Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos detenidos por causar daños en un coche tras una espectacular huida por Gijón

Los implicados, que agredieron con un bastón al dueño del vehículo, “crearon situaciones de riesgo” al escapar de la Policía

Vista de Nuevo Roces. PABLO SOLARES

Dos personas resultaron detenidas la pasada semana por distintos delitos, entre ellos los de provocar daños a un vehículo y huir a toda velocidad de la Policía Local en Viesques, provocando “situaciones de riesgo” hasta que pudieron ser interceptados en Nuevo Roces, no sin evitar la colisión contra uno de los coches patrulla. Luego, tras el incidente, trataron de escapar a pie por las inmediaciones, pero pudieron ser atrapado por los agentes.

El suceso tuvo lugar sobre las once y media de la noche del pasado jueves, día 2 de junio, cuando la Policía Local recibió la llamada de un ciudadano alertando de que dos individuos se encontraban “causando daños a un vehículo” que estaba estacionado en la calle Muros de Galicia, en el barrio de Viesques, según detallas fuentes municipales. Los agentes desplazados hasta el lugar encontraron el coche afectado y localizaron también al conductor, que les explicó que momentos antes había sido agredido “con una especie de bastón” por dos personas que se ausentaron rápidamente de la escena tras perpetrar el delito.

En el momento en el que el testigo de los hechos se encontraba informando de todo lo ocurrido a los agentes, aportando las características de los dos sospechosos, los presuntos agresores pasaron justo por delante en coche a toda velocidad, lo que motivó que la pareja de agentes informase al resto de dotaciones para que colaborasen en la intervención. Los presentes en la calle Muros de Galicia iniciaron “inmediatamente a su persecución con los distintivos acústicos y luminosos de los vehículos policiales” que se fueron sumando a la persecución.

Los dos sospechosos hicieron caso omiso a las indicaciones de los agentes para que detuvieran su temeraria marcha, que se prolongó por “varias calles de la ciudad” desde el barrio de Viesques hasta que, posteriormente, se salieron de la zona urbana de Gijón. En todo momento ignoraron las advertencias de los agentes de la Policía Local, “obstaculizando la labor y llegando incluso a crear situaciones de riesgo a los vehículos perseguidores, hasta tal punto de no poder evitar la colisión al interceptarlo por parte de un vehículo policial” cuando habían llegado ya a las inmediaciones de la carretera a Granda en Nuevo Roces, según explican desde la Jefatura.

Disposición judicial

Lejos de que el choque con los vehículos policiales les neutralizara, los dos individuos emprendieron la huida a pie por las inmediaciones del barrio de Nuevo Roces, pero fueron detenidos inmediatamente por los agentes actuantes y trasladados a dependencias policiales antes de acabar siendo puestos a disposición judicial.

Los hechos protagonizados por estos individuos podrían constituir los delitos de daños, lesiones y otro delito contra la seguridad vial por la conducción temeraria llevada a cabo en su huida por las calles de la ciudad. Además, si durante la persecución llegaron a amagar en algún momento con embestir a los agentes que les seguían en sus coches también podría ser constitutivo de un delito de atentado a agente de la autoridad.

En el mes de febrero, otro individuo fue detenido por la Policía después de protagonizar una huida en coche desde la Carretera Carbonera hasta la calle Genaro Suárez Prendes (en Nuevo Roces), llegando a azuzar a su perro para que mordiera a los agentes y así evitar su detención. Y en mayo del pasado año otra mujer llegó a embestir a los agentes a la altura de la rotonda AS-II, donde está ubicado el desguace Cañamina.

Las claves

  • Aviso. Un hombre llama a la Policía para avisar de que dos hombres están provocando daños en un coche estacionado en la calle Muros de Galicia.
  • Daños. El alertante afirmó que también le habían agredido a él con una especie de bastón, y en lo que ofrecía una descripción de los dos sospechosos, éstos pasaron en coche. 
  • Persecución. Los policías iniciaron la persecución, con señales acústicas y luminosas para intentar que los dos sospechoso detuvieran la marcha. También alertaron por radio al resto de dotaciones. 
  • Detención. Los dos delincuentes hicieron caso omiso a las indicaciones, generando situaciones de peligro hasta su detención en Nuevo Roces.

Compartir el artículo

stats