Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así es "Bacanal", el nuevo espectáculo de "El Circo de los Horrores" en Gijón: "Una fiesta de todos los sentidos"

"Hay teatro loco de vanguardia y circo fresco con gotitas de cabaret a sus espaldas", explica Suso Silva, maestro de ceremonias del show

36

Espectáculo "Bacanal" en Gijón Marcos León

“No hay reglas ni tabúes, todos sus instintos se darán en esta gran fiesta pagana. Bienvenidos a este antro de lujuria y perversión. Que de comienzo la gran Bacanal”. Suso Silva, en el papel de Lucifer, capitanea un show que mezcla teatro, circo, cabaret salvaje. Así recibe al público que podrá disfrutar de “Bacanal” hasta el 13 de marzo en Gijón. “Es una fiesta de todos los sentidos, con muchos colores, tono e interacción con el público”, explica ya el maestro de ceremonias, fuera del espectáculo, para resumir el quinto espectáculo de “El circo de los horrores”, que vuelve a tener parada en Gijón.

El pasado jueves tuvo lugar la primera función. En ese momento ya se habían vendido 8.000 entradas. “El recibimiento en Asturias ha sido magnífico, llegaremos al lleno absoluto casi seguro en todas las funciones”, comentan desde la productora. En la avenida Albert Einstein está situada la carpa en la que, con precios entre 19 y 65 euros, el público podrá apreciar esta interesante propuesta. “Es teatro loco de vanguardia, circo fresco con gotitas de cabaret a sus espaldas”, detalla Suso Silva.

“Bacanal” cuenta con un reparto de unas 25 personas, que se suman a un equipo de producción que hace que cerca de medio centenar de personas trabaje en este atrevido espectáculo, en el que aparece un toque muy internacional. “No ha sido fácil traer por la pandemia a gente de Brasil, Colombia, Ecuador o Alemania, pero lo hemos conseguido, así que esperemos que volvamos a reírnos y emocionarnos”, relata Silva.

Así es "Bacanal", el nuevo espectáculo del Circo de los Horrores, aterriza en Gijón

Así es "Bacanal", el nuevo espectáculo del Circo de los Horrores, aterriza en Gijón P. Antuña

El cóctel de emociones, luz, vestuario, acrobacias, sensualidad y diversión compone “Bacanal”. Un show en el que aparece de inicio un banquete con los personajes “Puerkus”, el cerdo; “Lechoncito”, “Miss Miau” (La loca de los gatos) o “Nébula espinal” junto a Lucifer. “¿Están dispuesto a vender su alma a cambio de una noche de Bacanal?”, cuestiona Lucifer al público. “La cuarta pared no existe”, indica Suso Silva. “Quizás nos critican, porque creen que somos muy atrevidos, es verdad que tenemos pocos límites. ‘Bacanal’ es muy cercano, el público viene con muchísimas ganas de fiesta. En Bilbao se subían al escenario, bailaban y cantaban, y la liaban”, relata el maestro de ceremonias.

“Las chicas malas del blues”, que aporta esa belleza y intensidad de las acrobacias junto a la música y la sensualidad, acercan otro número especial de un show que durante dos horas consigue enganchar al espectador. “La liamos parda. Hay que venir a comer, beber y lo que fluya, es un momento para disfrutar, que ya nos toca”, comenta Suso Silva, que menciona su anterior espectáculo, “Apocalipsis”, para trasladar la intención que quieren llevar al público gijonés. “El anterior fue casi premonitorio, decíamos que el mundo se iba al carajo, y al final pasó, vino la pandemia. Y ahora para paliar el momento, montamos una gran orgia, una gran fiesta, que a ver si se nos contagia a todos”, subraya. “Hay que ser atrevido con la que está cayendo y disfrutarlo mucho”, concluye Suso Silva.

Compartir el artículo

stats