Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noche ecléctica en Gijón con "Crystal Fighters"

El grupo anglo-español ofrece un espectáculo "movido" en la playa de Poniente, en el que sonaron éxitos como "Love Is All I Got" o "Follow" para jóvenes y mayores

29

En imágenes: Concierto de Crystal Fighters en Gijón Fernando Rodríguez

Con unos minutos de retraso respecto a la hora prevista, que aumentaron más si cabe las ganas de fiesta de los asistentes, "Crystal Fighters" se aupó al escenario de Poniente para dar por iniciado el concierto, enmarcado en la Semana Grande gijonesa. La banda anglo española de música indie y electrónica arrancó su show con una magistral demostración con la txalaparta, instrumento tradicional del País Vasco. Fue el comienzo de una actuación en la que el grupo hizo gala de su repertorio más distinguido, que deleitó a una multitud ávida de música. Es el caso de Alejandro Ordiales e Ignacio Michelón, que minutos antes de las once de la noche ya esperaban con ganas de que en Poniente sonara la música. Era el primer concierto de "Crystal Fighters" al que acudía Ordiales, que deseaba ver en persona a una banda cuyas canciones suele escuchar en las plataformas digitales. Sin embargo, Michelón no era un debutante en shows del grupo. "Me gustó muchísimo la primera vez que los vi y espero algo parecido esta noche", comentaba poco antes del espectáculo. "Es música muy movida", destacaba Michelón.

Dos integrantes de la banda tocan la txalaparta para comenzar el show. Fernando Rodríguez

La primera canción que sonó en Poniente fue "I love London", que la multitud acompañó con palmas para entrar en sintonía con un show que dio para mucho. Sebastian Pringle, líder y vocalista de "Crystal Fighters", pedía la colaboración general para acompañar la canción. "Qué placer estar aquí con todos ustedes", proclamaba Pringle, que hizo su entrada al escenario sobre un monopatín. Con "Follow", tema que provocó los saltos de parte de la multitud, incluso se animó a bajar para sentir el calor de un movido público, entre el que se encontraba un gran fan de la banda como Julio Álvarez, que asistió al concierto con su sobrina María Rodríguez. "Los llevo siguiendo un tiempo y los vi en algún festival", afirmaba Álvarez. "Son muy eclécticos", señalaba un Álvarez que expresó su gusto por la variedad de estilos que pregona "Crystal Fighters". Su sobrina María no conocía al grupo, pero la Semana Grande le ha permitido familiarizarse con él. "Se fía de mi criterio musical", bromeaba su tío.

"¿Cómo vamos?", preguntaba Sebastian Pringle a Gijón antes de dar paso a la siguiente canción, que fue "Yellow Sun". Una de las que la coreó fue Lucía Cobos, fanática del grupo que vino desde Avilés para formar parte del espectáculo. "Es el primer concierto de ellos al que vengo", contaba Cobos, a la que le atrae la "mezcla de estilos" que propone la banda inglesa-española. "Son hippies, indies... muy coloridos", aseveraba la avilesina, cuyos temas favoritos son "Plage" y "You & I".

"¿Quién cree en el amor?", cuestionaba Pringle, ante lo que muchos asistentes levantaron la mano. Como no podía ser de otra manera, "Love Is All I Got" fue la canción que sonó tras esa pregunta. Con "Bridge of Bones", los presentes sacaron sus teléfonos móviles para alumbrar una noche de música con la que "Crystal Fighters", mediante sus múltiples registros, hizo vibrar a Poniente.

Compartir el artículo

stats