Los hoteles y los pisos turísticos de Gijón apuestan por "el llenazo" en el puente de diciembre

El sector cree que es "pronto" para notar el AVE, pero vaticina un "boom" de las escapadas: "Se puede venir desde Madrid al salir del trabajo"

Un grupo de turistas en las «Letronas». | Juan Plaza

Un grupo de turistas en las «Letronas». | Juan Plaza / Pablo Palomo

M. C.

Hoteles rondando ya el 60 por ciento de ocupación, si no llenos, y las reservas echando humo en algunas empresas dedicadas a la gestión de pisos turísticos. Buenas son las perspectivas, en términos generales, en el sector turístico gijonés de cara al súper puente de diciembre, que este año cae del 6 al 10. Esta buena tirada festiva coincidirá ya con el AVE a pleno rendimiento en Asturias, ya que el primer viaje se realiza el 30 de este mes, es decir, este jueves. No obstante, el impacto de la apertura de la Variante de Pajares solo se ha notado de forma muy puntual, casi residual, en las reservas para los primeros días del último mes del año. Hay algunos clientes que ya preguntan por la estación, pero son los menos. Si bien, pese a que la mayoría de los actores creen que es "muy pronto" para evaluar el efecto del AVE, la mayoría tiene claro que la mejora de las conexiones con Madrid implicará un "boom" del turismo de escapada de los fines de semana. "Los madrileños pueden salir un viernes de trabajar y llegar fácilmente a Asturias", apuntan responsables del sector.

Montse Cañón es la directora del hotel NH de Gijón, un complejo puntero al pie de la playa de San Lorenzo que cuenta con 64 habitaciones. El hotel se encuentra por estas fechas ya al 60 por ciento de ocupación de cara al puente de diciembre. "Las perspectivas son buenas. Creemos que va a haber mucha reserva de última hora", explica Cañón. "Este año el puente pilla muy bien, y si hay buen tiempo la gente se va a repartir mucho durante el fin de semana", analiza. La directora del NH tiene claro lo que significará la llegada del AVE. "Indudablemente, nos va a beneficiar", concreta. Sí que matiza que, de cara a estos días festivos de diciembre, "es muy aventurado" hacer predicciones sobre sus efectos. Cañón cree que el AVE puede generar en Gijón un efecto parecido al que ya se ha vivido en otras ciudades como León, donde se aprecia, sobre todo los sábados y domingos, mucho movimiento en el barrio Húmedo. "Mucha gente va y pasa muy buen fin de semana", apostilla.

René Reyero está al frente del hotel Los Campones, en Tremañes. Es uno de los establecimientos de referencia en viajes de empresa. Si bien, de cara a este puente este hotel de 31 habitaciones ya está completo. Y no por viajes de trabajo precisamente. "Para esas fechas son todo turistas", desvela el director. Su hotel se ha llenado justo en estos días de atrás. "Hemos tenido una auténtica oleada de reservas y es todo gente que viene a hacer turismo. De los clientes habituales de empresas no tenemos ninguno", matiza. Reyero es de los pocos que ya ha notado el efecto del AVE. "Creo que para enero o febrero el cambio se va a notar para muy bien", valora.

Parecido piensa Ana Flórez, del hotel Don Manuel, ahora cerrado por obras pero con intención de abrir en los primeros días de diciembre si todo va bien. "Habrá un boom de las escapadas y beneficiará sobre todo a los restaurantes y comercios", dice. Los hoteles más pequeños también parten con buenas previsiones. "Del seis al nueve ya estamos completos", afirma Andrés Ramírez, del hotel Myro, en Cimadevilla, convencido de que el AVE tenga su impacto. "La gente apuesta por estos medios de transporte tras la pandemia, dado los altos precios de la gasolina", remarca. "Estamos casi completos, lo cual es positivo porque nos ayuda a repuntar un noviembre que ha sido flojo", relata, por su parte, Adela Vincelle, del hotel La Polar, en la avenida de José Manuel Palacio.

Élida Suárez, directora del hotel El Môderne, maneja perspectivas más modestas. "Por estas fechas, lo vemos algo flojo", anuncia. No quiere decir eso que el establecimiento de la calle Marqués de San Esteban no confíe en repuntar en los próximos días. Como Cañón, Suárez también apuesta por las reservas de última hora. "Confiemos en que en esta semana y media que queda se activen las reservas", dice. Suárez, buena conocedora del sector, se fija en la nieve ya que las escapadas para practicar deportes de frío, puntualiza, son planes con mucho tirón para estas fechas. "Competimos contra ella", valora.

Respecto al AVE, apunta que "a día de hoy, no se nota. Además, estos meses siempre suelen ser complicados. La esperanza del sector es que tenga efecto. Creo que se notará sobre todo de cara al mes de marzo", valora. La directora de El Môderne aporta un interesante matiz a la cuestión. Pone encima de la mesa la hipótesis de que la alta velocidad ferroviaria, aún teniendo su efecto, no sea tan determinante como se cree en un principio. La razón que expone Suárez es que los viajeros que opten por el tren sean los mismos que de todos modos iban a viajar al Principado, solo que usando el coche personal u otro medio de transporte. "Quizás solo cambie la forma de viajar", se cuestiona.

Los pisos turísticos, a tope

Encontrar un piso turístico en Gijón de cara al puente de diciembre también apunta a ser misión imposible. Silvia Martínez es la directora de Silastur, que cuenta con cerca de cien inmuebles de este tipo en la ciudad. "Estamos prácticamente al cien por ciento, salvo alguna casa de las grandes que aún nos queda libre", apostilla. Martínez también cree que es pronto para valorar el efecto del AVE. "El turismo de escapadas va a crecer, seguro. La gente de Madrid va a poder salir el viernes de trabajar y llegar aquí de forma cómoda", analiza. Una tesis similar tiene Julián Acle, gerente de la firma Alquileres Vacacionales Gijón. "Tenemos 32 pisos y creemos que vamos a llenar los 32", asegura. "Nos queda poco libre para el puente, pero sí que es cierto que hemos tenido que bajar un poco los precios", remata Acle, sobre un puente de diciembre que apunta a muy bueno, como aperitivo a unas nuevas Navidades.

[object Object]

La mejora de los resultados económicos del sector hotelero gijonés solo fue superada en la España Verde por la de Bilbao



Gijón recibió el pasado mes de octubre el mayor número de turistas de la última década, con un incremento porcentual de dos dígitos respecto a años precedentes y con un aumento en los ingresos de los establecimientos hoteleros aún más sustancial, debido al aumento de los precios por noche. En total, el número de visitantes en la ciudad el mes pasado alcanzó las 143.583 personas, de las que 94.364 se alojaron en el concejo, mientras que el resto fueron excursionistas que la visitaron, pero sin pernoctar en ella.

Se trata de un incremento del 19,1% respecto a los 120.236 turistas que visitaron Gijón en octubre del año pasado y del 11,44% respecto a las personas que vinieron a Gijón en octubre de 2019. Se sobrepasa incluso la cifra más alta alcanzada hasta ahora en un mes de octubre, en 2016, cuando llegaron a la ciudad 135.634 visitantes.

El mes de octubre no solo fue bueno en cuanto al número de personas que visitaron la ciudad, sino también en cuanto a los resultados económicos para el sector hotelero, que fue el segundo de toda la España Verde en el que más creció porcentualmente su facturación respecto a octubre de 2022, con un 35,4% más, cifra solo superada por Bilbao. La facturación del sector superó el mes pasado los 3,5 millones de euros, un 30,6% más que en octubre de 2019.

Ese incremento en la facturación del sector hotelero en la ciudad está en linea con lo que se está experimentando a lo largo de todo el año, con un 25,9% de incremento de la facturación en los diez primeros meses del año, donde recaudaron 25,9 millones de euros solo en concepto de alojamiento, es un porcentaje que únicamente ha quedado por detrás de Bilbao. El nivel de mejoría de Gijón tanto en los datos hoteleros de octubre como del conjunto del año, ha sido sensiblemente superior al de ciudades como San Sebastián, Santander, Coruña, Santiago de Compostela y Oviedo, así como del resto de Asturias.  

La mayor ocupación, con un 15,1% de pernoctaciones más que el año pasado, y el aumento de los precios, en un 5,9%, explican ese crecimiento en la facturación. Algo menos de la mitad de las plazas hoteleras de Gijón estuvieron ocupadas entre semana, pero los fines de semana del pasado octubre solo quedaron libres tres de cada diez habitaciones; más de un 70% de ocupación. La media del mes fue de un 53,7% de ocupación hotelera, la mejor cifra de la serie histórica en un mes de octubre.

En cuanto al origen de los visitantes, el grupo más numeroso en octubre fue el de personas procedentes de Madrid, que aumentaron en más de un tercio respecto a octubre de 2022. La mayor parte de los visitantes son nacionales.

Los datos de octubre son un exponente de la recuperación del sector turístico este año, en el que se están superando por primera vez las cifras previas a la pandemia del coronavirus. 

La vicealcaldesa y concejala del área, Ángela Pumariega, resalta que «los datos de actividad turística desde el inicio del verano hasta ahora nos muestran que la reactivación del sector turístico tras la pandemia ya está plenamente consolidada y se aprecia incluso una tendencia al alza. Y, en concreto, los buenos resultados del mes de octubre resultan especialmente importantes para Gijón, porque se trata de un mes de fuera temporada, una época en la que hay mucho margen de mejora en cuanto a actividad turística y en la que el aumento de los visitantes y la actividad turística es sostenible para la ciudad, porque no se ve sobrepasada, como quizás sí ocurriría de darse estos porcentajes de subida en los meses de verano».

La vicealcaldesa agrega que «la apuesta del Ayuntamiento de Gijón va a seguir en esta línea de crecimiento enfocado hacia estos meses de fuera de temporada alta, que son los que nos ayudan a que aumente el turismo pero de forma sostenible. Y creemos que las cifras del mes pasado confirman el acierto de esta apuesta. Si los empresarios y emprendedores del sector ven consolidados estos buenos indicadores de forma más extendida a lo largo del año, el turismo se va a consolidar a su vez como un nicho de oportunidades empresariales. Y eso supone, en definitiva, mayor creación de riqueza y de puestos de trabajo en Gijón».

En los diez primeros meses del año, Gijón recibió 1.466.327 visitantes, un 23,1% más que en ese periodo año pasado, pero también un 4,4% más de 1,40 millones de visitantes de los diez primeros meses de 2019 e incluso por encima de la mayor cifra registrada en la última década, en 2017, con 1,42 millones de visitantes.

La mayor parte de las personas que visitaron la ciudad entre enero y octubre, 985.396, se alojaron en Gijón, mientras que los otros 480.931 no pernoctaron en la ciudad. El número total de pernoctaciones superó los 4,9 millones. De ellas, 1,21 millones lo fueron en alojamientos turísticos, máximo histórico en Gijón, con incrementos del 22,2% en la ocupación hotelera, del 12,5% en la de alojamientos extrahoteleros y del 10,9% en la de los pisos turísticos. El crecimiento de los pisos turísticos en los últimos cuatro años es lo que ha permitido superar los datos de 2019 donde el nivel de ocupación hotelera fue ligeramente superior al de este año.