Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prisión para el cabecilla del grupo que distribuía hachís en El Llano

Cuatro de los ocho detenidos cuentan con antecedentes policiales por distintos delitos, algunos de ellos contra la salud pública

Droga, dinero y armas que se intervinieron en la operación policial en El Llano. | CNP

El cabecilla del grupo organizado que distribuía grandes cantidades de hachís desde un establecimiento hostelero del barrio de El Llano ingresó en prisión provisional, comunicada y sin fianza tras pasar a declarar ante el juzgado de guardia, que le atribuye, de inicio, un delito contra la salud pública. Este individuo, de nacionalidad marroquí, afincado en Gijón y con antecedentes, era el líder de esta red que, según los investigadores de la Policía Nacional, tenía capacidad para vender alrededor de diez kilos mensuales de hachís entre los barrios de El Llano, El Coto y Ceares. En total son cuatro de los ocho implicados en la redada policial del pasado jueves, desvelada por LA NUEVA ESPAÑA, los que tienen antecedentes policiales por varios delitos, algunos de ellos contra la salud pública. La fase de instrucción está en marcha para esclarecer las responsabilidades de cada uno de los detenidos tras este operativo.

El encarcelado, con arrestos previos y de origen marroquí, coordinaba toda la red de tráfico

decoration

La operación policial se llevó a cabo durante varios meses a raíz del malestar que existía entre los vecinos del barrio de El Llano por los trapicheos que presuntamente se llevaban a cabo en un establecimiento hostelero. Esas quejas pusieron en marcha las labores de vigilancia para confirmar que en efecto se realizaban actividades ilícitas en el interior del local. Una vez acreditadas las sospechas –fueron múltiples las intervenciones de Policía Nacional y Local en los últimos meses– los investigadores mantuvieron las vigilancias para conocer cuántas personas estaban implicadas y dónde almacenaban la mercancía.

Esas labores permitieron concluir que los integrantes del grupo distribuían la sustancia estupefaciente a través de dos establecimientos del barrio y que también contaban con un piso en El Llano donde tenían almacenada la droga. Con todas las pruebas reunidas, el pasado jueves se precipitó la operación, liderada por la Brigada de Policía Judicial y con la colaboración de Guías Caninos y agentes de la Unión de Prevención y Reacción (UPR). Ocho fueron las personas detenidas, cinco de ellas españolas y tres de origen marroquí. Uno de estos últimos era el cabecilla del grupo, el único enviado a prisión preventiva por el juzgado de guardia. En total hallaron 5,5 kilos de hachís, cuatro pistolas detonadoras, la suma de 40.000 euros y distintas sustancias para el corte y la distribución de la droga.

El pasado año en Gijón, tal y como desveló este periódico, fueron 40 personas las detenidas por delitos de tráfico de drogas y once puntos de venta desmantelados gracias a la labor del Grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional. Tres fueron las organizaciones criminales desarticuladas.

Lo último en LNE+

Compartir el artículo

stats