Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alimentos locales, a dos pasos

Productores y comerciantes fortalecen su vínculo para potenciar el consumo de kilómetro cero: “Es la garantía para comer sano”

Por la izquierda, la productora Telly Lorenzo muestra sus productos a Félix Baragaño, presidente de la Cámara de Comercio de Gijón; Sara Menéndez; Begoña López; Julio González Zapico, director general de Consumo, y Ana González, ayer, en el Palacio de Congreso del recinto Luis Adaro. | Marcos León

Cerca de 25 productores de toda Asturias y en torno a medio centenar de comerciantes se dieron cita ayer en el Palacio de Congresos del recinto ferial Luis Adaro con el objetivo de fortalecer sus vínculos y potenciar el consumo del alimento más natural, el de kilómetro cero. Los primeros mostraron y explicaron la oferta de sus variados productos mientras que los segundos se interesaron por adquirirlos para su venta. La Alcaldesa, Ana González, destacó el valor de la cita: “Hay que ser conscientes de que no todo se puede pagar a un euro, ni la ropa ni la comida”. En este sentido, la regidora añadió que en Asturias hay “un sector Primario de altísima calidad, con un generación que está cuidando al máximo el producto”. “La Asturias menos poblada necesita de la ayuda de la ciudad para salir adelante”, añadió.

En el encuentro –el tercero tras el de Parres y El Franco– se vieron productos muy variados: vinos de Cangas, cervezas ecológicas, zumos o mermeladas, mieles, legumbres y embutidos varios, entre otros. “Aquí todos ganan, se mire por donde se mire”, destacó Sara Menéndez, presidenta de la Unión de Comerciantes del Principado de Asturias, quien celebró que “cada vez vamos más hacia este tipo de producto por el valor nutricional que tiene, la calidad y lo beneficioso que es para la salud”.

Por su parte, Begoña López, directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, indicó que “el pequeño comercio que tiene Asturias ya empieza a ser un comercio de ‘delicatessen’, de altísima calidad”. Asimismo, señaló que una de las mayores preocupaciones de los productores es “encontrar materia donde envolver su producto” y que su línea de trabajo se basa en “poner en valor, en cuantos más sitios mejor, un sector estratégico que está en crecimiento”.

De los tantos productores que acudieron al encuentro para exponer los productores, Telly Lorenzo contó que tiene una finca de arándanos ecológicos en Tapia de Casariego. “Producimos fruta fresca durante julio y agosto; y lo que hacemos es tirar con eso para luego hacer zumo y crema de arándanos”, explicó. “l producto de kilómetro cero “es la garantía de saber que estás comiendo sano, ya que conoces a la perfección tanto lo que consumes como la calidad de lo que se produce”. Respecto a la pandemia, la productora opina que “no fue nuestro peor momento”, argumentó. “Estábamos mucho tiempo en la finca y era más sano que estar metidos en un piso”, remató.

Una opinión que comparte Víctor Manuel Berdasco, productor de legumbres: “Para nuestro sector la pandemia no fue una crisis, incluso se vendió más que antes. Fue una época de expansión”. Desde la óptica de Berdasco, “el poder vender en un canal cercano te hace conocer muy bien al público y sus necesidades”. “No solo consiste en vender por cercanía, también te da un conocimiento real del sector”, aseveró. Por su parte, Emma Álvarez, productora de huevos ecológico desde hace cuatro años, matizó: “La salida de la pandemia está siendo complicada, ya que están subiendo los precios de las materias primas que necesitamos y no siempre podemos asumirlos”. Aunque afirma que “la calidad y el sabor del producto es inigualable”, también lamenta que “duele subir el precio al consumidor”.

Francisco José García, quesero en Salas, le dio un giro a su negocio hace 15 años. Al contar con ganadería propia optó por transformar una parte de su producción hacia los queso, debido a los bajos precios de la leche: “Diversificamos para hacernos con más cuota de mercado”. García opina que “es importante poner en alza el producto local”, así como que “la gente debería valorar más el esfuerzo que hacemos”.

Compartir el artículo

stats