cada momento, será visible en una página web para consultar las zonas más aliviadas.

En el caso de que la playa de San Lorenzo contase en un momento dado “con muchísima saturación de gente, se cerraría”, detalló la Alcaldesa. “Nuestra previsión es que funcione bien, porque los gijoneses y nuestros visitantes han hecho las cosas muy bien durante la pandemia y seguirán así este verano”, añadió.

Los problemas de máxima afluencia se prevén con las pleamares. La playa de San Lorenzo, según los cálculos presentados el año pasado, cuando se hacía aún más necesario todo tipo de supervisión, se establecía que el aforo del arenal era de unas 24.500 personas con la marea baja, pero esa cifra se reducía hasta los 2.270 usuarios con la pleamar. No obstante, pese a esas limitaciones no fueron muchos los días de calor en el que se tuvo que cerrar los accesos.

Para garantizar una mayor amplitud en la playa, tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, el arenal tendrá que esperar a la próxima temporada para contar con las tradicionales casetas y las hamacas que se ubican en la zona más próxima a la desembocadura del río Piles, próximas a la torre de Salvamento. Esa parte, con la arena seca, es el poco terreno que se libra del avance de las mareas y es por ello que resulta necesario para que más personas puedan acceder. “Seguimos teniendo que mantener medidas de seguridad, y la distancia entre los usuarios; las casetas no las podemos volver a instalar todavía”, argumentó ayer Ana González tras dar a conocer el nuevo protocolo de actuación. En el caso de existir algún conflicto si se produce el lleno de San Lorenzo todo hace pensar que, como ya ocurrió el pasado año, sea responsabilidad de la Policía Local el sofocarlo.

El acceso a las playas de Poniente y El Arbeyal también será libre. En estos casos no habrá cámaras para los mapas de calor, pues las pleamares son menos pronunciadas y también la afluencia de usuarios se reduce sensiblemente con respecto a San Lorenzo. De hecho, apenas hubo problemas de disponibilidad el pasado verano. En las playas rurales (Los Mayanes, Cervigón, Peñarrubia y Estaño”, que a partir del día 15 de este mes comenzarán a tener ya personal de salvamento para vigilar a los bañistas de 12.00 a 19.00 horas, también será libre el acceso. En lo que respecta al servicio de salvamento en las playas urbanas, también el día 15 se ampliará el horario de actuación, de 10.00 a 21.00 horas en San Lorenzo y de 12.00 a 20.00 horas en Poniente y El Arbeyal.

Compartir el artículo

stats