Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Premio Álvarez Margaride

Cardín: “Llevamos Asturias y Villaviciosa en nuesta etiqueta por los 5 continentes”

Barbón destaca, en el homenaje al empresario maliayo, el potencial de crecimiento del sector por el aumento del consumo mundial de sidra

59

Entrega del Premio Álvarez Margaride a José Cardín Ángel González

“El Gaitero está en Asturias desde 1890, en el mismo sitio, en Villaviciosa, a pesar de los pesares, a pesar de políticas absurdas de Costas, de persecuciones, de estar metidos dentro de un ambiente hostil en cuanto al tema oficial de derechos de propiedad, pero ahí estamos y ahí estaremos. Y siempre llevamos a Asturias en nuestra etiqueta, y Villaviciosa, Villaviciosa un poco más grande que Asturias, pero siempre las llevamos en nuestra etiqueta. Y está en los cinco continentes”. El empresario maliayo José Cardín Zaldívar expresaba así la ligazón a la tierra de la empresa familiar asturiana de la que forma parte, en el homenaje que recibió ayer en el Real Club Astur de Regatas de Gijón, con motivo del premio Álvarez Margaride, que entrega la asociación Asturias Patria Querida. Se trata del galardón concedido en 2020, cuyo acto de entrega tuvo que posponerse debido a la pandemia.

Alfredo Canteli, en el centro, saluda a Luis Fernández-Vega. | Ángel González

Alfredo Canteli, en el centro, saluda a Luis Fernández-Vega. | Ángel González

Valle, Ballina y Fernández, empresa propietaria de El Gaitero, surgió precisamente para la exportación de sidra asturiana a las Américas y luego se expandió a los cinco continentes. “La sociedad nació internacionalizada”, dijo Cardín.

El empresario hizo extensivo el galardón que ayer recibió al equipo de gobierno y dirección de la empresa y dedicó buena parte de su intervención a explicar la fórmula para la pervivencia en el tiempo de una empresa familiar. “La estabilidad de una empresa familiar depende en gran medida del sentimiento de pertenencia que los miembros de la familia tengan en la misma y en la empresa”, para lo que es clave procurar su buen entendimiento, motivo de “preocupación y ocupación” de quienes gestionan el grupo El Gaitero tras la desaparición de la tercera generación. Cardín apuntó que para garantizar ese buen entendimiento promovieron un protocolo familiar y crearon un consejo de familia en los que se establece la voluntad de de continuidad de los negocios y que vinculan al 90% del accionariado.

Por la izquierda en primer término, el rector Ignacio Villaverde y, al fondo, Santiago García Granda y Francisco Rodríguez. | Ángel González

Por la izquierda en primer término, el rector Ignacio Villaverde y, al fondo, Santiago García Granda y Francisco Rodríguez. | Ángel González

“Identificado con su tierra”

Haber sabido mantener, diversificar, internacionalizar y consolidar la empresa fundada a finales del siglo XIX y de la que actualmente es vicepresidente ejecutivo ha sido su éxito y el del equipo. Víctor García de la Concha, encargado de glosar la figura del homenajeado, destacó que su mérito ha sido el “sobresaliente esfuerzo y logro del mantenimiento de la armonía familiar”, con la cuarta y la quinta generación ya al mando de la empresa. También destacó que el premio Álvarez Margaride crece con quienes lo reciben “y este año da un estirón”.

José Cardín, con su hija María y su yerno, y el alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, a la izquierda. | Ángel González

Al reconocimiento de los empresarios hacia José Cardín se unió ayer también el del presidente del Principado, Adrián Barbón, quien destacó que “se trata de una persona identificada con su tierra, que desarrolla una noble y notable labor de mecenazgo, patrocinio y conservación del legado de la empresa y del mundo de la sidra a través de la Fundación José Cardín Fernández”.

El presidente regional también resaltó la posición de ventaja de la que parte el sector sidrero asturiano, por la experiencia de sus empresas, para aprovechar el incremento del consumo de sidra a nivel mundial desde hace años, si bien con “otras elaboraciones y presentaciones” distintas a la de la sidra asturiana. “Esa es una oportunidad que no podemos descuidar, porque España es el segundo productor europeo de sidra y Asturias aporta más del 60% del mercado nacional”, señaló Barbón.

María Calvo, presidenta de FADE. | Ángel González

María Calvo, presidenta de FADE. | Ángel González

Tanto el mandatario autonómico como los directivos empresariales que intervinieron en el acto coincidieron en su visión de la crisis económica por la pandemia ha dado paso a la reactivación y en la necesaria colaboración entre administración y empresas ante el reguero de millones que la Unión Europea va a aportar para la transformación de la economía, unos fondos de los que Barbón señaló que “el Gobierno del Principado estará muy atento para que esos recursos extraordinarios también beneficien a las sociedades familiares y a las pyme. Tenemos que conseguir que las pequeñas y mediantas empresas sean protagonistas en la transformación de Asturias”.

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliú, señaló que los empresarios han tenido que reinventarse con el covid, que “ya está olvidado desde el punto de vista económico”, aunque se mantengan los problemas sanitarios. Oliú hizo un llamamiento a “ser capaces” de utilizar los fondos europeos, sabiendo aprovechar la colaboración entre empresas, asociaciones y administración.

Por la izquierda, Pablo González, Teresa Mallada y Francisco Javier Puerta Muñoz. | Ángel González

También hizo referencias en términos similares el presidente de la asociación Asturias Patria Querida, Javier Vega de Seoane, quien indicó que “necesitamos buscar colaboraciones públicas y privadas en la sociedad”, apuntanto también que “Asturias tiene que crecer, tenemos que ser competitivos. Vamos a tener mucho dinero para que se utilicen las capacidades instaladas, la mayor parte ya están ahí y las empresas podemos tirar para adelante”.

Javier Vega de Seoane anunció en el acto de ayer que deja la presidencia de la asociación, que pasará a ser ocupada por Pedro Sainz de Baranda, consejero de Naturgy, Gestamp y socio gerente de Sainberg Investments.

Pedro Sainz de Baranda. | Ángel González

Pedro Sainz de Baranda. | Ángel González

“Una recompensa”

José Cardín recibió el galardón de manos del presidente regional, Adrián Barbón, acompañado por Vega de Seoane, Oliú, Carmen Álvarez-Margaride, Víctor García de la Concha, el director general del Sabadell-Herrero, Pablo Junceda; Vincent Della Velle, directivo de TK Elevator y el director financiero de AZSA, Manuel Romero.

Fue el galardón de la décima edición correspondiente al año pasado. No habrá edición de 2021 y ya para el año que viene la asociación organizadora prevé recuperar la plena normalidad, con la entrega del premio el viernes anterior al solsticio de verano.

Cardín sólo puso un reparo al galardón; que el jurado considerara un mérito que siga viviendo en Villaviciosa: “no es un mérito, es una recompensa”, señaló.

Compartir el artículo

stats