Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Luis Argüelles: “Sobran los odiadores profesionales”

El periodista y escritor presenta su poemario “Protesta y alabanza” y la recopilación de artículos “El callejón de las fieras”

Por la izquierda, Eloy Méndez, José Luis Argüelles y Julio César Iglesias, ayer, en la presentación de los dos libros en la Antigua Escuela de Comercio. | Juan Plaza

De José Luis Argüelles (Mieres, 1960) dicen que es coherente, fiel a unas convicciones y que tiene muy buena pluma. No hay mejor definición de un buen periodista. Fue redactor de LA NUEVA ESPAÑA –primero en las Cuencas, luego en Gijón– hasta su jubilación y, ayer, presentó en la Escuela de Comercio dos obras: “Protesta y alabanza” y “El callejón de las fieras”. El primero un poemario y el segundo una recopilación de artículos que escribió en este diario, entre 2012 y 2016, para retratar con lucidez los estragos de la crisis económica. “Como periodista, me he equivocado muchas veces; también me han equivocado algunas. Pero lo que nunca puede hacer un periodista es sacrificar a sabiendas la verdad”, apuntó. “Y ahora han ganado terreno los odiadores profesionales. Sobran”, añadió.

Lo dijo bien flanqueado, por dos colegas: Julio César Iglesias y Eloy Méndez, redactor jefe de LA NUEVA ESPAÑA de Gijón. Méndez le presentó como “ejemplo de perseverancia y honestidad profesional”. De su recopilación de artículos, subrayó la forma y el fondo: “José Luis siempre ha ejercido desde la convicción personal”, apuntó el redactor jefe de este diario. Julio César Iglesias, con el que Argüelles coincidió en LA NUEVA ESPAÑA de las Cuencas, valoró la capacidad del autor de aunar dos mundos tan distintos a primera vista: el periodismo y la poesía. “Ha logrado llevar el temblor de la poesía a su escritura periodística; y detener sus poemas en detalles que solo se perciben con la mirada que da el oficio periodístico”, aseveró, ante un nutrido auditorio.

La presentación fue de dos libros porque lo mandó la pandemia. “Hubo que aplazar el acto de presentación del poemario”, explicó Argüelles. Los dos tienen el sello editorial de Impronta y el acto estuvo organizado por el Ateneo Obrero de Gijón, en el salón de actos de la Escuela de Comercio, en colaboración con Gesto Sociedad Cultural. Confesó Argüelles que, en un principio, no tenía previsto publicar sus artículos: “Luego, gracias a mis editores, me di cuenta de que tenían un hilo que los unía”. El hilo de todo lo difícil de los años de la crisis económica. Aún se sienten los estragos: “Me duele ver que la juventud tiene, ahora mismo, los mismos problemas que tenía yo. El paro juvenil, el difícil acceso a la vivienda... Hemos evolucionado, pero la democracia tiene algunas fallas”, apuntó. En el poemario, dijo, ha volcado mucho: admiraciones, sentimientos, siempre verdad.

Compartir el artículo

stats