Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Y se hizo la luz... de la Navidad: “Es lo que más me gusta en el mundo”

Gijón estrenó ayer su iluminación navideña, con 560 arcos, 340 árboles y figuras de envergadura: “Ya se siente el calor en las calles”, afirma la teniente de alcalde

17

Gijón celebra el encendido del alumbrado navideño

Estaba nervioso, a su alrededor gritaban la cuenta atrás. Tres, dos, uno… Xuan Menéndez, de tres años, apretó el pulsador. Y se hizo la luz… de la Navidad.

Y era difícil saber si brillaban más los tres millones y medio de puntos LED que se han repartido por Gijón, o los ojos de Xuan y del resto de niños encargados de tan importante labor. “El alumbrado ayuda a dar calor a la ciudad”, afirmó la teniente de alcalde, Natalia González. Y ya se notaba ayer: fotos, aplausos, y muchos “ohh”. Son las segundas navidades con mascarilla. Sin olvidarla, ¿un paseo por el centro? Sonando: “All I want for Christmas is you”, de Mariah Carey, en las voces del Coro Joven de Gijón.

Así ha sido el encendido de las luces de Navidad en Gijón

Así ha sido el encendido de las luces de Navidad en Gijón C. M. Basteiro

La fachada de la Casa Consistorial luce, desde ayer, con lazos rojos y luces doradas. Toda la Plaza Mayor está engalanada con arcos. Héctor Palma, otro de los niños del pulsador, los cuenta con el dedo en alto: “La Navidad es lo que más me gusta. Porque me gusta estar con la familia, hacer nuevos amigos y… bueno, los regalos. Llevo ya un rato contando arcos, son muchos”, luce sonrisa de 10 años.

Los arcos parecen muchos, aunque en el balance final son solo un puñado. Para decorar Gijón esta Navidad se han empleado 560 arcos, de los que 295 son motivos; 46 figuras 3D, 21 techos de luz, dos fachadas emblemáticas, 340 árboles, 15 letreros. Son los datos que ofrece la gerente de Divertia, Lara Martínez, también disfrutando del encendido. Y matiza: “Se han iluminado 170 calles”.

Unas calles que no se han iluminado al azar. El concejal de Mantenimiento y Obras Públicas, Olmo Ron, explicó que “a la hora de distribuir la iluminación, hemos contado con la Unión de Comerciantes. Esta entidad ha trabajado tradicionalmente en la elección de estas ubicaciones”. Además, “hemos trasladado algunos de los elementos más llamativos a distintos barrios de la ciudad. Creemos que es importante trasladar el esfuerzo de la iluminación navideña a todos los barrios de Gijón”.

El Coro Joven de Gijón, durante su actuación en la plaza. | Juan Plaza

El paseo, de momento, por el centro. La plaza del Parchís se llenó de fotógrafos improvisados. Papás y mamás inmortalizando primeras navidades. O no las primeras en rotundo, pero sí las primeras que disfrutarán de verdad los pequeños de la casa. Como Valeria, Matilde y Javier. Los tres sentados bajo un arco de luces. “Vamos ahora al Papá Noel, vamos a pedirle los regalos”, anuncian. Y se paran bajo la brillante figura de Santa Claus, que brilla en rojo en el centro de la plaza.

La calle Francisco Tomás y Valiente, con guirnaldas de estrechas, es tocar el techo de la Navidad. “Nos parece que está todo muy guapo, aunque tenemos que seguir paseando y sacándonos fotos para decidirlo. Hay algunos adornos repetidos”, apuntan las hermanas Feli y Conchi Álvarez.

La calle Corrida brilla en plata y dorado. Hay arcos hasta donde llega la vista. Ya de vuelta en la plaza Mayor, hacía más de frío. Había menos gente. La pequeña Alice Soworby, en brazos de Belén Zuazua, echa la cabeza atrás. Los ojos brillantes, el gorro de lana rematado en un pompón. Señala arriba, a las luces. “¿Qué es?”, parece preguntar. “Es la Navidad, Alice”, susurra su abuela.

Compartir el artículo

stats