DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jaime Torner

Biden se propone investigar el origen del covid

Con la información actualmente disponible, parece obvio que China es responsable de la pandemia

Recientemente, LA NUEVA ESPAÑA publicaba esta noticia matizando que: “El Presidente de EE UU pedía redoblar los esfuerzos ante la sospecha de que el coronavirus podía haber surgido en un laboratorio de Wuhan (China)”. Comentada la información, deseo efectuar ciertas consideraciones para aclarar si, transcurrido año y medio de pandemia, la iniciativa del Presidente Biden implica un simple postureo o indica un claro interés por revelar la verdad. Me explico:

En primer lugar, hace un año, LA NUEVA ESPAÑA publicaba un artículo de L. Alonso sobre las declaraciones del general Mark Milley (entonces Jefe del Estado Mayor del Ejército norteamericano) al periódico “The Washington Post”, admitiendo que el Instituto de Virología de Wuhan (inaugurado en Febrero del año 2015) realizaba estudios sobre coronavirus en murciélagos, con escasez de personal cualificado. De hecho, aquel día este periódico también informaba sobre una presunta “teoría conspiratoria” del senador Tom Cotton, quien consideraba esta pandemia como “fruto de un ataque deliberado con armas biológicas chinas”.

En segundo lugar, el virólogo Prof. Luc Montagnier (Premio Nobel de Medicina por descubrir el virus del SIDA), efectuó unas declaraciones grabadas en video donde aseguraba que el coronavirus de Wuhan fue manipulado en el laboratorio mediante inserción de secuencias del virus VIH (del SIDA), aunque ignoraba el propósito de dicha manipulación. Sea como sea, ha surgido un virus que muta constantemente a formas más agresivas, como la “india” o, peor aún, la reciente variante “vietnamita”.

En tercer lugar, a principios de año, miembros de la OMS investigaron este tema en China y sus resultados preliminares no fueron concluyentes por escasa transparencia del Gobierno chino. Por ello, EE UU ha pedido a la OMS otro estudio independiente sobre el origen del coronavirus causante del covid–19. Dicho lo cual, me pregunto: ¿Por qué insiste ahora el Presidente Biden en crear otra investigación sobre ese tema cuando, presuntamente, debiera conocer la respuesta?

Probablemente, Biden intenta marcarse un postureo para mantener su popularidad, aunque quizás no llegue al fondo del asunto si, según ciertas teorías que circulan por las redes sociales, afloran oscuros intereses de algunos magnates y especuladores de Wall Street (sede del poder financiero norteamericano). Evidentemente, a pesar del refrán: ”Cuando el río suena, agua lleva”, semejantes teorías deberían valorarse con mucha cautela.

En definitiva, con la información actualmente disponible, parece obvio que China es responsable de la pandemia; sea por acción o por omisión (liberación involuntaria del virus); aunque llegar al fondo del asunto implicaría zambullirse en una “piscina de pirañas”. Personalmente, dudo que se conozca el origen del covid–19 hasta dentro de varias décadas; especialmente, si el Gobierno de EE UU clasifica este dosier de “alto secreto”.

Compartir el artículo

stats