Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El camino de la Tejerona, cerrado desde el mes de noviembre por un argayo, reabre al tráfico

La constructora que causó el derrumbe durante las obras de un edificio completa los trabajos tras siete meses y multitud de quejas vecinales

Paso de peatones recién pintado en el camino de la Tejerona. | F. Rodríguez

El camino de La Tejerona reabrió ayer el paso al tráfico rodado después de que los responsables de la empresa constructora que se encuentra edificando en la zona –y por cuyas labores se produjo un argayo en la acera en noviembre del año pasado– completase las labores de reparación exigidas por el Ayuntamiento. El propio concejal de Obras Públicas, el socialista Olmo Ron, supervisó la retirada de las vallas que impedían el paso ayer por la tarde.

El problema surgido en esta vía de Ceares se originó a finales del mes de noviembre, cuando buena parte de la acera se hundió de noche en la confluencia entre el camino de La Tejerona y la calle Duque de Rivas, lo que obligó a intervenir a la Policía Local para vallar la zona.

El Ayuntamiento, a través de disciplina urbanística, se exigió a la empresa constructora la reposición de la acera, la calzada y una parte de la red de saneamiento que pasaba por debajo de la zona afectada. "Ha habido muchos retrasos y se ha dilatado todo más de la cuenta para los pocos metros que tenían que repararse. Esperábamos más agilidad, porque cortar ese carril generaba inconvenientes a los vecinos de La Tejerona. El Ayuntamiento tuvo que estar muy encima y entendemos las quejas vecinales, porque hasta casi llegar julio no se ha solucionado", explicó ayer Olmo Ron.

Entre los impedimentos del retraso en la reparación del camino, además, estaba la modificación del trayecto de la línea 16 de autobús, que tuvo que ver modificado su recorrido y que, tras la retirada de las vallas de ayer, podrá recuperar el itinerario habitual.

Los vecinos de la zona, y en especial desde la plataforma "Esto ye Ciares", llegaron a realizar distintas movilizaciones para exigir la reparación del camino de La Tejerona ante los retrasos que se estaban produciendo al no haber entendimiento entre la empresa constructora y el Ayuntamiento. El retraso de materiales y otros conflictos tampoco ayudó a aligerar las labores que ayer llegaron a su fin con el pintado del paso de peatones y otras marcas de circulación. "Siete meses después, tras dos concentraciones vecinales, multitud de protestas y miles de euros en multas tras sanciones del Ayuntamiento, al fin la promotora Inmunorte finalizó la obra de reparación de la acera y la calzada", celebraban ayer desde la plataforma vecinal.

Compartir el artículo

stats