Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Apoteosis de Hammond en el Ye-Yé

Un combo con predominio del emblemático órgano y una sección rítmica de guitarra y bateria dieron en Fomento un gran concierto

Los integrantes de “ The Hammond Organ Summit”

Los integrantes de “ The Hammond Organ Summit” Javier Antuña Suárez

Es habitual leer o escuchar en los medios de comunicación el calificativo de histórico para referirse a acontecimientos de la más diversa índole. Tan habitual que a fuerza de repetirse el término pierde su sentido y lo más grave aún, su significado, en relación a aquello a lo que quiere describir o ensalzar. No fue lo que sucedió este pasado sábado en el cuarto concierto del remodelado festival de la cultura sixty, en su más amplia acepción: musical, literaria, cinematográfica…, ahora bautizado como Ye-Yé´ 21.

El espigón de Fomento de la ciudad de Xixón fue testigo este pasado sábado, poco más allá del mediodía, del apabullante –no nos engañemos, utilizo este eufemismo y no otra palabra que algunos pudieran considerar malsonante– concierto de la denominada, y específicamente creada para la ocasión, “ The Hammond Organ Summit”. Sí, se trata de un combo donde el predominio del emblemático órgano Hammond, junto a una “cojonuda” –permítaseme no hacer uso en este caso de eufemismos– sección rítmica de guitarra y batería, dieron un histórico –pregunten a los que tuvieron el privilegio de asistir– concierto de jazz, soul, funky, RnB…

Los artífices de tamaña hazaña fueron los organistas Julián Maeso, Sergio Albentosa y Gabri Casanova, el batería Antonio Pax y el guitarrista Telmo Fernández. ¡Casi nada…!. Sólo a los menos avezados a los sonidos afroamericanos les pueden pasar inadvertidos estos nombres. De hecho, con una formación u otra, todos ya habían pasado, si la memoria no me falla, por Asturies en anteriores ocasiones. Así pues, y con estos mimbres, el concierto estuvo teñido de clásicos mayores –y menores, es un decir– de la música negra, ¡hasta sonó una versión del “What´s going on¡ “para deleite de los amantes de los sonidos más mainstream.

El concierto también se presentaba en la cartelería oficial como un homenaje a una nutrida nómina de históricos hammondistas: Reuben Wilson, Brian Auger, Jimmy Smith, Dr. Lonnie Smith…, por cierto, algunos de ellos ya habían actuado en el ya desparecido Euroyeyé. Otros lo hicieron en otros escenarios de Xixón, caso de Lou Bennett. Y es que en Asturies hemos tenido una buena representación de organista en diversos festivales como fue el caso de Joey DeFrancesco acompañando a David Sanborn en el Festival de Jazz de Xixón. Dentro del citado Euroyeyé no nos podemos olvidar del memorable concierto de James Taylor con su cuarteto en el Plaza Mayor, del que queda una pequeña migaja a título de testimonio plastificada en un vinilo.

Lo dicho, concierto –este sí verdaderamente– histórico. Y es que como se encargó de recordar el alma mater de este evento, Félix Domínguez, puede que sea la primera vez que en Asturies se pudo disfrutar, quien esto suscribe tras más de 35 años asistiendo a conciertos no recuerda otro, en un mismo escenario, de la presencia de tres órganos Hammond al unísono, durante al menos tres temas, con una potencia de groove inaudita, mientras el público silbaba, algunos aullaban, y los más se movían en sus asientos –pandemia de por medio– sin poder remediarlo. Así pues, a quien corresponda, Ayuntamiento de Xixón, organización, colaboradores y al nuberu; gracies.

Compartir el artículo

stats