Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comisión del Muro toca a su fin sin un plan claro y con una encuesta a sus miembros

La falta de consenso dificulta la elaboración de una propuesta definitiva para la reforma del paseo tras un año de debates y propuestas / Las opciones de movilidad van desde soterrar el tráfico a un circuito de footing y sobre los usos se valoran mercadillos, terrazas y anfiteatros

Una vista del “cascayu”, en el paseo del Muro.

Con más deseos de dar por terminado el proceso que esperanzas fundadas de conseguir concretar las líneas maestras del futuro paseo del Muro llegan esta tarde a la Casa Consistorial los 17 hombres y mujeres –representantes de los grupos políticos y la sociedad civil gijonesa– a los que el Consejo Social de la ciudad hizo ese encargo hace ya un año. Aquel 1 de octubre de 2020, en plena polémica por el cierre al tráfico y la llegada del “cascayu” al ideario local, se dio a esa comisión especial del Muro un plazo de cuatro meses para fijar las líneas de una reforma de consenso y basada en datos. El liderazgo fue para el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias

El plazo quedó pulverizado hace tiempo, datos ha habido muchos y de todo tipo, pero no del gusto de todos, y el consenso parece inalcanzable. El reto al que se busca dar respuesta es triple: ir hacia una movilidad sostenible, ampliar los usos de ese espacio público e impulsar la actividad económica en una franja costera que es símbolo de Gijón. Además se plantea en un doble escenario temporal: un plan de futuro con un horizonte a veinte o treinta años y otro a corto plazo que revierta, o no, los cambios que trajo el covid y han generado contestación ciudadana.

El orden del día de la reunión de esta tarde –la última si no hay un giro de los acontecimientos– establece la “puesta en común y valoración de las cuestiones prioritarias para la definición de la intervención en el Muro de San Lorenzo”. Para ello, desde el Colegio de Arquitectos se envió a todos los miembros hace unos días una encuesta con trece preguntas que busca concretar esas prioridades. La primera pregunta es tan clara como “¿Crees que es necesario reformar el Muro de San Lorenzo?” concretando que esa reforma partiría de la situación del espacio en prepandemia.

Muchas de esas preguntas buscan conocer los intereses de la comisión sobre las diferentes formas de movilidad –peatonal, ciclista, transporte público, particular en coche y de mercancías– para ver su prioridad en ese espacio. Y a la hora de preguntar por posibles actuaciones se sugiere desde ampliar aceras o el paseo peatonal a crear un circuito de footing, un itinerario prioritario para transporte público o soterrar el tráfico. También se pregunta sobre distintas opciones de restricción del tráfico. Hay que recordar que en anteriores reuniones el debate del tráfico se depuró hasta llegar a tres alternativas: volver a la situación prepandemia, dejar como ahora un solo carril en sentido este o combinar ese carril con un sistema de plataforma única que permita habilitar un carril en sentido oeste en momentos puntuales.

El cuestionario también plantea opciones de nuevas conexiones peatonales con espacios del entorno y pide sugerencias sobre aparcamientos para evitar la gentrificación. Además de abrir el debate de las restricciones, parcial o total, al tráfico privado a las consecuencias que pueda tener en su entorno.

Pero más allá de la movilidad, está el debate de los usos. El listado de respuestas a esa pregunta incluye deportivo, cultural, infantil, terrazas de hostelería, mercadillo o corredor verde y se complementa con sugerencias en materia de instalaciones a permitir en todo el ámbito: pistas deportivas, gimnasios, parques de skate, parques infantiles, merenderos, anfiteatros, pabellones, terrazas comerciales...

Todo ello tiene que ver con la propuesta de fijar los objetivos que se deben atender de manera prioritaria en la reforma del Muro y que, nuevamente, no se limitan a reordenar y mejorar la movilidad. Entre esos retos están fomentar el comercio de proximidad pero también nuevos usos comerciales, impulsar la actividad turística o diversificar la actividad económica.

Salga lo que salga hoy de la comisión no será más que un punto de partida y una sugerencia. Las conclusiones de su trabajo irán al Consejo Social, que fue quien lo encargó. Y cualquier proyecto de obra que salga a licitación lo harán los técnicos municipales en base a sus datos y el contexto urbanístico y de movilidad.

La encuesta a los miembros de la comisión

1 . ¿Crees que es necesario reformar el Muro?

2. El diseño del Muro debe favorecer sobre todo a..

3. ¿Están bien cubiertas las  formas de movilidad?

4. ¿Qué actuaciones crees necesarias en movilidad?

5. ¿Conflictos a resolver si se restringe el tráfico?

6. Mejoras de conexiones peatonales con...

7. ¿Hay suficientes zonas estanciales?

8. Actuaciones respecto a los aparcamientos

9. ¿Qué usos te gustarían en el Muro?

10. ¿Qué instalaciones deberían permitirse?

11. Objetivos para mejorar el futuro de Gijón

12. Acciones en favor de la sostenibilidad en el Muro

13. ¿Cómo se mejora la movilidad en el entorno?

Compartir el artículo

stats