Entrevista | Mónica Alario Gavilán Investigadora, nombrada «Comadre de Oro»

"Hay que atajar la pornografía de forma radical"

"Es todo un honor que mujeres tan poderosas y vanguardistas como ‘Les Comadres’ me hagan este tipo de reconocimientos"

Mónica Alario.

Mónica Alario. / Nico Martínez

Nico Martínez

La licenciada en Filosofía y doctora en Estudios Interdisciplinares de Género Mónica Alario Gavilán (Madrid, 1991) define como "un honor" convertirse en "Comadre de Oro" de la Tertulia Feminista "Les Comadres" –recibirá el galardón en la tradicional cena del colectivo, prevista para el próximo 8 de febrero– por su constante investigación sobre el impacto de la pornografía en la sociedad.

–¿Qué significado tiene para usted recibir este galardón de "Les Comadres"?

–Estoy muy emocionada porque es un premio que llevan dando desde antes de que yo naciera. Lo tienen mujeres que son unas auténticas referentes, con las que he aprendido y crecido, a las que he admirado y sigo admirando. Me parece superemocionante, estoy muy agradecida y sigo un poco incrédula.

–¿Supone un impulso para seguir con su labor?

–Por supuesto que sí. Es un reconocimiento muy importante a una trayectoria de trabajo que no es muy larga, pero sí ha sido muy intensa. Tengo 32 años, he hecho la tesis y posteriormente he publicado el libro "Política sexual de la pornografía", que es la tesis hecha para formato divulgativo. Este reconocimiento es una puesta en valor de todo este trabajo y, por supuesto, anima a seguir profundizando y dándole voz a este tema.

–¿Qué más premios ha recibido por su trabajo?

–He recibido el primer premio de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género a tesis doctorales sobre violencia contra las mujeres. Y también el premio extraordinario de doctorado que da la Universidad Rey Juan Carlos.

–¿Qué caracteriza a su publicación?

–Es una crítica desde el feminismo radical a la pornografía como un brazo más del patriarcado, que reproduce la desigualdad y la violencia contra las mujeres. La tesis lo que trabaja es la influencia de la pornografía en la construcción del deseo sexual masculino y los posibles vínculos que eso tiene con la violencia sexual contra mujeres y niñas.

–¿Cómo valora la labor de la Tertulia Feminista "Les Comadres"?

–Son unas mujeres que han hecho muchísimo por la lucha de los derechos de las mujeres y les debemos mucho todos como sociedad. Su trabajo es fundamental. Han estado en la punta de lanza del movimiento feminista y a nivel social y político han tenido una capacidad de influencia inmensa. Es todo un honor que mujeres tan poderosas y vanguardistas en los movimientos sociales me hagan este tipo de reconocimientos.

–¿Ha llevado a cabo más acciones alrededor de la crítica a la violencia sexual y la pornografía?

–Aparte de la tesis y el libro, me dedico a la formación. Trabajo mucho con sectores sociales que la han demandado. Fundamentalmente, he trabajado con las secciones de igualdad de muchos ayuntamientos, con profesorado de centros educativos o distintas asociaciones feministas. Llevo desde el año 2017 haciendo conferencias, formaciones y charlas y ya he pasado de las 100. Está siendo un recibimiento muy positivo y agradecido de este trabajo.

–¿Cómo consigue relacionar la filosofía con esta cuestión?

–Una gran parte de las grandes teóricas feministas que han podido entender dónde estaba la violencia y cómo se ocultaba, venían de una formación filosófica. Según entiendo la filosofía, debe estar vinculada al mundo real para proponer cambios sociales que se muevan guiados por la justicia.

–¿Qué medidas cree que deberían tomar los gobiernos para hacer frente al problema?

–Es importante empezar por impedir el acceso tan temprano, pero creo que es insuficiente. Al final, hablamos de permitir que existan sistemas de explotación sexual. Hay que atajar la pornografía de manera radical, pero para ello es necesario un cambio social, porque a día de hoy el grueso de la población masculina no la entiende de esta manera. Por lo tanto, es difícil la actuación, pero no deja de ser necesaria.