Armón presentó en sociedad esta tarde a su “Blue Eagle”, el gran buque encargado por los mexicanos de Durandco para su sector petrolero. La cita, que incluyó el bautismo del barco a cargo de Roberta Reynoso, hija de uno de los dueños de la empresa compradora, reunió en los astilleros a la alcaldesa Ana González, el presidente Adrián Barbón y múltiples personalidades del sector portuario y comercial de la región.

Junto a ellos, se vinieron a la ciudad más de medio centenar de integrantes y allegados de Durandco, con sus dueños, Alfredo y Juan Reynoso, a la cabeza. “Estamos muy contentos, el barco es el más puntero del sector, el más avanzado, pero también respetuoso con el medio ambiente”, aplaudieron los empresarios.

Armón entrega el petrolero “Blue Eagle” a la empresa mexicana Durandco: “Es el buque más avanzado del sector”

La fabricación del “Blue Eagle”, explicó Armón, requirió 4.612 toneladas de acero, 45.000 metros de tubería y 375 kilómetros de cableado eléctrico. Está equipado para realizar servicios a pozos con alta presión y alta temperatura, así como para almacenar y descargar crudo. Cuenta con helipuerto, cocina, zona de estancia y salas de reuniones.

Mide 32 metros de alto, 106 de eslora y 25 de manga, y pesa 10.406 toneladas. La región generó 2.000 empleos directos y directos con su construcción. “Me llena de satisfacción saber que será el barco de proceso más moderno en el Golfo de México y el más avanzado tecnológicamente de los que dan servicios a Petróleos Mexicanos”, declaró Juan Reynoso, presidente del grupo Durandco. “Representa un hito sin precedentes tanto para Armón como para la industria naval española”, aseguró Laudelino Alperi, presidente de los astilleros.